Loader
Mejora tu salud

Alarga la vida del colchón de tu cama

Darle vueltas al colchón y limpiarlo de forma habitual resulta fundamental para una mejor calidad de vida y evitar incurrir en grandes gastos

  • Por El Tiempo / GDA
  • 20 ABR. 2020 - 08:39 AM
Photo
Cambiar las sábanas habitualmente es esencial para tu salud. (Unsplash)
  • Compartir esta nota:

Tener un buen colchón es el principio para empezar a mejorar el estilo y la calidad de vida, pues lo único que garantiza el descanso total es el sueño profundo.

Para garantizar un buen dormir es ideal la elección y el uso de colchones apropiados de acuerdo con las necesidades de cada persona, ya que al comprar un producto que se ajuste a estas, se logrará mejorar la postura de la espalda evitando futuros inconvenientes como los dolores lumbares y se alcanzará el óptimo descanso, el cual es necesario para tener una mejor calidad de vida.

Cabe resaltar que no solo es primordial comprar un buen elemento para el descanso, es esencial realizar mantenimientos frecuentemente para alargar la vida útil del producto.

El cuidado está en tus manos

Dentro de las actividades que se pueden desarrollar para no tener que cambiar el producto en poco tiempo se encuentra ventilar el dormitorio y cambiar la ropa de cama constantemente para de esta manera eliminar malos olores, humedad y bacterias.

También resulta indispensable limpiar habitualmente el colchón y protegerlo con una funda, esta termina siendo una barrera que impide que el producto se vea afectado y que toque cambiarlo antes de lo pensado.

Ahora bien, si estás en proceso de escoger el compañero ideal para tu buen dormir, en el mercado hay una selección diversa de colchones como  los de espuma, de látex y el viscoelástico.

El primero se caracteriza por ser adaptable, y por tener diversos tipos de confort. Es decir, se encuentra firme, medio y suave.

A su vez el de látex es elástico y suele ser recomendado para usarlo en un somier articulado.

Por último, el viscoelástico también conocido como memory foam suele reaccionar al calor corporal y reduce los puntos de presión. Este tipo de producto permite que las personas con sobrepeso descansen óptimamente porque se destaca por contar con refuerzos acolchados, logrando un producto resistente y duradero.

A estos, se suman los tipos de una o doble cara, "los primeros se caracterizan por tener dos movimientos para conservar el elemento en buen estado, los cuales se basan en girar el producto de forma circular, mientras que los segundos tienen cuatro, ya que se pueden girar y voltear. Al realizar estas acciones se evitará tener malformaciones en el material que empeorarán la calidad del descanso", comenta Jack Castro, diseñador de colchones.

Primero tu espalda

Fabián Muñoz, fisioterapeuta especializado en columna, recomienda que, antes de comprar un colchón, la persona revise previamente el estado de la espalda.

"No se debe pensar únicamente en la parte comercial o en que a determinadas personas les sirve de ciertas características. Todos los cuerpos son diferentes, todas las condiciones de la columna son diversas, unas personas no tienen inconvenientes en esta parte del cuerpo, mientras que otras son más sensibles o han venido desarrollando problemas en esta área. Por eso existen productos que se ajustan a las necesidades de cada ciudadano. Por esta razón recomiendo sentir varios tipos de colchones para saber cuáles se ajustan más a lo que se busca", señala.

A la hora de tomar una decisión con respecto al producto ideal, es fundamental que al realizar las pruebas sobre cada alternativa el colchón se adapte al cuerpo para que la columna esté alineada a su posición natural.

Por otro lado, es clave tener en cuenta los puntos de presión para que no se duerma el músculo. Los cuales se encuentran ubicados en los pies, las rodillas, la cadera y los hombros.

Estos elementos terminan siendo los aliados perfectos, ya que deben minimizar estos puntos por medio de materiales óptimos como la espuma de memoria y los resortes encapsulados.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba