Loader
Manejo de pérdidas

Consejos para enfrentar la pérdida del hogar

Conoce cómo lidiar con el sentimiento de duelo y salir adelante

Photo
En los pasados ocho años, en la Isla se han ejecutado unas 30,000 propiedades. (Archivo)
  • Compartir esta nota:

Los efectos emocionales por la pérdida de un hogar pueden ser devastadores y, en los pasados años, esta ha sido la realidad que enfrentan miles de familias en el país. De hecho, según datos ofrecidos por la Asociación de Banqueros Hipotecarios de Puerto Rico (MBA), se han ejecutado unas 30,000 unidades en la isla en los pasados ocho años.

Las razones para estas ejecuciones han sido diversas y, en ocasiones, no responden a la pérdida de un hogar principal (según la entidad, muchas de estas ejecuciones han sido de propiedades de inversión o segundas residencias), pero, lo indiscutible es que la crisis del mercado hipotecario, unida a una creciente inestabilidad económica y laboral, ha cambiado el panorama de seguridad que reinaba en muchos hogares. Con toda probabilidad, tú o alguien que tú conoces esté pasando por este proceso en este preciso momento y los sentimientos de desesperanza y pérdida pueden haber tomado el control. Sin embargo, a pesar de lo que supone perder no solo una casa, sino un hogar, con todo lo que esto implica, según la doctora Norma Piazza, psicóloga clínica y tanatóloga certificada, sufrimos pérdidas todos los días, siendo, quizás la más significativa en nuestra cultura la pérdida de la vida.

La doctora Piazza explica que, además de la pérdida de la vida, existen otros tipos de pérdida como son las emocionales o amorosas, las personales y las materiales, por mencionar algunas. Dentro de las pérdidas materiales se encuentra la pérdida del hogar, la cual, al igual que la mayoría de las pérdidas, afecta todas las dimensiones del individuo, produciendo sentimientos de desesperanza e impotencia, ansiedad, estrés, tristeza, preocupación, falta de concentración y problemas cognitivos, así como síntomas físicos que se pueden manifestar como palpitaciones, falta de respiración y dolores de cabeza, entre otros.

Existen varios marcos teóricos que explican el proceso de duelo, pero todos describen el estado de shock o incredulidad que produce la situación como un elemento común. Sin embargo, con algunas diferencias, se pueden identificar las siguientes etapas:

1. Etapa de negación: En esta, la persona suele actuar como si no pasara nada, para distanciarse de su realidad.

2. Etapa de ira: Desemboca en el enojo hacia todo y todos, incluyéndose a uno mismo.

3. Etapa de negociación: Equivale a un último esfuerzo para encontrar un alivio al dolor que produce la pérdida.

4. Etapa de depresión: La persona se aísla y siente miedo, tristeza e incertidumbre por lo que ocurrirá.

5. Etapa de aceptación: Se acepta lo que implica la pérdida y se aprende a vivir con esta.

¿Qué se puede hacer para manejar la pérdida de un hogar?

La doctora Piazza hace las siguientes recomendaciones:

1. Haz un ejercicio de introspección y reconoce lo que estás sintiendo.

2. Busca apoyo emocional para poder trabajar con el proceso sin que te invada el sentimiento de miedo y no te sientas solo. Esto incluye buscar el apoyo de un psicólogo o tanatólogo para recibir estrategias que te ayuden a lidiar con el proceso.

3. Trata de entender que es una situación que necesita trabajarse para saber qué va a pasar y dar un paso adelante.

4. Encuéntrale un sentido a la vida. Cada situación tiene un propósito.

5. Comparte lo que sientes con tus allegados. Usualmente, compartimos las alegrías, pero no el dolor. Si alguien que conoces está pasando por el proceso de ejecución del hogar: escúchalo, permítele llorar, no lo culpes, dile simplemente “estoy aquí”.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba