Loader
Mejoramiento personal

Cristales de cuarzo: energía para sanar

Han sido utilizados desde tiempos inmemoriales para sanar física, emocional y espiritualmente

Photo
clave del uso de los cristales de cuarzo incluyen la atención plena y el misticismo. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

El cuarzo es un mineral incoloro en su estado natural y de gran dureza, compuesto de óxido de silicio. Es, además, uno de los minerales más abundantes de la corteza terrestre, pudiéndose encontrar diferentes tipos como la amatista, el cuarzo rosa, la hematita (gris brillante) y el sodalite (el cuarzo azul).

Según explica la reverenda Conchita Rodríguez Arrillaga, quien practica la sanación con cristales de cuarzo hace 30 años, estos han sido utilizados desde épocas inmemoriales como un recurso para alcanzar la sanación física, emocional y espiritual. De hecho, si bien no existe evidencia científica abundante ni contundente que avale esta noción, está documentado que diferentes culturas —desde el antiguo Egipto hasta los indígenas americanos— han usado los cristales de cuarzo para varios propósitos, amparándose en sus propiedades energéticas y curativas.

En varias instancias, estos han sido considerados, además, como piedras sagradas, usadas para protección y para desarrollar la intuición, por lo que reyes, emperadores y religiosos las han usado como adornos y también para que les impartieran sabiduría para actuar inteligentemente.

“Los antiguos conocían los misterios que oculta el reino mineral y sabían que las piedras tenían poderes especiales”, explica Rodríguez Arrillaga, quien es miembro de la National Federation of Spiritual Healers of America, una organización fundada en la década de 1950 “para coordinar, proteger y avanzar el trabajo de la sanación espiritual”.

Añade que cada cristal tiene una energía o frecuencia vibratoria diferente, además de que puede estar conectado a los chakras del cuerpo, que son descritos como puntos o centros de energía que potencian la energía vital o el prana.

Una experiencia trascendental

Antes de ordenarse como reverenda y trabajar como sanadora energética, Rodríguez Arrillaga tuvo una exitosa y productiva carrera en el sistema universitario de la Universidad de Puerto Rico y, más adelante, en la Administración de Fomento Económico. Es para ese entonces, a finales de la década de 1980, que comienza su búsqueda espiritual e inicia el estudio de la metafísica y de las propiedades de los cristales de cuarzo. A la par, era la copropietaria y presidenta de Canteras de Puerto Rico, Inc., una compañía fundada por su padre y en la que tendría su primer acercamiento al conocimiento y al amor por la geología. Un viaje a Jacumba, California, le llevaría a descubrir su misión de vida.

“En aquel verano de 1988 yo no conocía de los cristales de cuarzo”, recuerda, al indicar que, en ese lugar, donde abundan “rocas gigantes que emanan una frecuencia vibratoria muy alta”, recibió su primera terapia de sanación con estos cristales.

“Esa terapia cambió mi vida, había tenido un renacer y quería cambiar todo”, señala, y agrega que con los cristales de cuarzo, “encontré otro mundo que tiene que ver con el espíritu. No hay nada que no sea espiritual… somos pura energía y esa energía, dependiendo de cómo la transformes y cómo la lleves, es lo que eres; es lo que puedes dar y lo que puedes recibir”, detalla, para agregar que “esta es mi misión de vida”.  Al hablar sobre su visión, Rodríguez Arrillaga asevera que los cristales de cuarzo ayudan a transformar la vida de las personas con su energía vibratoria.

Más allá de la Nueva Era

En un momento, el uso de los cristales de cuarzo para propósitos curativos o para balancear los estados emocionales y psíquicos de las personas formaba parte de lo que se conoció, en las décadas de 1970 y 1980, como la Nueva Era. Sin embargo, aún hoy día, su utilización continúa generando críticas en algunos y un gran apoyo entre otros. Pero, como suele suceder en el campo de lo espiritual (metafísica), el resultado depende de la perspectiva con que se mire o, lo que es lo mismo, del ojo del observador.

Por eso, como parte de una terapia dentro de la medicina complementaria y alternativa en la cual se transmite energía a través de un objeto, en este caso los cristales de cuarzo, sus proponentes señalan que las piedras y los cristales siguen siendo un instrumento útil para quienes creen en los beneficios potenciales de las frecuencias vibratorias de estos y su relación con los estados de bienestar integral.

Aunque es importante recordar, que, como cualquier otra terapia complementaria y alternativa, el uso de los cristales de cuarzo no debe sustituir el cuidado médico, es claro que, como señala el informe “Emerging Trend: New Fortune Telling”, de World's Global Style Network (WGSN), una compañía dedicada a establecer tendencias mundiales sobre diferentes temas, "el misticismo está regresando a la palestra pública y los servicios en el área de la espiritualidad están teniendo un gran impacto en los estilos de vida y en el sentido de conexión personal y de autocontemplación de los individuos”.

Usos de los cristales de cuarzo

Por sus propiedades piezoeléctricas, pequeñas piezas de cristal de cuarzo se utilizan a diario para hacer funcionar equipos electrónicos como relojes, radios, televisores, juegos electrónicos y computadoras, entre otros, explica Rodríguez Arrillaga, quien fundó el Santuario de los Cristales de Cuarzo. La piezoelectricidad se refiere a la capacidad del cristal de cuarzo de convertir una fuerza mecánica en una energía eléctrica, y una energía eléctrica en una fuerza mecánica.

De otra parte, de acuerdo con el informe de WGSN, otros elementos clave del uso de los cristales de cuarzo incluyen la atención plena (mindfulness) y el misticismo.

Por ello, hoy día, son muchas las personalidades que utilizan los cristales de cuarzo en su rutina del día a día y confían en el efecto de su energía.  Katy Perry, Miranda Kerr, Adele, Kate Hudson, Naomi Campbell, Anne Hathaway y David Beckham son solo algunas de ellas.

“Las gemas y los cristales de cuarzo tienen su propósito. Cada uno es único y, de acuerdo con su forma, color, tamaño y origen, emiten una energía o frecuencia vibratoria distinta” que puede utilizarse de varias maneras, siendo la sanación física y espiritual una de las más conocidas, explica Rodríguez Arrillaga, quien añade que esto es posible porque “los cristales de cuarzo cambian el campo energético y armonizan”.

Al enumerar algunas de las propiedades de los cristales de cuarzo y cómo usarlos, la reverenda destaca que otro aspecto importante en esta práctica es “tener convicción e intención al usarlos”. Algunas de sus aplicaciones incluyen:

  1. Ayudar al crecimiento espiritual al usarlos en la meditación. Se recomienda tomarlos entre las manos y sentirlos, concentrándose en la respiración. Puede que sientas algún tipo de sensación, como calor, aunque esto no ocurre siempre. También puedes usarlos en cadenas para recibir paz y dirección en tu vida.
  2. Ayudar a centralizarte y a equilibrar las emociones.
  3. Armonizar los chakras.
  4. Armonizar los ambientes tensos, propiciando la comunicación y la unión entre los miembros de una familia o en un ambiente de trabajo.
  5. Ayudar a tomar decisiones.
  6. Energizarte, tomando un elixir de cristal de cuarzo. Lo preparas colocando el cristal (transparente) en el agua para beberla a diario. Usar otras piedras para este propósito puede ser contraproducentes
  7. Prolongar la duración de los alimentos cuando pones el cristal de cuarzo dentro de la nevera.
  8. Desarrollar el amor propio y el equilibrio en los niños. Para esto, coloca un cuarzo rosa y un cuarzo verde en las habitaciones de los niños.
  9. Mejorar los dolores localizados, el cansancio y la falta de energía, colocándolos en las áreas donde sientes molestias. También son útiles en las terapias de masaje.
  10. Colocarlos en la cama de tus mascotas para ayudarlas a sanar y a que se sientan energizadas.

“La sanación a través de los cristales de cuarzo está basada en la energía vibratoria y rápidamente remueve las emociones dañinas del cuerpo, propiciando sentimientos de autoconfianza, amor, creatividad y paz interior”, destaca la reverenda, para añadir que, en estos momentos, la frecuencia vibratoria de luz pura que emana del cristal de cuarzo puede promover la estabilidad en todos los ámbitos que nos afectan como país. 

Creer o no creer

Con la próxima llegada de un nuevo año, muchas personas buscan anclarse en el aquí y el ahora, para alcanzar sus objetivos y continuar avanzando en su camino espiritual. El uso de los cristales de cuarzo puede ser, de acuerdo con Rodríguez Arrillaga, una excelente herramienta para lograrlo.

Según señala, para despedir el 2018, es recomendable que tengas contigo un cristal de cuarzo  para que su energía te guíe y un cuarzo rosado para que te llenes de amor propio y fortalezcas tu autoestima.

No obstante, aunque falta mucho por conocer en cuanto al valor terapéutico de los cristales de cuarzo y la mayoría de lo que sabemos se deriva de historias anecdóticas, su uso puede resultar beneficioso para quienes creen en que una fuerza superior guía sus vidas.

“Los cristales de cuarzo te pueden ayudar a recordar tus intenciones y a reconectarte con tu yo interno”, dice, Rodríguez Arrillaga, al recordar que esos sentimientos pueden mantenernos más felices y saludables.

Detalles para tomar en consideración

Para escoger el cristal adecuado: puedes hacerlo por su color y forma, más que por la necesidad particular que desees trabajar. Entre las piezas disponibles, elige aquella que te llame la atención y te haga sentir más identificado. La intuición juega un papel fundamental en este proceso.

Para limpiar los cuarzos: solo necesitas enjuagarlos con agua del grifo. Dales las gracias y visualiza una luz violeta. También puedes ponerlos bajo el sol intenso.

Para cargarlos o ponerles la intención: toma cada cuarzo individualmente y libera tu mente de pensamientos negativos. Luego, exprésale tu intención en voz alta. Mientras más tiempo lo tengas contigo, más se irá adaptando a tu energía.

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba