Loader
El sexo seguro es vida

El sexo no muere con la edad

Existen maneras para mejorar la vida sexual de las personas de la tercera edad

Photo
La realidad es que el sexo tiene que ser un mecanismo de placer para satisfacer una de las necesidades del ser humano. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Una de las necesidades primarias del ser humano, que se tiene que satisfacer mientras la persona esté viva, es el sexo. Así lo expresó la experimentada sexóloga, doctora Carmita Laboy, quien hizo hincapié en que para disfrutar del sexo no importa la edad y que existen múltiples alternativas para ajustarse a las condiciones físicas de cada persona. Eso sí, hay que hacerlo de forma segura y tomando todas las precauciones para evitar enfermedades.

¿Cuál es la importancia de tener sexo seguro?

“La misma que tiene para la generación más joven. El sexo seguro es vida. Te tienes que garantizar tu seguridad de vida, sin la necesidad de privarte de una necesidad inherente del ser humano que es el placer sexual. Las dos pueden correr paralelas, no tienen que ser una abstinencia para evitar los riesgos, y tampoco tiene que ser un al garete para entonces estar lamentando. Pero no se puede contar con eso no se puede lograr eso sino se empieza a dar información e información nueva. Hay que romper con todos los paradigmas que trae. Los baby boomers no vienen con información y no vienen con la disciplina de buscar la información. Es responsabilidad de los medios, del Gobierno, de las organizaciones no lucrativas, organizaciones que trabajan con esa población en términos de salud de llevar esa educación, desde la perspectiva correcta, no solamente farmacológica. También hay que hablar de ese derecho que tienen a ese placer sexual que es beneficioso en término físico, mentales, emocionales. Eso tampoco se habla. Y hay que hablarlo.

Los beneficios de la salud que no se tocan. En términos de que cada vez que existe el placer sexual en el cerebro de todos nosotros se activa la dopamina. Y esto trae muchos beneficios para que se sientan contentos, motivados, enfocados, atentos, es un antidepresivo natural. No importa la condición de salud que tengan, estos tratamientos los ayuda a ellos en términos individuales”.

¿Qué consejos daría a los baby boomers para tener mejor vida sexual?

“Ciertamente, en la edad de los baby boomers el estímulo sexual es otro y es una de las cosas que hay que educarse al respecto. Ahora hay que enfocarse más hacia lo que es la caricia, los besos, el tocarse, el abrazarse. Compartir otros momentos juntos que no necesariamente tenían que ver con el coito. Es todo aquello que le provoque placer sexual. A la larga la intensión es eso. El sexo está para provocar placer.

La realidad es que el sexo tiene que ser un mecanismo de placer para satisfacer una de las necesidades del ser humano, mientras se expire y respire. La invitación es que reconozcan que primero tienen que hablar de lo que les está pasando y buscar ayuda médica. Que no vaya solos a las consultas. Esa ayuda me dice tiene que venir acompañada de terapias que se transformen esos pensamientos y se haga esas nuevas redes hormonales, que van a provocar el deseo. La dopamina provoca deseo sexual, para acabar de completar su dicha”.

¿Qué debería ser la conducta normal en cuanto al sexo en la tercera edad?

“Lo normal que es que abuelo o abuela o mami o papi estén activos sexualmente por el bien de todos. Si empezamos a ver ese acto sexual como un beneficio a la salud, como un antídoto, para contrarrestar los achaques de la vejez y los malos pensamiento, entonces estaríamos dando un paso al frente.

La realidad es que este país está en las manos de los baby boomers, porque somos mayoría, y tenemos una responsabilidad grande. Hay que cambiar la mentalidad, para que toda esta población se levante de sus sillitas y dejen de jugar dominó, muevan su cuerpo y se pongan a hacer. Esto incluye el sexo. Disfrútalo, ya que del sexo no se renuncia jamás”.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba