Loader
Relájate de verdad

Estos cinco consejos ayudan a desconectarse de verdad durante las vacaciones

Utilizar lo menos posible las redes sociales y el correo, disfrutar de las actividades favoritas que se han dejado de lado y disminuir el ritmo de trabajo los días previos son algunas herramientas que permiten relajarse

  • Por El Mercurio / GDA
  • 13 FEB. 2020 - 07:00 AM
Photo
El tiempo de calidad hacia uno mismo implica alternar entre las salidas sociales y el tiempo a solas. (Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Regresar de las vacaciones y estar más cansado que antes es una sensación que se ha vuelto común, aseguran psicólogas entrevistadas. Una razón, explican, es que las personas no logran desconectarse totalmente durante este período, en algunos casos, por temas de trabajo.

De hecho, una encuesta realizada el año pasado en Chile por Trabajando.com arrojó que el 45% de los encuestados no se desconecta 100% de su empleo durante las vacaciones.

Aquí, expertas del área entregan recomendaciones para relajarse de verdad durante los días libres:

1. Preparar al cerebro

"No existe un botón para apagar al cerebro y otro para encenderlo en modo vacaciones, es decir, la mente tiende a quedarse unos días conectada al trabajo", asegura Dominique Karahanian, académica de psicología de la U. Mayor.

Por eso, dice, se debe preparar al cerebro los días anteriores al inicio de las vacaciones para entrar en un período de descanso.

Una buena forma de hacerlo es ir bajando la intensidad del trabajo de a poco, agrega Solange Anuch, psicóloga de Clínica Alemana. "Se recomienda ir cerrando temas importantes e ir disminuyendo el ritmo, en la medida que se pueda", comenta Anuch.

De acuerdo con las expertas, también funciona empezar a escribir qué cosas se quieren hacer durante las vacaciones, como  una forma de ir entrando mentalmente a este período. "Además, es bueno ir preparando al equipo de trabajo días antes de las vacaciones para cualquier contingencia, de manera que podamos sentirnos más tranquilos", aconseja Anuch

2. Ser flexible

Las expertas recomiendan desarrollar una aptitud de apertura frente a los imprevistos. Esto implica plantearse objetivos generales y no específicos antes de que empiecen los días libres.

"Si bien hay una rutina preestablecida, la idea es que se tengan objetivos generales y no ir con agendas muy rígidas, porque eso suele generar más estrés que relajo en las vacaciones", dice Anuch. Y da un ejemplo: "Lo mejor es plantearse ideas generales, que pueden ser conocer, descansar o encontrarse con amigos".

Según la psicóloga, unas vacaciones con agendas muy rígidas implican una sensación de control que, si se pierde, genera frustración. "Si hay una lluvia o alguien se enferma y esas cosas impiden llevar a cabo cierto plan, entonces se pierde el control y se genera una sensación de incomodidad que termina por generar más cansancio", explica.

3. Hacer una depuración digital

"El problema de las pantallas y las redes sociales es que no permiten el descanso de la mente, algo realmente importante en vacaciones", comenta María Elena Montt, psicóloga de Clínica Las Condes.

Su recomendación es mirar lo menos posible el correo y redes sociales, como Twitter, la cual brinda acceso a muchas noticias, lo que puede ser un factor de angustia. "De lo contrario, te conectas con lo que pasa afuera o con el trabajo y eso puede generar estrés", explica Montt.

Además, dejar a un lado la tecnología, permite conectarse mejor con los otros en la vida real y eso genera una sensación de relajación y disfrute que tanto se busca en ese período, asegura Ana María Rodríguez, psicóloga de Clínica Universidad de los Andes.

Respecto del correo asociado al trabajo, su consejo es dejar un mensaje automático, notificando que se está de vacaciones y, en la medida de lo posible, dejar una vía de contacto con otra persona para asuntos de emergencia.

Anuch concuerda con esto. "Dejar las redes sociales por unos días es una forma de sanar las redes naturales y reales que tenemos con otros seres humanos, y eso también ayuda a conectarnos mejor con las vacaciones", comenta la psicóloga.

"Si bien el teléfono se ocupa para escuchar música o para organizar itinerarios, lo mejor es ponerse horarios y trabajar el autocontrol (de las redes sociales)", agrega.

4. Dejar tiempo para uno mismo

"Poder rescatar las cosas que nos gusta hacer y que nos parecen gratificantes genera tranquilidad y nos da esa sensación de desconexión con lo cotidiano", dice Rodríguez.

"Esto puede ir desde hacer cosas que hace tiempo no hacíamos o pensar en nuestras metas o en temas de autoestima", comenta la psicóloga.

Según explica, ese tiempo de calidad hacia uno mismo implica alternar entre las salidas sociales y el tiempo a solas. "Eso es importante porque nos podemos conectar con nosotros mismos, con el cuerpo, ver cómo nos estamos alimentando, cómo nos sentimos, y eso te ayuda a motivarte y también a desconectarte", asegura.

Además, hacer actividades que capturen nuestra atención ayuda a reducir el estrés, dice Montt. "Si te gusta pintar, pinta; si te gusta contemplar flores o caminar, hazlo", aconseja la experta.

5. Dormir lo suficiente

Todas las especialistas consultadas coinciden en la importancia de tener un sueño reparador durante las vacaciones. Este se consigue durmiendo al menos siete horas por noche.

"Un elemento esencial dentro de la reparación mental es el sueño", dice Anuch. "Muchos trasnochan, pero hay que descansar en la noche y no abusar del sueño diurno, porque ese no es reparador", asegura la psicóloga.

Otro tema importante, puntualiza, es no abusar del alcohol, ya que este altera los ciclos del sueño y su calidad.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba