Loader
Ponlo en práctica

Fin de año: Agradecer por todo lo recibido

Existen beneficios corporales que se obtienen por practicar la gratitud

  • Por La Prensa Gráfica / GDA
  • 01 ENE. 2020 - 07:30 AM
Photo
La emoción de la gratitud es un antídoto contra las emociones negativas. (Unsplash)
  • Compartir esta nota:

En este último fin de semana de la década ojalá podamos tener unos momentos para reflexionar y agradecer las bendiciones recibidas, que, si somos honestos con nosotros mismos, siempre sobrepasan a las cosas malas ocurridas.

De hecho, los científicos señalan que es bueno para la salud física y el bienestar personal tener una actitud de agradecimiento, tal como señalan los resultados recopilados en el libro "Gratitud Works", de Robert Emmons, junto con su colega Michael McCullough.

Emmons y McCullough describen el experimento que llevaron a cabo, el cual consistió en separar dos grupos de personas que habían tenido, o estaban con una depresión moderada. Al primero se les pidió que escribieran todas las noches 3 cosas sobres las cuales debería estar agradecido. Al segundo se les pidió que escribiera sobre lo que quisieran. Al finalizar el experimento, quienes escribieron cosas que agradecer, tuvieron una disminución importante en su nivel de depresión, como si hubieran tomado fármacos, pero sin los efectos secundarios.

Entre los beneficios corporales que Emmons y McCullough concluyeron, se obtienen por practicar la gratitud están: 

  1. Existe correlación entre la actitud de gratitud y fortalecimiento del sistema inmunológico, reducción de la presión arterial y mayor resiliencia ante el dolor. El agradecimiento alienta a hacer más ejercicio y cuidar mejor de la salud.
  2. Las personas agradecidas duermen mejor, disfrutan de más horas de sueño cada noche; pasan menos tiempo despiertos antes de dormirse, y se sienten más dispuestas al despertar. Por lo tanto, es recomendable pensar en cosas positivas que permitan ejercer el agradecimiento antes de dormir.
  3. La gratitud incita al perdón: Una de las cosas más difíciles es el saber perdonar, sobre todo cuando el agravio es fuerte. Sin embargo, es un hecho que la persona que no puede perdonar lleva dos cargas, la del dolor que le provocó el agravio y la del rencor y el deseo de venganza. Ser agradecidos disminuye la importancia que tiene la ofensa.
  4. La gratitud permite ser más generosos: Cuando se cae en la cuenta de las bendiciones recibidas, que por lo general no han sido por méritos propios, se es capaz de ser solidario y magnánimo con las necesidades de los demás. Ser agradecidos ayuda a usar el dinero y los talentos propios para ayudar. La emoción de la gratitud es un antídoto contra las emociones negativas, un neutralizador de la envidia, la avaricia, la hostilidad, la preocupación, la irritación, etc.

Es fundamental que agradezcamos el don gratis de la vida, pues entonces podemos ser leales con las personas, el medio ambiente y las oportunidades, tal como dice Chesterton: "La perversidad más absoluta y refinada consiste en rehusarse a todo interés por la existencia; en rehusarse al juramento de lealtad por la existencia ".

De acuerdo con Mariano Facio, Chesterton "anima a tener una actitud similar a la del patriota para con su nación: un amor fiel y operativo, que no se basa en motivos racionales, sino en la simple lealtad que surge de los hechos naturales. No hay que amar a la propia nación por alguna razón: se la ama y punto. Si los ingleses amaran a Inglaterra por el hecho de ser Imperio, dejarían de amarla cuando perdieran sus posesiones coloniales. Lo mismo nos sucede con la vida: tenemos un sentimiento natural de lealtad hacia ella. Pero esta lealtad ha de manifestarse en obras. El verdadero amor quiere mejorar el objeto amado: porque amamos este mundo, queremos mejorarlo. Y en ese sentido, hay que odiar las cosas que lo afean y proponer reformas para su mejora".

  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba