Loader
El paciente pretende "honrar el legado" de su donante

Hombre con exitoso trasplante de rostro agradece tener una segunda oportunidad: "Puedo sonreír"

Una operación de 25 horas permitió a Cameron Underwood recuperar un aspecto que le permite llevar una vida normal

  • Por El Comercio / GDA
  • 04 DIC. 2018 - 02:00 AM
Photo
Cameron Underwood (AP / El Mercurio / GDA)
  • Compartir esta nota:

"Ya tengo una nariz, una boca y, por lo tanto, puedo sonreír, hablar y comer alimentos sólidos otra vez", dijo Cameron Underwood. El hombre de 26 años, de Yuba City, California, se mostraba feliz y satisfecho con los resultados de un arduo trabajo médico, que permitieron que hoy pueda retomar su vida. En una conferencia de prensa y acompañado por doctores, Underwood celebraba el final feliz de un doloroso proceso.

El año 2016, el estadounidense atentó contra su vida. Un disparo lo dejó con la parte inferior de su cara prácticamente desintegrada. Solo 18 meses pasaron para que fuera sometido al trasplante, el tiempo más corto entre una lesión y una cirugía de este tipo, aseguró Eduardo D. Rodríguez, el doctor a cargo del procedimiento.

"Como resultado, no tuvo que lidiar con muchos de los problemas psicosociales a largo plazo que a menudo conducen a problemas como depresión severa, abuso de sustancias y otras conductas potencialmente dañinas", explicó.

Médico y paciente conversaron con periodistas el jueves pasado en el centro de salud Langone de la Universidad de Nueva York, donde se realizó en enero pasado la operación de 25 horas de Underwood, y que involucró a más de 100 miembros del personal. (AP)

Los agradecimientos al donante

A menos de un año, el hombre ya puede hablar de forma inteligible y hacer actividades que le gustan sin las miradas extrañas y preguntas incómodas de las personas. "He podido retomar muchas de las cosas que amo, como estar al aire libre, practicar deporte y pasar tiempo con mis amigos y familiares", comentó, según BBC.

"Espero volver pronto al trabajo y algún día comenzar una familia". "Ha habido tantos avances sorprendentes en la cirugía. Soy una prueba viviente de eso. Pero esto se debe solo a personas especiales como Will y su familia", agregó, refiriéndose a Will Fisher, su donante, quien falleció a los 23 años.

La madre de Fisher, Sally, posó para los fotógrafos en compañía de Underwood y Rodríguez, y dijo estar "agradecida" de que al cumplir con la decisión de su hijo de ser donante, se "le hayan dado a Cameron y a su familia la oportunidad de recuperar sus sueños".

"Ser parte de esta experiencia ha sido una fuente de fortaleza para mí durante un momento muy difícil (...) No creo que hubiera podido sobrevivir a la muerte de Will de no haber sido por Cameron. Cameron tiene toda su vida por delante, y me encanta la idea de que Willie lo esté ayudando a tener una vida mejor", explicó. Underwood, por su parte, aseguró que él y su familia agradecen esta segunda oportunidad, y que siempre van a "honrar el legado de Will".

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba