Loader
El impacto dependería del tipo de usuario

La desaparición del conteo de "Me gusta" tendría mayor impacto en los más jóvenes

Se dice que las redes sociales pueden estar alimentando una crisis de salud mental

  • Por El Mercurio / GDA
  • 08 NOV. 2019 - 08:46 AM
Photo
De acuerdo con los estudiosos, la búsqueda incesante de ‘likes’ en las redes sociales ha desatado un crisis velada de salud mental. (Mediamodifier / Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Primero fue Instagram y ahora es Facebook. Ambas redes sociales comenzaron sus pruebas para eliminar el conteo de los “Me gusta”.

Desde fines de septiembre, Facebook lleva a cabo una prueba en Australia. En ella, los usuarios pueden poner "Me gusta" a comentarios o fotos de otras personas, pero no pueden ver cuántos pulgares hacia arriba lleva acumulada esa publicación. Sí pueden saber cuántos “likes” tienen sus propias publicaciones.

Esta prueba se suma a la que Instagram comenzó en mayo pasado. La medida partió en Canadá y luego se extendió a Australia, Japón, Brasil, Irlanda, Italia y Nueva Zelandia.

“Esperamos que esta prueba elimine la presión de la cantidad de ‘likes’ que recibirá una publicación, para que puedas concentrarte en compartir las cosas que más te gustan”, dijo, entonces, Mia Garlick, responsable de políticas de Facebook para Australia y Nueva Zelandia, empresa que es propietaria de Instagram.

“Queremos que Instagram sea un lugar de expresión personal donde la gente se sienta cómoda? , agregó.

Para parte de los usuarios, la medición de los “Me gusta” en sus publicaciones se ha convertido en una forma de medir su popularidad. Un estudio de la Royal Society for Public Health del Reino Unido concluyó que “las redes sociales pueden estar alimentando una crisis de salud mental” en los más jóvenes. Según el estudio, Snapchat e Instagram eran las que más impacto negativo tendrían.

Los jóvenes encuestados afirmaron que Instagram afectaba su autoestima, sus horas de sueño, fomentaba el ciberacoso, les generaba ansiedad y sensación de soledad.

Pero ¿este simple cambio logrará su objetivo y cambiará la forma de interactuar en estas redes sociales? “Lo que más me llama la atención es que dentro de las razones que se argumentan para este cambio es que los usuarios sean más auténticos, cuando en las redes sociales todo es una gran simulación de la vida real. Si eso es realmente lo que se busca, no se va a lograr un gran cambio”, dice Carlos Araos, doctor en Ciencias de la Información y académico del Departamento de Psicología de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Proyectar la identidad

Para el especialista, es clave adentrarse en las razones por las que una persona está en una red social: desde los abuelos que quieren conectarse con su familia y no les interesa para nada los ‘likes’, pasando por personas que las usan como una herramienta de venta o jóvenes que buscan prestigio entre sus pares.

“Los adolescentes, básicamente, buscan proyectar su identidad en las redes sociales. En ese sentido, los ‘likes’ son para ellos un refuerzo a su conducta, una recompensa. Si se elimina el conteo de esos likes, se pierde la dimensión y el dato que ayuda a ese refuerzo”, aclara Araos.

Esto podría ser beneficioso, en la medida que los jóvenes ya no sientan la presión o la angustia de ser validados por los “Me gusta”. “Para algunos adolescentes es devastador cuando se esmeran en publicar algo y nadie les hace un ‘like’”, aclara la psicóloga Flavia Costa, learning partner en IBM.

Ella separaría los impactos según los tipos de usuarios. Por un lado, están los influenciadores, que usan las redes como una herramienta de trabajo y monetizan sus relaciones, y por otro, las personas que las usan para relacionarse e informarse. “Los que usan las redes sociales de manera no profesional puede que ya no se sientan tan desnudos o bajo el escrutinio de los ‘likes’ y se atrevan a ser más auténticos”, aclara.

Desde la vereda de los influenciadores, la medida puede tener otras repercusiones. “Los likehunters (cazadores de ‘likes’) ya no serán relevantes y puede que hasta dejen de publicar. Si es que nadie verá sus likes , no tendrán cómo alimentar el ego”, dice Ron Schloss, especialista en mercadeo digital en Reaccionable.

Y añade que “los influencers consolidados no tendrían problemas, ya que las marcas que son sus clientes los eligen por otro tipo de estadísticas más allá de los ‘likes’. Por eso creo que el que se va a ver más afectado es el "pequeño influenciador", que no tiene cientos de miles de seguidores”.

Ariel Jeria, gerente general de la agencia Rompecabeza, dice que los ‘likes’ son una medida de vanidad y los influenciadores tienen técnicas para conseguir más. "Hay un mercado de los ‘likes’. Se ha comprobado que cerca del 10% de los usuarios son ‘bots’ que la gente compra para tener más seguidores o hagan ‘likes’. Muchos de los ‘likes’ que se dan no son auténticos, sino para que te den “Me gusta” de vuelta. Los influenciadores conocen todas estas técnicas”, aclara.

Araos desconfía de las razones altruistas de las redes sociales para esta medida. “Creo que detrás de esto podría haber razones más económicas. Por ejemplo, que la interacción es tan artificial y maqueteada que las marcas se han dado cuenta de esto y ya no vean interés en publicitar e invertir en esas redes”, dice Araos.

 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba