Loader
Es posible emular la acción y la actitud para el éxito

Luchar con pasión por lo que quieres: la gran lección de Lin-Manuel Miranda

Perseverancia, respeto, integridad, humildad… son muchas las características que exhibe el exitoso actor y que son un legado a nuestra sociedad

Photo
Lin-Manuel Miranda ha hecho que veamos la diversión como esa actividad que nos merecemos y que nos hace sentir bien. (EFE/Eugene García)
  • Compartir esta nota:

Vivir con prisa, inmersos en el trabajo y en los asuntos cotidianos marcan nuestro quehacer diario. El entretenimiento es como un oasis. El ser humano necesita despejarse, recargar energías para seguir adelante.

En estos días, Lin-Manuel Miranda ha hecho que veamos la diversión como esa actividad que nos merecemos y que nos hace sentir bien.

Con Lin-Manuel hemos aprendido a apreciar el arte, el deseo de contribuir a la sociedad con lo que nos apasiona y brindar felicidad con lo que sabemos hacer.

En mi carácter personal, no lo conozco, pero he leído tanto sobre él que hasta lo considero ''mi amigo’’.

Como su influencia en Puerto Rico ha sido tan especial, le pregunté a la presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico, Silma Quiñones, qué nos revelan sus obras y sus expresiones públicas sobre su personalidad. (Obviamente, los psicólogos no deben afirmar características de personas si no los han conocido en persona ni los han evaluado. Por eso, solo pueden hablar de sus trabajos y de señales). 

La consejera explica que quiénes somos y nuestros rasgos de personalidad se revelan en nuestras expresiones y en los patrones de conducta.

“Los éxitos de Lin-Manuel nos permiten identificar elementos y características que están asociadas al éxito y logro de metas. Sus respuestas a preguntas y expresiones espontáneas reafirman la existencia de actitudes y conductas a emular”, dice Quiñones.

Es mucho lo que podemos aprender de Lin-Manuel. Aquí te presento un resumen práctico para que, si te identificas, lo pongas en acción tú también:

  1. Ante retos y oportunidades, su respuesta ha sido reflexionar, asumir responsabilidad por sus actos y actuar de manera íntegra y valiente.  La letra de Hamilton resalta la valentía al asumir posturas incómodas y de alto riesgo, pero fieles a sus creencias y valores.
  2. Lin-Manuel ha perseverado en sus objetivos una vez los ha definido. Cuando descubre, a través del libro, el significado de Hamilton en la historia y lo que representa actualmente, decide expresarla en un formato musical diferente.  Escribir las canciones de Hamilton y lograr el musical tomó años, en parte, por su insistencia en lograr hacer la obra una con la cual todos nos pudiéramos identificar e inspirarnos.  Su disciplina y tenacidad la evidencia con la trayectoria de proyectos creativos de alta calidad y éxito.
  3. La creación y puesta en escena de Hamilton es el resultado del trabajo en equipo, especialmente con Thomas Kail, Andy Blankenbuehle, y Alex Lacamoire. En entrevista a los cuatro explican que su éxito se basa en cómo ellos valoran el respeto y admiración que se tienen, escucharse para poder integrarse unos con otros y el compromiso de cada cual con la calidad de su contribución en cada proyecto.
  4. En sus trabajos tiene como norte eliminar la distancia entre sus proyectos y la audiencia.  Su creatividad es en función de su audiencia, su público y no en su persona.  El compromiso con el bienestar y la necesidad del otro está plasmado en su afán de inspirar a través de Hamilton el sacrificio y dedicación para el adelanto de un país.
  5. Darle vida a Hamilton y a las figuras históricas de la obra, dejando ver su humanidad, es realzar el valor que cada ciudadano común tiene, aunque no haya tenido roles protagónicos en la historia. El éxito alcanzado por Lin-Manuel es extraordinario y se le augura una carrera que seguirá cosechando grandes aciertos. Estos son tiempos difíciles para las minorías en Estados Unidos y él ha logrado una fama monumental y el reconocimiento de grandes e importantes figuras y una fanaticada internacional. Su proyección, sin embargo, se caracteriza por la humildad, la sencillez y la autenticidad. Es accesible para su público, cándido en sus respuestas a preguntas sobre su carrera y su persona, mantiene el contacto visual y una sonrisa sincera y espontánea. Estos elementos son consistentes y parecen responder a un aprecio profundo de la gente y un compromiso con la justicia social.

‘’Estás características de personalidad son las que frecuentemente encontramos en personas exitosas. Representan cualidades y valores asociados a la inteligencia emocional que distinguen a líderes y a personas que alcanzan sus sueños y metas trazadas. Precisamente, son las asociadas a logros, más que a la inteligencia cognitiva, académica. Quizás no serás de una inteligencia de genio o superior como describen a Lin-Manuel, pero no tienes que serlo. Sus conductas y valores pueden ser aprendidas.  Celebremos sus logros y sigamos los pasos y conductas que nos está modelando’’, concluye la psicóloga.

Y tú, ¿qué opinas sobre lo que podemos aprender de Lin-Manuel?

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba