Loader
Cómo logramos manejar el estrés?

Mantén la calma ante la incertidumbre

Un ejercicio de introspección y valoración de sentimientos y emociones, ayudarán a entender cómo se pueden manejar las crisis en momentos de caos

Photo
Es importante observarnos y, si se percibe que se está experimentando un estrés crónico o agudo, se debe buscar la manera de canalizar esa experiencia emocional. (Katerina Knizakova / Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Es un hecho que los seres humanos somos criaturas de hábito. Tendemos a planificar cada instante de nuestras vidas para evitarnos contratiempos y mientras todo corre como lo deseamos o como se espera, nos sentimos en control.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando la incertidumbre se adueña de nuestras vidas? ¿Cómo logramos manejar el estrés que produce no saber qué ocurrirá a corto, mediano o largo plazo? ¿Cómo mantenemos la calma en momentos tumultuosos?

Si bien es normal que todos vivamos con cierto grado de inseguridad, pues no tenemos la certeza de lo que va a ocurrir el día de mañana, “la realidad es que el ser humano siempre está bajo unos estándares regulares de incertidumbre porque sabemos de hoy y no sabemos de mañana”, explica la consejera psicológica Jayleen Górritz Pérez, de Inspírate Servicios Psicológicos LLC, quien define la incertidumbre como un estado emocional en el cual no podemos tener una certeza de lo que va a ocurrir en el futuro. Sin embargo, aunque es parte de un proceso normal en la vida, cuando esa sensación se agudiza, puede ser muy dañina porque genera un nivel de miedo, ansiedad y frustración que activa un estado de sobre alerta que puede deteriorar nuestra respuesta a los sucesos cotidianos.

“Experimentamos incertidumbre cuando confrontamos una crisis muy diferente a la que quizás hemos experimentado en otro momento”, replica Górritz Pérez, al poner de ejemplo los sucesos que hemos estado confrontando recientemente en la isla y que, a su juicio, requieren que, como individuos, realicemos una reflexión sobre nuestras respuestas y reacciones ante la crisis que estamos enfrentando.

“Es importante observarnos y, si en este proceso, se percibe que se está experimentando un estrés crónico o agudo, se debe buscar la manera de canalizar esa experiencia emocional, ya sea a través de un profesional de la salud mental o adaptando e incorporando estrategias de autocuidado que hayamos utilizado exitosamente en otros momentos de crisis”, detalla la consejera psicológica, mientras añade que se debe ser más vigilante si se sufre de algún trastorno de salud mental como ataques de ansiedad o de pánico.

“La incertidumbre genera sufrimiento, no importa la edad, por eso es importante provocar unos procesos que nos centren porque, si caemos en estados profundos de vulnerabilidad, quizás podemos no reaccionar de las mejores maneras”, sostiene.

Añade que, aunque hay muchas situaciones que están fuera de nuestro control, hay pasos que podemos tomar para sentirnos empoderados ante la incertidumbre, basándonos, siempre, en un análisis personal de los sentimientos y las emociones.

A continuación, la licenciada Górritz Pérez ofrece sus recomendaciones:

Exprésate

Permítete experimentar y reconocer tus emociones. Evitar este proceso te puede hacer daño.

Busca apoyo

Rodearte de personas prudentes y sabias con las que te sientas seguro, te puede ayudar a encontrar dirección y perspectiva. Para ello, habla con alguien que te brinde paz y fortaleza, y que, además, respete tus estados emocionales. Esta persona puede ser un amigo, un familiar o un psicólogo o consejero psicológico. También puedes escribir en un diario o buscar alguna expresión artística que te permita lidiar con la frustración y el coraje de una manera constructiva. Si aún necesitar apoyo puedes llamar a la línea PAS, de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), al 1-800-981-0023, donde profesionales de la salud ofrece cernimiento preliminar a nivel psicosocial, sesión de desahogo, consejería en crisis y apoyo emocional, coordinación de evaluación psiquiátrica y psicológica, teleenlace y referidos.

Practica el autocuidado

Descansar y alimentarse bien ayudará a evitar el malhumor, el nerviosismo y el estrés.

Es un hecho que, si no se descansa bien, aumentan los niveles de cortisol en el cuerpo, lo que genera un desbalance en prácticamente todos los órganos, afectando, entre otras cosas, nuestra respuesta al emocional. Prestar atención a las necesidades personales de autocuidado también implica crear un espacio para meditar, reflexionar u orar; realizar lecturas nutritivas que ayuden a liberar el estrés sin interrupciones y tomar un tiempo para desconectarse un rato y disminuir el estado de sobre alerta que genera estrés y afecta la respuesta emocional. Mantén, también, una buena rutina de ejercicio físico. El autocuidado es esencial para poder responder desde la asertividad y la prudencia y no desde un estado alterado de conciencia que ocurre por un desbalance interno.

Cultiva la esperanza

Mantén en perspectiva que los procesos mentales son importantes para redefinir tus expectativas del futuro. Al cultivar la esperanza se mantiene la visión de que hay procesos difíciles que llegan con un propósito y que, de esa experiencia, vamos a sacar un aprendizaje para ser más resilientes, independientemente de lo que ocurra al final.

Sigue prácticas espirituales

No se trata de practicar necesariamente una religión, sino de establecer procesos de reflexión, meditación u oración que nos centren y nos conecten a una sabiduría que nos ayude a sanar el proceso que estamos experimentando. Las acciones que deriven de estas prácticas deben partir del amor.

Cada uno de nosotros tiene que reflexionar sobre qué necesita. Hay personas que están pasando por conflictos interpersonales por diferencias de opiniones o por presiones y, con delicadeza, hay que entender que, ciertamente muchos están atravesando un proceso de duelo, una decepción profunda, lo cual produce un dolor emocional que debe ser respetado y tratado con sensibilidad y empatía”, culmina diciendo la consejera psicológica

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba