Loader
Claves para cuidarlas

Plantas que pueden soportar altas temperaturas de calor

Si eres de los que les encanta disfrutar de sus plantas toto el año, pero están ubicadas donde reciben calor en exceso, debes cerciorarte

Photo
Los meses de junio, julio y agosto son meses muy duros para las plantas aquí en Puerto Rico debido a las altas temperaturas. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Verano. Época donde los días se tornan más calurosos y el sol brilla con mayor intensidad que el resto del año. Esto, además de representar un riesgo para la salud de las personas, supone un problema para las plantas del jardín y la terraza. En países como Puerto Rico, donde la temperatura puede superar los 100 grados durante el día, es importante que la flora sea capaz de resistir esta exposición. Y es que, aunque hay plantas que aguantan muy bien en otras áreas del hogar, cuando las llevas al exterior, terminan muriendo.

“Si eres de los que les encanta disfrutar de sus plantas toto el año, pero están ubicadas donde reciben calor en exceso, debes cerciorarte con un experto sobre cuáles son las que te convienen”, aconsejó Pedro Luis Rodríguez Rivera del centro de jardinería Jardín Esmeralda en Guaynabo.

“Junio, julio y agosto son meses muy duros para las plantas aquí en Puerto Rico. Son días donde la mayoría de las especies experimentan su ciclo de floración, pero las altas temperaturas, la exposición directa a los rayos del sol y la poca humedad pueden provocar sufrimiento en ellas y que la pasen muy mal, porque sienten”, agregó.

Con esto en mente, el estudiante de Agronomía del recinto universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico (UPR) recomendó cinco plantas ideales para el exterior:

1. Buganvilia o Trinitaria: Mejor conocida como “La trepadora de verano” es una planta perenne de duración y floración indefinida. “Se trata de un arbusto que, gracias a su crecimiento, puede cubrir paredes o muros completamente. De igual manera vive perfectamente en una maceta grande y así puedes controlar su crecimiento”, añadió Rodríguez.

La Trinitaria se consigue en una diversa variedad: con flores color rosa, violetas, blancas o rojas y durante esta temporada se recomienda que se riegue dos o tres veces a la semana. “Es fundamental que el suelo drene bien y que no permanezca encharcado por días. Si está en maceta, asegúrate que el agujero no esté obstruido”, detalló.

Photo
Trinitaria (Shutterstock)

2. Adenium obesum o Rosa del desierto: Está catalogada como una planta escultórica y de fácil mantenimiento. Su tronco se ha adaptado para almacenar agua, y con el pasar del tiempo va creando con él formas que parecen esculturas.
Sus flores - en su mayoría de color rosado o blancas- son muy llamativas y hacen contraste con los gruesos troncos y el verde intenso de sus hojas. Aunque su crecimiento es lento, esta es una planta que es muy fácil de mantener dado a que no requiere cuidados extensivos.

“La Rosa del desierto crece mejor en climas calientes y donde abunda el sol. Lo ideal es que reciba luz solar la mayor parte del día. Sus raíces están acostumbradas a terrenos secos y se pudren fácilmente con los excesos de agua”, aseguró el experto.

Photo
Rosa del Desierto (Shutterstock)

3. Hibiscos o Amapolas: “Esta planta es famosísima en Puerto Rico. Incluso, pensamos en ella cuando escuchamos el nombre de la isla. Es una planta de mucho sol que conlleva un poco más de mantenimiento que las antes mencionadas porque hay que estar podándola cada cierto tiempo, acondicionándola y echándole su abono”. Su riego es de agua un día sí y un día no y se utilizan mucho para crear verjas. “Conozco mucha gente que hasta las colecciona”, añadió.

Photo
Hibiscos (Shutterstock)

4. Suculentas: Estas son las primas lejanas de los cactus. Sus hojas siempre están engrosadas porque almacenan agua y alimentos en ellas. También en su tronco. Igual que los cactus, sus raíces no suelen ser muy profundas. Así que un terreno con buen drenaje y un lugar bien soleado serán suficientes para mantenerlas contentas y saludables.

Photo
Suculentas (gerald.lopez@gfrmedia.com)

5. Cactus: Siendo una planta desértica, ya se sabe de antemano que aguanta sequía, sol y sereno. No obstante, hay que echarle un sorbo de agua de vez en cuando. Incluso, fertilizantes una vez al año.

Photo
Cactus (gerald.lopez@gfrmedia.com)

Claves para cuidar las plantas del calor

Para las plantas en general las altas temperaturas resultan agobiantes y pueden causar deshidratación y otros riesgos. A
continuación algunos “tips” para que preserves tu jardín:

  • Riego en la mañana o al final del día. Evita las horas de calor más intensas para esta gestión. De lo contrario, puedes quemar las plantas sin querer.
  • Cuidados especiales. Remueve la tierra consistentemente, saca las hojas secas y la maleza. Limpia las hojas una vez cada dos semanas utilizando paños de agua templada.
  • Ojo con las plagas. Aunque no lo creas, el calor trae plagas e insectos que pueden ser mortales para la fauna. Agrega abonos y productos que mantengan a tus plantas libres de peligro.
  • En el caso de la trinitaria, la poda es sumamente importante para que esta planta florezca. Entonces, ¿qué debes hacer? Cada vez que acaba su florecida, pódala algunas pulgadas. No tengas miedo, crecerán en menos de lo esperado.
  • En cuanto a la Rosa del desierto, trasplantarla es esencial para su supervivencia. Cámbiala de maceta en primavera cada dos años.
  • Además de ser perfecta para decorar e incluso para colocarla en el cabello, la flor de hibiscos puede consumirse en teses por su alto contenido en vitamina C, para mejorar la fragilidad capilar y problemas menstruales.
  • "Los cactus son excelentes para absorber la radiación emitida por las pantallas de las computadoras, microondas o televisores”, sugirió Rodríguez. De igual manera, es conveniente retirarlo cada tres meses para darle un descanso y un poco de sol. “Es probable que pierda sus propiedades por el efecto del cansancio”, añadió.
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba