Loader
Un modelo de incubadora

Proyecto Nacer: amparo para madres adolescentes

Este ha ayudado e impactado a unas 3,000 familias de madres y padres adolescentes del municipio de Bayamón y áreas limítrofes

Photo
El interés de la organización es que los padres adolescentes puedan ser independientes económicamente. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

En el pueblo de Bayamón está localizada una organización sin fines de lucro que ha ayudado e impactado a unas 3,000 familias de madres y padres adolescentes de este municipio y áreas limítrofes. El Proyecto Nacer fue fundado en el 2000 por Mayra López, con el objetivo de apoyar a las familias en necesidad, pero ha ido creciendo y madurando hasta convertirse en la única alternativa de desarrollo integral para familias de padres adolescentes en Puerto Rico. 

Hoy día, el Proyecto Nacer ha moldeado y perfeccionado un modelo de incubadora en el cual participan tres generaciones de familias, incluyendo a los padres adolescentes, el hijo y los abuelos, que busca que estos jóvenes puedan responsabilizarse de sus retoños, mientras se preparan para enfrentar la vida.

“Nuestro modelo de incubadora es básicamente la extrapolación de lo que es una incubadora en una unidad de cuidado intensivo neonatal de un hospital, donde se le ofrece a una familia que está nacida prematuramente, como son las familias de padres y madres adolescentes, un ambiente para que se desarrollen y para que puedan lograr sus metas”, comenta la doctora Anayra Túa López, principal oficial ejecutivo del Proyecto Nacer.

“Sin embargo, poco a poco, se le va bajando el oxígeno, la temperatura y esa dependencia de la incubadora, para que logren su independencia. Así que el interés de la organización es que nuestros padres adolescentes, luego de que pasen su proceso de desarrollo, puedan ser independientes económicamente. Estamos logrando que tengan mayores ingresos, mayores logros académicos y cero dependencia gubernamental”, dijo. 

A quién sirven
Para participar de este programa, las jóvenes embarazadas, menores de 19 años, deben contactar a la organización junto con sus familiares. Además, deben vivir en Bayamón o en ocho municipios circundantes y tiene que haber aprobado el octavo grado.

Desde que en 2009 el Proyecto Nacer se integró a la Alianza para la Educación Alternativa (AEA), una organización que está subvencionada por la Ley 231 de agosto de 2012 y que obtuvo la licencia de autorización del Consejo General de Educación de Puerto Rico, se fortalecieron todos sus servicios. Esto incluyó la incorporación de psicólogos y orientadores vocacionales, quienes brindan apoyo a los estudiantes y egresados de la institución, para que ingresen a universidades e institutos. Además, propulsó el inicio del programa de prekínder y kínder como estrategia para aumentar el periodo de interacción de las familias participantes de la institución.

Una vez los participantes culminan su cuarto año en el Proyecto Nacer e ingresan a la universidad, sus hijos continúan hasta kínder y las familias continúan recibiendo todos los servicios de apoyo. “Sin duda, el trabajo con los hijos de los adolescentes es medular y de carácter preventivo, con la meta de que sean niños exitosos en las escuelas. Esta estrategia está enfocada en romper con el ciclo de desventaja económica y social, el cual es el objetivo primario del Proyecto Nacer”, añadió la principal oficial ejecutiva.

Entre los servicios libres de costo que reciben los participantes están: educación en edad temprana, destrezas a padres, educación alternativa para lograr diploma de cuarto año,  clases de parto y lactancia, atención pediátrica, evaluación y terapia psicológica a la familia, cernimiento y terapia del habla, clases de microempresarismo en acuaponía (sistema de producción sostenible de plantas y peces), estilismo y repostería, apoyo de trabajo social y psicológico; transportación, alimentación balanceada para embarazadas y familias; apoyo para lograr un grado universitario y grupo de apoyo de abuelos, entre otros.

“Sabemos que lo que comenzó en el año 2000, es hoy  un modelo comprensivo altamente eficiente y efectivo, que atiende las necesidades de las familias de padres adolescentes. Ya hemos logrado una clasificación alta basada en evidencia, que lleva al modelo a ser considerado como de práctica prometedora. Esto permite que esa evidencia científica que sustenta que el modelo está funcionado, pueda ser replicado efectivamente en otros lugares. Por lo que esperamos que en los próximos años podamos servir a otras áreas en Puerto Rico”, añade la doctora Túa López. 

Por otro lado, desde hace un año, se convirtió en un centro de movilidad social del Ford Fund. Para esto, se adquirió un vehículo donde se ubicó la primera clínica móvil, la cual ofrece servicios clínicos, de mentoría en salud sexual y reproductiva a jóvenes en riesgo de embarazos no deseados o en prevención de infecciones de transmisión sexual. El vehículo se mueve por todo Puerto Rico a aquellas áreas donde hay más incidencia de embarazos en adolescentes. 

Datos a tener en cuenta

  • El Proyecto Nacer ha impactado a 3,000 familias desde el año 2000.
  • 14.4% de todos los nacimientos en Puerto Rico en el 2014 son de madres entre las edades de 14 a 19 años.
  • En el 2015, el municipio de Maricao tuvo el mayor número de nacimiento de bebés  de madres adolescentes.
  • En el 2015 Puerto Rico fue el quinto lugar entre todos los estados de Estados Unidos, con mayor incidencia de embarazos entre adolescentes.

Testimonios de madres y padres 

“La oportunidad de tener un lugar que me brinde servicios de aprendizaje que impacta mi conocimiento y el de mi hijo, es algo que ha cambiado mi vida radicalmente. Si no hubiese tenido al Proyecto Nacer, no tuviera un norte en mi vida. Son como una familia que me han incitado a dar más cada día; por ello, estoy eternamente agradecida”
- Zuleika M. Díaz Méndez, madre participante

“Antes, mi vida no era tan especial, pero el Proyecto Nacer me ha ayudado mucho. Cuando supe que iba a ser padre, entré al Proyecto y mi vida cambió y abrió mi mente. Tengo un maestro que me ha enseñado a ser el primer educador de mi hijo y estoy más educado como padre y como estudiante”
Dereck Y. Rivera Maldonado, padre participante

“El Proyecto Nacer me ha ayudado a tener destrezas para la vida. Al tener el taller de crianza, asisto todos los días a mi universidad (Colegio Universitario de San Juan). Me brindan comida, desayuno y almuerzo. Esto es un tipo de rutina diaria en donde puedo mantener una disciplina. Cuando culminé mi cuarto año en el Proyecto Nacer, me ofrecieron una clase de destrezas a padres con el maestro Omar Reyes, en donde se fortalece a los padres adolescentes a ser los primeros educadores de sus niños. También una clase de destrezas de vida con la maestra Elaine García, donde nos forman para ser ciudadanos responsables y nos brindan herramientas para relaciones saludables y comunicación efectiva, entre otras cosas. También, me ha ayudado porque es una educación alternativa y diferente” 
- Aleyka A. Serrano Cipreni, madre participante universitaria 

Para información sobre el Proyecto Nacer, llama al 787-730-8082 o accede a www.proyectonacer.org.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba