Loader
#HappierTogether

Somos más felices, si estamos juntos

El mensaje del Día Internacional de la Felicidad —que se celebró el 20 de marzo— es contundente: son más las cosas que tenemos en común que aquellas que nos separan

Photo
La risa genuina que estalla en carcajadas ayuda, sin duda, a mejorar el estado de ánimo, a sentirse mejor. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Qué vano el tedioso empeño existencial de vociferar las diferencias humanas. Sí, las diferencias son muchas, pero  las similitudes les llevan ventaja. ¿Sabías que para tener una experiencia de vida extraordinaria, hay que compartir la felicidad con otros?  

Así lo afirma Fernando Villarini, psicólogo de INSPIRA, quien asegura que “es  mucho lo que puedes hacer para que tus días y los de otros sean más felices, como por ejemplo, ofrecer un elogio, atreverte  a decirle a tu pareja, a ese amigo, a ese familiar lo mucho que lo quieres porque nadie se cansa de escuchar que lo aman; regalar una sonrisa, porque cuando brindas una sonrisa genuina estás demostrando que lo aceptas; dedicarle  tiempo  a los demás, porque  regalas alegría cuando compartes con quien más lo necesita; abrazar fuerte, porque   un abrazo tiene poder, energía, una fuerza sanadora. Ese contacto físico del abrazo demuestra calidez, aceptación de la otra persona. Esa sinergia entre los que se abrazan forma un equipo que transmite felicidad”. 

La felicidad requiere un esfuerzo constante 

La felicidad hay que trabajarla todos los días. Está asociada a varias hormonas (químicos) en nuestro cerebro y cuerpo: la dopamina, la serotonina y la oxitocina. Los niveles de estas hormonas son cambiantes. Para vivir la felicidad hay que hacer para tener estas hormonas en niveles óptimos”, dice la presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico, la doctora Silma Quiñones. 

Explica que “eso requiere actividades y actitudes que estudios científicos han confirmados logran alterar los niveles de estas hormonas en nuestros cerebros. Los estilos de vida, las rutinas que nos permiten alcanzar la felicidad con regularidad. Por ejemplo: estar expuestos a la luz solar por lo menos 20 minutos diarios, hacer ejercicios, en especial aeróbicos por 20 minutos, consumir alimentos nutritivos tales como las frutas, los vegetales, proteínas y agua”.

De todo lo que podemos hacer para estar felices —argumenta la doctora Quinones— compartir con otras personas es de los más efectivo. “Según los economistas que han estudiado la felicidad, confiar y contar con alguien trae más felicidad que obtener cosas materiales. Son las personas en nuestras vidas la clave de la felicidad. Solos y aislados no somos felices.

Para tener personas en nuestras vidas que abonan a nuestra bienestar hay que cultivar las relaciones con ellos, empezando por aceptar que estas relaciones, que estar juntos, nos lleva a ser felices. El conversar y escuchar a otra persona eleva los niveles de oxitocina, serotonina y dopamina.  Tener contacto físico con personas tales como darle un beso, un abrazo, acurrucarte, tener sexo, también aumenta los niveles de estas hormonas, en especial la oxitocina”, recomienda.  

“Estudios indican que las personas más felices y exitosas cuentan con una amplia red de personas que le apoyan y les inspiran a ser mejor persona”, afirma, por su parte, la doctora Katherine R. Gomez Sierra, psicóloga industrial organizacional.

La también pasada presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico indica que “debemos pensar en quienes son esas personas en nuestro círculo familiar, de amistades y conocidos con los que compartimos intereses y emociones. 

También podemos ampliar nuestra red de personas afines cuando participamos de actividades que nos llenan de energía como nuestros pasatiempos favoritos, sean las artes o actividades físicas, cuando donamos nuestro tiempo para causas que tienen un sentido especial para nosotros mediante trabajo voluntario y cuando participamos de alguna actividad que enriquezca nuestra espiritualidad, entre otros”.

La felicidad está en ti

Para el director operacional United EAP Resources del Sistema San Juan Capestrano Héctor Manuel Pérez, la estrategia principal para lograr ser feliz depende de ti mismo, por lo que debes considerar lo siguiente: 

  1. Amarte sobre todas las cosas. Si te equivocas, lo intentas nuevamente.  
  2. Prémiate. Cada logro alcanzado por pequeño que parezca es una meta más lograda. 
  3. Establece metas. Cada plan que te propongas, trabájalo con pasión.
  4. Sé agradecido. Se feliz por todo lo que tienes, logras y por lo que no salió. Tendrás una nueva enseñanza para aplicar en tu vida.  
  5. El ver humor y reírte a carcajadas añade a tu vida la rica sensación de placer.   
  6. El enfocarte en los problemas no te permite ver las posibilidades. Si no se puede resolver hoy, ya habrá un mañana. 
  7. No te contamines. Posiblemente encuentres personas que estén amargadas, insatisfechas, enséñales tu lado positivo. Se asertivo y expresa aquello que no deseas en tu vida, Incluyendo a personas.
  8. Una de las bases del equilibrio emocional es la capacidad de establecer relaciones saludables, que aporten a tu vida y se hagan parte de esta hermosa experiencia llamada vida. 
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba