Loader
Moderación

Tips para tomar responsablemente en este fin de año

Las actividades de celebración se multiplican en diciembre, y, con ellas, las bebidas alcohólicas se convierten en grandes protagonistas

  • Por La Nación / GDA
  • 21 DIC. 2018 - 12:00 PM
Photo
Los especialistas aclaran que no todas las personas deben tomar licor. (Dave Lastovskiy / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

Las actividades de celebración se multiplican en diciembre, y, con ellas, las bebidas alcohólicas se convierten en grandes protagonistas. No obstante, abuso en la ingesta de 'tragos' tiene consecuencias tanto a corto plazo, como a largo plazo, e incluso puede comprometer nuestra vida y la de otros (por ejemplo, si conducimos borrachos).

Además, el consumo excesivo de alcohol es un factor de riesgo para desarrollar más de 200 enfermedades y sube la posibilidad de problemas mentales y de comportamiento.

Las consecuencias, entonces, se dividen en dos: agudas (accidentes de tránsito, lesiones, pleitos) y las crónicas (enfermedades como cirrosis y algunos males cardiovasculares, los cuales notamos hasta años más tarde, cuando ya se han desarrollado). Por estas razones debemos prestar atención a lo que tomamos y cómo lo hacemos. 

La iniciativa Consumo Inteligente, de la empresa Florida Ice & Farm Company (Fifco) ofrece varios consejos necesarios para que las personas puedan disfrutar sin problemas, tanto quienes planean recibir invitados en casa, como aquellos que asistirán a fiestas en otras viviendas, restaurantes, hoteles y demás comercios con estas opciones.

"Hay recomendaciones básicas que pueden hacer una gran diferencia. Nadie está diciendo que no tomemos, sino que sepamos cómo hacerlo. Eso sí, muy importante, si alguien nos dice que no toma o que no quiere tomar en ese evento en particular hay que respetarlo, no tenemos por qué pasar ofreciéndole licor a la persona que ya nos dijo que no quiere", señaló Lucila Cisneros, gerente de Consumo Inteligente.

Si la actividad es en casa. Si serás anfitrión de una actividad donde se ofrecerán bebidas alcohólicas, ¿qué debes tomar en cuenta?
Un punto fundamental es asegurarte de tener suficiente comida y agua para tus invitados. Además, dispone también de bebidas sin alcohol para que todos tengan opciones.

"Si vas a tomar, alterna un vaso con agua por cada trago. Por esta razón, el anfitrión debe asegurarse de tener suficiente agua para quienes la requieren, ojalá que esté visible en la mesa, donde están todos los licores y refrescos, para que la persona no tenga que pensar que debe ir a la cocina a buscar agua", indicó Cisneros.

Si no habrá plato fuerte y el evento será de picadera, ten varias que sean ricas en proteína, que contengan alguna carne u opción vegetariana de proteína, como garbanzos, frijoles, champiñones o semillas.

"Con la comida también debemos tener moderación. Nada hacemos con comer un montón de todo lo que vemos, por más rico que se vea. En esta época se comen comidas muy calóricas y debemos pensar en que las bebidas también nos aportan calorías. Un trago podría tener de 100 a 150 calorías dependiendo de la concentración de alcohol', manifestó la nutricionista Carolina Villalobos.

Si preparas cocteles, busca una base con jugo de frutas y no con bebidas carbonatadas, ya que el cuerpo absorbe más rápido el alcohol si se consume con las gaseosas.

Importante: no promuevas juegos relacionados con beber 'shots' de tequila, ron, vodka o cualquier otro licor. Al contrario, prefiere actividades que motiven a que la gente en su casa se mueva, ya sea bailar o competencias que pongan a los invitados a caminar de un lugar a otro.

Para cuando la fiesta va finalizando, debes tener estrategias; por ejemplo, procura no servir bebidas alcohólicas desde una hora antes de que termine el evento y asegúrate de que cada invitado tenga una forma segura de volver a casa. Ten a mano números de emergencia.

El alcohol no es para todos. Los especialistas aclaran que no todas las personas deben tomar licor y que no hay una dosis estándar de lo que deben ingerir quienes sí toman, ya que todos los cuerpos son diferentes.

Cisneros explicó que hay personas que no deben tomar del todo, dentro de este grupo están los menores de edad, mujeres embarazadas o en lactancia y quienes están ingiriendo algún medicamento cuya combinación con el alcohol pueda causar intoxicaciones o anular o aminorar el efecto del fármaco.

"Si estamos muy deprimidos o estresados no es buena idea tomar. El alcohol por sí solo es un un depresor. Mucha gente cree que se va a alegrar con una copa, pero puede pasar todo lo contrario", resaltó Cisneros.

Otro punto importante es que las mujeres y los hombres no pueden tomar igual. El cuerpo de la mujer, por lo general, no resiste tanta cantidad de licor.

"Es un asunto con evidencia científica. Las mujeres tenemos menos masa muscular, menos agua y más grasa que los hombres. También tenemos menos enzimas en el hígado. Todo esto hace que podamos sentir los efectos dañinos del alcohol con menos cantidad', detalló la especialista de Fifco. 

Los expertos concluyen que, por evento, las mujeres no tomen más de un trago y los hombres no tomen más de dos.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba