Loader
Hilo conductor que rebasa el tiempo

Una tradición del alma

La Sociedad de Médicos Graduados de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico celebra su 60 Aniversario y hace un llamado a los egresados a vincularse con su alma máter

Photo
doctor Carlos Portocarrero Blanco, presidente de la Sociedad de Médicos Graduados de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La necesidad de brindar un servicio de salud que se atemperara a los tiempos y zanjara las desventajas de desarrollo social desde una perspectiva humanista dio paso a un esfuerzo sin precedentes para crear una escuela de medicina en la isla y que las generaciones de médicos entrenados en la institución se quedaran al servicio del país.

Así lo explica el doctor Carlos Portocarrero Blanco, presidente de la Sociedad de Médicos Graduados de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico, quien, con motivo del 60 Aniversario de esta organización, hizo un recuento histórico y un llamado a las generaciones de médicos graduados de la primera escuela de medicina del país para que se unan a ella.

La primera escuela de medicina en la isla
Corría el año 1950 y el momento sociohistórico en la isla era tumultuoso. A la vez, se estaban dando numerosos cambios que más tarde moldearían la sociedad puertorriqueña. Fue entonces que surgió la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico, iniciando un recorrido de excelencia académica que la ha marcado desde entonces.

En 1954, ya acreditada la escuela, se graduó la primera clase de médicos formados totalmente en la isla. Desde entonces, el modelo de salud ha cambiado, pero el fin de la Sociedad continúa siendo el mismo.

Un asunto del alma
“El 1 de mayo de 1959, bajo la dirección del doctor Marino Blasini, graduado de la primera clase de la Escuela y quien ya era cirujano, se estableció una sociedad cuyo propósito principal es perpetuar el ambiente académico y fomentar el desarrollo de la Escuela de Medicina, el compromiso de la alta calidad de la educación médica y la confraternización entre los que pasamos por esta escuela”, relata el cirujano y abogado. Añade que los miembros de la Sociedad comparten el alma máter, que es un asunto del alma. 

“Todos somos hermanos de la Escuela de Medicina y el alma máter”, abunda el doctor Portocarrero, al mencionar que, al vivir experiencias de gran impacto durante sus años de estudio, los miembros de la Sociedad comparten un hilo conductor que rebasa el tiempo.

Promoción de conocimientos 
Desde sus inicios, la Sociedad encarna la idea de compartir el conocimiento entre pares. 
“Llevaban a cabo reuniones y actividades que circundaban, como circundan hoy día, en la idea de conocer dónde está la Medicina, mediante el ofrecimiento de conferencias y compartir conocimiento médico”, detalla el presidente de la organización. 

La Sociedad realiza otros esfuerzos que incluyen ayudar a estudiantes de medicina que se encuentren pasando por situaciones económicas que les dificulten el proceso de aprendizaje. Y, como parte de su tradición de perpetuar la calidad de la educación médica, del 11 al 14 de octubre de 2019, llevará a cabo su Convención Anual, la cual contará con la participación de destacados oradores, incluyendo al doctor Antonio Grillo López, quien es exalumno de la Escuela de Medicina. El doctor Grillo será el orador principal y su ponencia será el 12 de octubre. 

También habrá un foro salubrista y, para velar por el desarrollo de la investigación científica, los estudiantes que estén realizando investigaciones tendrán una sesión científica para presentar sus trabajos. 

Esfuerzo incesante 
“En este momento histórico, en el que vamos a celebrar los 60 años de esta tradición de alma máter, nos enfrentamos con la realidad de que no todos los médicos que son exalumnos están vinculados directamente con la Sociedad y quisiéramos hacerles un llamado a que hagan esfuerzos dirigidos a participar de este proceso y que hagan un esfuerzo grande por comunicarse con nosotros para que contribuyan de alguna manera. No tiene que ser solamente dinero, algunos pueden ser proctors, llevar estudiantes de medicina a sus oficinas y servirles de mentores. Esa es otra de las funciones de esta Sociedad”, dice Portocarrero, mientras indica que los interesados pueden llamar a la Sociedad, a su oficina o a algún otro miembro de la Sociedad, así como pagar la cuota de membresía, recibir información de todas las actividades y participar de la Convención Anual en octubre. 

Para pertenecer a la Sociedad los interesados (exalumnos residentes y profesores) no tienen que haberse graduado de esta Escuela.  “Puedes haberte graduado de cualquier escuela de medicina del mundo, pero haber hecho tu programa de residencia aquí”, apunta.

De otra parte, la Sociedad se encuentra inmersa en la tarea de desarrollar un directorio, el cual compartirá gratuitamente de manera electrónica. 

“Es una de las misiones de los próximos años y será permanente”, dice Portocarrero, recalcando su llamado a unirse a los esfuerzos para enaltecer el alma máter y continuar desarrollando sus niveles de excelencia.

Para información, pueden llamar al 787-758-2525, extensión 2038, enviar un fax al 787-753-2809 o escribir a sgem.rcm@upr.edu. También pueden acceder a la página de la Sociedad en https://md.rcm.upr.edu/smg/#.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba