Loader

Siempre de su mano

Quiero sujetarme muy bien de la mano de Camila Andrea y Lorena Isabel para juntas atravesar todas las metas que nos propongamos

Photo
  • Compartir esta nota:

Al ver la foto principal que acompaña este escrito siempre me llena de muchos sentimientos. Si bien llegar a una meta es emocionante, sin importar la cantidad de millas conquistadas, imagínense cruzarla de la mano de una de mis hijas. 

Fue captada en ese justo momento, el 9 de abril de 2017 cuando participamos del 5K Red Lips & Black Tie, evento que organizó la corredora Mayra Elías, quien hace varios años fue impactada por un conductor mientras ella corría. Fue realizado con la intención de que se involucraran todas las familias y así promover una buena condición física, así como mejorar su calidad de vida. 

En una mañana soleada, recuerdo que comenzó la conquista cerca de la Termoeléctrica en Palo Seco, por la carretera 165 hasta llegar al balneario de Punta Salinas, en Toa Baja. Mi hija mayor Camila Andrea había asumido el reto de completar la carrera. Con la humedad terrible que se sentía, fuimos con calma y procurando que hiciera las respiraciones de manera correcta.

Unas pocas semanas antes ya habíamos entrenado juntas, así que ese día correspondía echar el resto e ir tras esa medalla. Mientras ella corría y resaltaban de su rostro esos labios pintados de rojo, su felicidad era evidente. Era como si me transmitiera con su mirada: “mamá, lo estamos logrando”.

Photo

En ese momento me preguntaba, ¿lo estaré haciendo bien? Ser madre es uno de esos roles que, aunque estemos dando lo mejor de nosotras, nos puede rondar por la cabeza esa pregunta de cuán bien o no tan bien lo estaremos haciendo.

Soy su ejemplo e inspiración, lo reconfirmé en ese momento. Los padres somos sus mejores modelos de vida. ¡Vaya encomienda y responsabilidad la que tenemos! Lejos de la perfección, ser madre me lleva a hacer una introspección constante para lograr ser una mejor versión de mí misma cada día.

Por lo general, en su formación vamos velando cómo es su trato hacia las personas, desde familiares, amigos, hermanos, hasta vecinos y desconocidos. Además, vamos observando cómo afrontan sus propias responsabilidades de la escuela y del hogar; cómo expresan su frustración y enfados; cuáles son sus temores, gustos, pasatiempos y cómo se valoran a sí mismos, entre tantas otras cosas que involucran la crianza y formación de nuestros vástagos.

Sin restarle mérito a las otras, para mí es súper importante la actitud que tienen ante la vida, cuál es su forma de encarar las situaciones que cada día se presentan en lo cotidiano y lo valioso que es sonreír y ver la vida con optimismo, aún cuando el panorama no sea el más alentador. ¿Saben por qué? Porque la alegría también se imita y se contagia. El levantarse de buen humor, con alegría y agradecimiento, con ganas de aprovechar al máximo el día y concebirlo como un regalo que no hay que desperdiciar, también se aprende y a futuro sé que les ayudará en la adultez.

Photo

Como tantos momentos en su vida, esa carrera la recuerdo con nostalgia. Ese día fue la primera que atravesamos una meta juntas y ya luego han venido otras más, también junto a su hermana Lorena Isabel, quien ha corrido distancias más cortas. Saben que correr y practicar actividades físicas nos ayudan a ganar salud. Ellas aman cada medalla que habita en nuestra casa. Están claras que cada una conllevó esfuerzo, dedicación y sacrificio.

Si de algo estoy segura es que jamás me quiero soltar de sus manos. Quiero sujetarme muy bien de Camila Andrea y Lorena Isabel para juntas atravesar todas las metas que nos propongamos, ellas en su plano personal así como las metas que tengamos como familia. Siempre juntas, ¡a la conquista!

Sígueme en Facebook: Conquistando millas  y en Instagram: @conquistando_millas

Photo
  • Compartir esta nota:

POSTS RELACIONADOS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba