Loader

De hombre a mujer

En la sociedad que vivimos no hay compasión hacia el prójimo, nos cuesta entender que para llevarnos bien no necesitamos tener las mismas ideas, ni los mismos gustos

Photo
(Pixabay)
  • Compartir esta nota:

 ¿Te imaginas nacer en un cuerpo masculino pero sentirte identificada con el sexo femenino? Es decir, nacer hombre pero toda tu esencia ser mujer. Es algo tan confuso que al 50 % de personas que les pasa esto se plantean el suicidio como una opción con tal de evadir el maltrato y rechazo social. ¿Saben por qué? Porque lamentablemente por más que avanzamos en ciencia y tecnología no lo hacemos como seres humanos.

En la sociedad que vivimos no hay compasión hacia el prójimo, nos cuesta entender que para llevarnos bien no necesitamos tener las mismas ideas, ni los mismos gustos sino que necesitamos el mismo respeto y amor hacia el otro.

Esto lo aprendí con Diana Fontanez, una transgénero chulísima, inteligente y súper emprendedora. Tuve la fortuna de tenerla en mi show “Maria Marín Live” y qué mucho nos divertimos. Hicimos “clic” desde el primer momento.

Hoy la tengo en mi vida como una gran amiga. Esta mujer desde pequeña sufrió tantos rechazos y desprecios que a los 14 años intentó quitarse la vida, pero después de este episodio su mamá tan sabia dijo: “Prefiero perder ese pedacito de hijo, pero ganar una hija para toda la vida”.

Fue así como Diana sacó fuerzas para comenzar su proceso de transición lleno de recaídas, pero hoy todas esas batallas la han convertido en un maravilloso ser humano lleno de amor y compasión por otros. En sus redes sociales la siguen millones de personas que la adoran y admiran por su fortaleza, ocurrencias, dichos y su chispa tan divertida. Mirar uno de sus videos trae alegría a la vida de cualquiera.

Propongo que seamos más compasivos y de ahora en adelante, si te encuentras a alguien que sea diferente a ti, no la ataques, discrimines, critiques o juzgues porque esa persona es un ser humano como tú o cualquier integrante de tu familia.

No podemos perder nuestra humanidad por las diferencias. Recuerda que no tenemos que sentir igual, pero sí respetar a los que sienten diferente.

Para más motivación sígueme en: Facebook Instagram.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba