Loader
Manejo de las emociones

Da siempre lo mejor de ti y lo mejor vendrá

Motivador explica cuáles son los principios básicos para tomar el control de las emociones y salir airoso de los momentos difíciles

Photo
Como dueño de tus emociones, tienes la potestad de escoger si te hundes o aprovechas las lecciones para ser una mejor persona. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

1. Escoge la perspectiva correcta. “Cuando hablamos de perspectiva, es que los eventos externos son meramente eso —eventos—, pero, una vez llegan a mí, yo les doy un significado y, de acuerdo con el significado, es la emoción que voy a sentir”, explica el motivador Héctor Millán.

Cómo te ayuda: Al tener esa métrica más clara, reconoces qué emociones te hacen daño y cuáles te ayudan, aun cuando surjan del mismo acontecimiento. En el caso particular de lo que se está viviendo y que es único en nuestra historia, hay quienes se sienten ofendidos, otros, cansados de lo mismo. “La emoción que sientes puede llevarte a un estado de ansiedad constante, de tristeza o desesperanza, pero, si escoges la perspectiva correcta, hay un reconocimiento de que puede ser bueno, que va a dar oportunidades, que hay un despertar para escoger mejor las próximas oportunidades, que el ciudadano estará más involucrado y pendiente para que el servicio que ofrezca el servidor público sea mejor”, dice.

2. Reconoce que las emociones son señales que indican el funcionamiento del cuerpo. Las emociones te dicen si lo que estás  pensando te ayuda o te hace daño. Esto, según Millán, es fenomenal porque una vez llegue el evento el que está en control de la emoción es la persona misma.

Cómo te ayuda: Argumenta que sí hay un lapso de tiempo en el que, de repente, el individuo puede sorprenderse o indignarse, pero cada ser humano es el dueño de su emoción por lo que tiene la potestad de llevarla a donde la utilidad sea de beneficio. “Toda persona que ha tomado un rol activo, que ha decidido expresarse es fenomenal, marchar es fenomenal, el que ha decidido tener conversaciones sobre lo que ha pasado es fenomenal”.

3. En los procesos de dificultad, evita ser tóxico. Esta persona hace un análisis constante de lo negativo, repitiéndolo una y otra vez, dándole fuerza y elevándolo a un plano superior en vez de reforzar que se puede hacer para salir de la dificultad, generar soluciones de impacto para hacer una diferencia positiva.

Cómo te ayuda: “Mucha gente cae en esa trampa, como por ejemplo, dándole más relevancia a cuándo el gobernador renunciaría o qué es lo que está pasando allá fuera versus qué puedo hacer en mi casa. Esta es una situación perfecta para sentarnos en familia para dialogar sobre lo que acontece, lo que podemos hacer como familia y como país para mejorar en diferentes áreas. Esto se ha convertido en algo que nos dará la oportunidad perfecta para que la gente entienda que el colectivo, enfocado en lo positivo, tiene un poder gigante. Así que debemos pasar de la mentalidad tóxica a un lenguaje que sea de oportunidad, de progreso, de ir hacia adelante, de ayudar, colaborar, de identificar qué yo tengo para aportar y qué podemos hacer juntos para mejorar la situación”, aconseja.

4. Reconoce las ganancias y los recursos que adquieres con esta experiencia y qué recursos necesitas para que el futuro sea mejor. Llegó el momento del inventario. “Para que nuestra realidad mejore y sea una lección en todos los aspectos, es importante hacer un análisis de cuáles son nuestros atributos, de quiénes queremos ser y que esa visión esté atada a la calidad, la excelencia y a la honestidad. Que los puertorriqueños somos honestos, trabajadores, colaboradores, entregados, porque lamentablemente, hoy día —como país— no podemos decir eso en muchas de las categorías”, aconseja.

Cómo te ayuda: “Es un momento para ser objetivos en definir quiénes somos, quiénes queremos ser y qué tenemos que hacer para lograrlo y así, cuando nos proyectemos a nivel internacional, podamos decir, que somos de excelencia y calidad”, destaca el motivador.

5. Busca la forma de que con tu vocabulario, con tu mensaje, brindar un impacto positivo. “En la crisis, estamos educando a una nueva generación. Están mirando cómo manejamos la adversidad”, asegura Millán.

Cómo te ayuda: “Aunque hay libertad de expresión, la realidad es que siempre es bueno ver cómo podemos tener diferencias pero no nos faltamos el respeto; cómo damos el ejemplo, porque mucha gente está ofendida con el lenguaje de los textos del chat pero sus expresiones para condenarlo fueron igual o peores. Tenemos que tener cuidado de no pagar mal con mal, de mantener nuestra esencia limpia, pura y llevar nuestro derecho con orgullo, con temple, entendiendo que hay una generación que nos está mirando y, si ante la adversidad, perdemos el temple, insultamos, tenemos poca conciencia, no tenemos compasión y sale de nosotros lo peor, entonces, en dónde estamos parados, cómo tener la cara para pedir un mejor comportamiento si, como país, no estamos a la altura de solucionar las cosas con entereza y con respeto que cada persona se merece. Las personas pueden dar lo que sea, pero yo siempre tengo la prerrogativa de entregar de mí lo mejor”, concluya Millán quien también es uno de los fundadores de A Otro Nivel Enterprises junto al pastor y conferenciante Edwin Rivera.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba