Loader
Busca consumir otras opciones

Alertan por carnes rojas

De las proteínas animales hay que elegir las no procesadas, que no contengan hormonas ni antibióticos

  • Por El Universal / GDA
  • 22 ENE. 2019 - 12:40 PM
Photo
Las carnes procesadas y rojas son grandes fuentes de proteína en el mundo occidental, por lo que reducir su consumo podría dar la impresión que es difícil ingerir una cantidad adecuada de proteína. (José Ignacio Pompé / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

Las voces de alerta sobre comer regularmente carne roja, especialmente procesada, suenan fuerte, pues es hay riesgos para la salud. No es necesario suspender completamente su ingesta, pero la dieta debe complementarse con verduras, frutas, legumbres, frutos secos y cereales integrales.

Si alguien consume carne debe considerar alternativas sanas, como pescado o pollo, ya que ingerir suficiente proteína se logra sin ningún problema, incluso reduciendo la carne roja que se come.

Menú y la ciencia
Especialistas de Mayo Clinic indican que diversos estudios del consumo de carne roja dejan ver que consumir regularmente carnes procesadas se relaciona con más riesgo de enfermedades cardiacas, cáncer (sobre todo de colon) y muerte prematura.

Estos alimentos incluyen tocino, salchichas, hot dogs, jamón, fiambres o carnes frías, carnes enlatadas, cecina y toda carne procesada, curada, fermentada o salada, que suelen contener alta cantidad de grasa saturada, sodio y nitratos o nitritos, sustancias que parecen conllevar riesgos.

¿Cómo comes?
Las carnes procesadas y rojas son grandes fuentes de proteína en el mundo occidental, por lo que reducir su consumo podría dar la impresión que es difícil ingerir una cantidad adecuada de proteína.

Para la mayoría de adultos sanos, la cantidad diaria recomendada de proteína es de alrededor de 50 gramos, dependiendo del peso, la edad, el sexo y la actividad física.

Esa cantidad de proteína puede obtenerse fácilmente con una alimentación basada en productos vegetales e integrales, como frijoles, chícharos, soya, frutos secos y semillas.

Mejores platos
Mayo Clinic dice que, para mejorar la salud del corazón, otra buena alternativa es el pescado silvestre. La Asociación Americana del Corazón recomienda comer, por lo menos, dos porciones semanales de pescado con alto contenido de ácidos grasos omega 3, como salmón o sardinas.

Otras fuentes animales de proteína son huevo, pollo y productos lácteos, que brindan otra alternativa si no se desea seguir una dieta totalmente vegetariana.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba