Loader
Te decimos cuáles

Alimentos que no debes congelar

¿Te has preguntado qué pasaría si algunos alimentos no se deben de congelar?

  • Por El Universal / GDA
  • 03 JUL. 2019 - 11:21 AM
Photo
Las papas majadas perderán su textura si se congelan. (chuttersnap / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

Todos los alimentos que sobran después de la comida se te pueden echar a perder si no los pones en un recipiente o en una bolsa hermética y van directo a la nevera. Y no es que esté mal este hábito, pero te has preguntado: ¿qué pasaría si algunos alimentos no se deben de congelar?

Existen algunos alimentos que no conviene someterlos a frías temperaturas, ya que pueden perder sus cualidades organolépticas. ¿Qué son las propiedades organolépticas? Son las características físicas de los alimentos que pueden percibir a través de los sentidos, como el sabor, la textura, el olor y el color. Ahora se entiende por qué no es recomendable congelar ciertos alimentos, te decimos como cuáles.

Alimentos grasosos

Cuando se descongela el jamón o un trozo de carne sabrán rancios y, por ende, se arruinará el sabor.

Alimentos crujientes

La experta en nutrición Fernanda Alvarado comenta que "los alimentos crujientes no es recomendable congelarlos, ya que la textura y la masa frita se vuelve más suave y húmeda".

Papa cocida

La congelación deshace la fécula de la papa y se convierte en una pasta que no es nada agradable para la vista y el paladar.

Quesos blandos

Se les llama quesos blandos por la textura cremosa y fácil de untar y de fundir. Si estos se llegan a congelar se arruinará por completo su cremosidad y no sabrán nada buenos.

Verduras de hoja verde

Este tipo de verduras (como la lechuga) no se deben congelar ya que "se marchitan, se hacen aguadas y pierden su textura, lo ideal es mantenerlas lavadas y guardadas con papel dentro del congelador", señala la experta en nutrición Fernanda Alvarado.

Mayonesa y natas

Es muy común que estos aderezos estén en la nevera, pero lo cierto es que después de un largo tiempo, la mayonesa como la nata perderá su textura y pueden llegarse a cortar como la leche.

Leche

Este alimento tampoco es recomendable congelarlo. La experta en nutrición Fernanda Alvarado explica que "la leche al descongelarse se hace grumosa, no se echa a perder, pero cambian sus propiedades". Lo que tienes que hacer es colocarla directamente en los otros compartimientos del congelador y que se descongele lentamente para que no tenga tantos grumos.

Huevo

Fernanda Alvarado indica que "los huevos frescos nunca se deben de congelar, ya que la clara tiende a endurecerse; además puede romperse el cascarón y entonces habrá riesgo de enfermedades al consumirse". Y el huevo al romperse despedirá un olor muy desagradable en toda la nevera.

Vino

Aunque no lo creas, el vino no debe congelarse, sino disfrutarse frío. Si se llega a congelar, cambiará su estructura química y no te gustará el sabor.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba