Loader
Siempre que sepan elegirse

Ciertos alimentos procesados sí son compatibles con una vida sana

Una buena forma de reconocerlos es porque han sido modificados a través de un solo proceso para facilitar su consumo. En este grupo están las carnes, las frutas o los vegetales que solo han sido cortados o congelados

  • Por El Mercurio / GDA
  • 14 AGO. 2019 - 08:51 AM
Photo
Si en la lista de ingredientes de una mermelada primero aparecen como ingredientes azúcar, goma, jarabe de maíz y después frambuesa, es un ultraprocesado que lo menos que tiene es fruta. (labenord / Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Cada vez más, las personas consumen más alimentos procesados, aquellos que han sido sometidos a algún tratamiento que modifica sus características, como los frutos secos sin cáscara hasta la comida enlatada. El problema es que este tipo de comida ha generado un debate desde hace algunos años.

Movimientos nacidos recientemente en redes sociales, como Real Food (Comida Real), que buscan reducir al máximo su ingesta, suman miles de seguidores. Al mismo tiempo, cada vez son más los estudios que asocian su consumo a ciertas enfermedades, como cáncer, obesidad y diabetes.

De acuerdo con especialistas entrevistados, estos productos sí son compatibles con una vida saludable. Eso, siempre que sepan elegirse. Así lo explica la doctora Eliana Reyes, nutrióloga.

"La verdad es que hay toda una gama dentro de estos productos y lo ideal es elegir los que han sido mínimamente procesados", explica la doctora.

Una buena forma de reconocerlos, añade, es porque han sido modificados a través de un solo proceso para facilitar su consumo. En este grupo están las carnes, las frutas o los vegetales que solo han sido cortados o congelados. Un ejemplo son las ensaladas empaquetadas en bolsas que no contienen aditivos ni aderezos. En esta categoría también está el aceite de oliva.

"Otra vía para identificarlos es porque son bajos en sodio, azúcar, grasas, colorantes y conservantes", agrega Reyes.

En este sentido, una buena guía son los sellos "alto en", comenta Bárbara Schmitz, nutricionista.

"Un procesado sano no debería tener ningún sello, y ese va a ser siempre una mejor opción", dice Schmitz, quien advierte, eso sí, que estos alimentos "jamás van a igualar las propiedades de uno natural".

La cantidad de ingredientes y el orden en el que se presentan es otro indicador importante, dice Ximena Martínez, nutricionista.

"Si yo tengo un alimento que tiene cuatro o cinco ingredientes, ya es ultraprocesado", dice Martínez. "Y si además me cuesta leerlos (porque son difíciles de pronunciar), significa que tiene muchos químicos y eso también es indicativo", añade la especialista.

Según comenta, esto también aplica para alimentos que pueden parecer saludables, como el yogur, los cereales y el pan, aunque sean integrales.

"Si tiene saborizantes o colorantes y además es alto en jarabe de maíz, estamos ante un alimento altamente procesado", asegura.

Y agrega: "Además, por norma, los ingredientes se colocan en orden de proporción, de manera que, si tengo una mermelada que primero tiene azúcar, goma, jarabe de maíz y después frambuesa, estoy ante un ultraprocesado que lo menos que tiene es fruta".

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba