Loader
Técnica con múltiples ventajas

Conoce cómo envasar al vacío los alimentos en casa

Si quieres conservar tus alimentos durante más tiempo en esta cuarentena, esto es lo que debes saber sobre el envasado al vacío

  • Por El Universal / GDA
  • 28 ABR. 2020 - 08:24 AM
Photo
Los alimentos envasados al vacío se mantendrán en buen estado durante más tiempo. (Pexels)
  • Compartir esta nota:

El envasado al vacío es una manera práctica de conservar y proteger nuestros alimentos.

De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, esta técnica consiste en eliminar todo el aire al interior de los empaques rígidos o flexibles y luego sellarlos.

Actualmente, ya existen máquinas capaces de realizar este proceso. La falta de oxígeno dentro del envase desacelera la descomposición de los alimentos y prolonga los sabores, texturas y colores deseados en nuestra comida.

Si quieres conservar tus alimentos durante más tiempo en esta cuarentena, esto es lo que debes saber sobre el envasado al vacío.

Según la empresa de maquinaria alimenticia Balsat, los alimentos conservados al vacío presentan múltiples ventajas. Por ejemplo, sus colores, sabores y texturas no se alteran, ya que no hay oxidación ni deshidratación.

La comida que almacenes de esta manera no perderá peso ni se quemará debido al frío, además de ser una opción más higiénica al evitar su contacto con otros productos y, por lo tanto, la impregnación de otros sabores y olores.

De igual forma, se evita el desperdicio de comida, la cual puede ser aprovechada días después de su compra o consumo inicial sin perder su apariencia apetecible.

De acuerdo con el Centro Nacional para la Preservación de Alimentos en el Hogar de los Estados Unidos, la falta de oxígeno dentro del empaque sí disminuye la aparición de las llamadas bacterias de descomposición, las cuales son responsables de deteriorar la calidad de los alimentos. Sin embargo, es posible que no elimine completamente la presencia de algunas bacterias patógenas. Esto se debe a que ciertos microorganismos causantes de enfermedades se reproducen mejor en ambientes con bajo oxígeno, sin la necesidad de producir cambios notables en los alimentos. Es decir, crecen en la comida sin advertir al consumidor.

Por ello, es importante la refrigeración a una temperatura entre los 37.4 y los 39.2 grados Fahrenheit para mantener la seguridad del producto.

Esta técnica es ideal para conservar carne, pescado, embutidos, quesos duros y pasteurizados, frutas y verduras. Hay alimentos que no necesitan refrigeración y son aptos para sellarse al vacío como la fruta deshidratada, frutos secos, arroz, pasta, cereales, galletas, pan, hierbas, especias, azúcar y harina. De esta manera, se mantendrán en buen estado durante más tiempo, ocuparán menos espacio en tu despensa y tendrás mayor control sobre las porciones que consumes.

De acuerdo con el blog especializado FoodVacBags, no se recomienda utilizar la técnica de envasado al vacío en champiñones u otros hongos, ajo, quesos blandos o no pasteurizados como el azul, brie, camembert o ricotta. Tampoco se recomienda sellar vegetales recién cocinados o al vapor, sino esperar para que estén a temperatura ambiente.

Otras verduras como el brócoli, la coliflor, la lechuga, la col, la arúgula, los rábanos, los nabos o las coles de Bruselas deben blanquearse antes para que no emitan gases que promuevan su descomposición. Por su parte, la Universidad de Minnesota recomienda lavarse las manos antes y durante el proceso de sellado al vacío o, de preferencia, manipular los alimentos a sellar con utensilios en vez de usar las manos.

Si no tienes máquina para envasar, sigue estos pasos para hacerlo de forma sencilla en casa:

1. Necesitas frascos de cristal, allí pondrás los alimentos que quieres conservar al vacío, sin llenarlos, deja un espacio para que se pueda crear el vacío que permitirá la conservación.

2. Cierra fuerte, procura apretar la tapa lo más que puedas. Una vez que estén listos, hay que colocar los frascos en una olla grande con agua que cubra a la mitad o tres cuartos los frascos. Si metes varios al mismo tiempo, envuelve la base con un paño o trapo de cada uno para que no choquen y se rompan.

3. Dejar la olla al fuego hasta que hierva el agua, aproximadamente por20 minutos. Posteriormente, deberás apagar el fuego y con mucho cuidado, ir sacando los frascos.

4. La prueba de que lo hiciste bien es que intentes hundir la tapa y no se pueda. Tal cual ocurre con las mermeladas o mayonesas.

5. Si lo haces en bolsas herméticas, meterás los alimentos en las bolsas, cierra tratando de sacar la mayor cantidad de aire. Posteriormente, sumergir la bolsa en un recipiente con agua poco a poco para que la fuerza del agua vaya sacando el aire de la bolsa y se genere el vacío. También puedes hacerlo con ayuda de un sorbeto. Metes el alimento a la bolsa hermética, cierras la bolsa, pero dejando un espacio para meter el sorbeto, entonces chuparás el aire, para ir generando el vacío. Sacar el sorbeto con cuidado y cerrar por completo la bolsa cuando todo el aire esté fuera.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba