Loader
Nutrición

Conoce de qué están hechas realmente las comidas de bebé comerciales

Después de un período, la alimentación complementaria también es de suma importancia para el desarrollo del bebé, ¿es mejor usar purés procesados o prepararlos en casa?

  • Por El Comercio / GDA
  • 20 FEB. 2020 - 12:00 AM
Photo
Los jugos de bebé de la marca más popular disponible en el mercado llegan a contener hasta 18.8 gramos de azúcar proveniente de la misma fruta con la que se elabora. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La lactancia es de suma importancia durante los primeros seis meses de vida de los infantes; sin embargo, después de esta primera etapa se debe iniciar la alimentación complementaria, la cual está conformada por alimentos que ayudan al infante a familiarizarse con la textura de la comida. Esta alimentación complementaria también es de suma importancia para el desarrollo del bebé.

Los pediatras recomiendan que las primeras comidas del lactante sean cereales sin gluten como el mijo, la quinua o el amaranto. También se les puede dar preparados de verduras y frutas.

Elaborar estos primeros alimentos para el bebé puede ser tedioso, por lo cual en el mercado existen colados procesados y listos para consumir. ¿Qué tan bueno o malo es darles estos alimentos a los niños?

La marca más popular de alimentos y jugos de bebé disponible en el mercado, a pesar de que cumple con los requerimientos sanitarios necesarios para su elaboración y distribución llegan a contener hasta 18.8 gramos de azúcar proveniente de la misma fruta con la que se elabora. Esos 18.8 gramos de azúcar equivalen a 4.7 cucharaditas, una cantidad alta considerando que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda limitar la ingesta de azúcar a no más del 10% de las calorías diarias que necesitamos para el buen funcionamiento del cuerpo.

Tampoco se recomienda generar un gusto por los alimentos tan dulces como las compotas de frutas procesadas, pues se podría generar un agrado y adicción por los alimentos intensamente dulces. Lo que podría generar obesidad infantil y elevar las probabilidades de sufrir alteraciones metabólicas a temprana edad como la diabetes, hipertensión o dislipemias entre otras enfermedades.

Lo más recomendable para introducir los alimentos complementarios a los lactantes es darles purés elaborados en casa con frutas y verduras frescas las cuales tengan un bajo contenido en azúcares, grasas, sodio y harinas refinadas.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba