Loader
Haz buenas prácticas en tu cocina

Errores comunes al descongelar alimentos en casa

La nevera es, muy probablemente, el invento con mayor impacto positivo en los hábitos y la rutina diaria de la humanidad

  • Por El Tiempo / GDA
  • 29 JUN. 2020 - 10:09 AM
Photo
Aplicar agua caliente o poner los alimentos en el microondas es un choque de temperatura muy brusco que a nivel celular puede dañar los tejidos de una carne. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La nevera es, muy probablemente, el invento con mayor impacto positivo en los hábitos y la rutina diaria de la humanidad. Gracias a la congelación, los alimentos que consumimos cada día pueden durar mucho más tiempo almacenados sin preocuparnos por su descomposición o porque causen mal olor; eso sí, es un proceso que requiere de un manejo responsable y consciente para no perjudicar nuestra salud.

Resulta fundamental entender que siempre debes respetar la cadena de frío de los alimentos, ya que es un proceso que garantiza la inocuidad de los mismos, es decir, evita la proliferación de bacterias y otros agentes biológicos que aceleran el proceso de descomposición en productos congelados.

No obstante, el afán del día a día, aquellos compromisos inaplazables o, simplemente, la flojera al tener que cocinar pueden darnos una mala pasada al preparar alimentos previamente congelados. No olvides que los cambios drásticos de temperatura son una de las causas más comunes por las cuales un alimento pierde sabor o cambia de textura.

Juan Pablo Castillo, coordinador de proyectos de SGS, indica que la congelación puede dañar las propiedades del alimento si se hace de manera acelerada. "Lo más recomendable es que este proceso tome de uno a dos días, pasando el alimento del congelador al refrigerador. Muchas personas aplican agua caliente o ponen estos productos en el microondas, lo cual es un choque de temperatura muy brusco que a nivel celular puede dañar los tejidos de una carne, por ejemplo".

Así mismo, ten en cuenta que no es nada recomendable congelar un alimento que ya fue descongelado. Como ‘tip’ práctico al realizar tus compras, deja para lo último la compra de este tipo de alimentos para que no pierdan tanto frío.

Buenas prácticas en tu cocina

De acuerdo con chefs expertos consultados, todos coinciden en que descongelar un alimento es una tarea que debe hacerse disponiendo del mayor tiempo posible. "Los hogares deben entender que lo ideal es sacar ese alimento del congelador a la hora del desayuno y ponerlo en el refrigerador, para que así esté descongelado a la hora del almuerzo", explica Rodrigo Pazos, chef ejecutivo de Llorente Bar & Restaurante y cofundador de Oak.

Este simple cambio de gabinete al interior de tu nevera es la vía más recomendable para lograr un proceso de descongelación más controlado. Así, la temperatura del producto se mantiene estable y no varía súbitamente, de manera que se descongela uniformemente.

En esto coincide Andrés Nieto, chef ejecutivo del Grupo Bred (que incluye restaurantes como Gula, Arrocería, El Chilanguito o El Jardín), quien asevera que la planificación es la clave para un buen proceso de descongelación. "Pasar el alimento del congelador al refrigerador también facilita que el producto no pierda sus características al ser cocinado", acota.

A su vez, muchas personas introducen en agua tibia o a temperatura ambiente los alimentos congelados. A continuación, le explicamos por qué no es lo más recomendable: "si el alimento está empacado al vacío, no hay problema en ponerlo dentro de su empaque en un ‘bowl’ con agua. Pero si uno saca esa pieza de pollo o carne que ha tenido contacto con otros alimentos en la nevera directo al agua, ese líquido donde se va a descongelar no será el más limpio; además, el alimento absorberá mucha agua", afirma Rodrigo Pazos.

Si alguna vez ha puesto en la sartén un alimento que, a la vista, parecía listo para cocinar, pero al contacto con el calor empieza a brotar una gran cantidad de líquido desde el interior, ya sabe la causa: un mal descongelamiento. Con paciencia y buenas prácticas, esto quedará en el olvido.

Alternativas para salir del paso

Si los invitados a esa cena tan esperada ya van en camino a su casa y te olvidaste de poner a descongelar el pollo del plato principal, no hay de qué preocuparse. Existen otras alternativas responsables: "El microondas puede usarse, pero solo en modo "descongelación", ya que se usa una baja potencia. Si se pone en otros modos o a ‘full’ de potencia, se cocinará una parte de la comida y la cocción en microondas no es la más sabrosa", señala Victor Lanz, chef de Sauvage & Sauvage To Go.

Ahora bien, ¿el baño María puede usarse para descongelar? De acuerdo con el chef ejecutivo de Llorente Bar & Restaurante y cofundador de Oak, "no hay que olvidar que en este proceso no solo se descongela, sino también se cocina. El alimento pierde una gran cantidad de líquido". Con base en lo anterior, muy probablemente tu carne, pescado o pollo puede quedar muy seco al paladar. Es muy recomendable cuando se trata de ablandar purés o caldos que han estado congelado.

 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba