Loader
Crea una dieta balanceada

Errores comunes en la alimentación de menores en casa

Es tiempo de desmontar algunos mitos nutricionales que afectan el desarrollo de los pequeños

  • Por El Tiempo / GDA
  • 28 ABR. 2020 - 05:00 AM
Photo
En algunos casos puede ser una tarea agotadora el fijarse si el contenido nutricional de los alimentos que consumen los más pequeños es adecuado para su edad. (Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Con los niños en casa, los padres de familia deben estar muy pendientes de qué y cuánto comen los menores. Nuevas recetas, ser creativos y eliminar algunos mitos sobre nutrición infantil resulta necesario para que estén sanos y fuertes.

En algunos casos puede ser una tarea agotadora el fijarse si el contenido nutricional de los alimentos que consumen los más pequeños es adecuado para su edad, pero no hacerlo podría afectar su desarrollo. Así lo explicó el nutricionista Juan Carlos Burgos: "La desnutrición crónica quiere decir que, durante un prolongado tiempo, el niño no consume los nutrientes necesarios para su edad. Se manifiesta físicamente en un retraso en la talla, y al no haber una adecuada nutrición, el desarrollo cognitivo también se ve afectado".

Gabriel Osorio, nutricionista infantil, señala que la desnutrición es resultado de la falta de consumo de agua potable, así como un desbalance en las porciones: "Si un niño no consume un tipo de alimento, puede generarse un desequilibrio. Lo importante es buscar sustitutos. Si no come carnes, un sustituto de proteína es el huevo. Si no le gustan las verduras por su sabor, pruebe con preparaciones que lo disimulen".

¿Has visto niños a los que les dan solo sopa porque ‘es lo que más alimenta’? De acuerdo con Burgos, este es un error muy común que conlleva a que los menores en realidad no reciban los nutrientes que requiere su dieta diaria. "Debe ofrecerse primero el seco. La sopa tiene mucha agua y llena al niño. Además, no se sabe cuánta proteína, harina y verdura finalmente ingirió", comentó el experto.

Otro error habitual es darles grandes cantidades de agua o jugo mientras comen, lo cual deriva en el mismo problema anterior. Algunos padres suelen dar suplementos nutricionales a los niños, ya sea porque quieren reforzar su alimentación o porque a los pequeños no les gusta comer.

Pese a esto, de acuerdo con Osorio, solamente un pediatra puede recetarlos: "No queremos desbalancear el equilibrio. Mucho o muy poco de algún nutriente puede ser muy dañino en un niño. Además, si se sigue una dieta balanceada, no es necesario hacer uso de suplementos. Solamente un profesional de la salud está capacitado para determinar cuándo un menor lo necesita".

 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba