Loader
¿Es saludable?

La dieta del ayuno intermitente suma evidencia acerca de sus beneficios

La dieta del ayuno intermitente consiste en dejar de comer por períodos o reducir las calorías de forma importante durante algunos días

  • Por El Mercurio / GDA
  • 24 AGO. 2019 - 06:00 AM
Photo
Mucha gente está probando esta dieta y este trabajo estaría avalando que esos ayunos producen un mecanismo natural de reducción de inflamación. (Thought Catalog / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

Va en contra de lo que predica la ciencia de la nutrición, que durante años ha puesto el énfasis en desayunar a primera hora y luego comer cada cuatro horas como mínimo. La dieta del ayuno intermitente consiste en dejar de comer por períodos o reducir las calorías de forma importante durante algunos días, un sistema que ha ido sumando adeptos alrededor del mundo, al mismo tiempo que aparecen estudios sobre su impacto en la salud.

Trabajos recientes han arrojado resultados positivos - principalmente en animales- en términos de bajar de peso y mejorar algunos indicadores de salud.

Un ejemplo es una investigación realizada en ratones por científicos de la Universidad del Sur de California, publicada el año pasado, que concluyó que ayunar de dos a cinco días al mes reduce biomarcadores de cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas.

Ahora, un nuevo trabajo que se publica en la prestigiosa revista médica Cell parece haber encontrado la respuesta a esos efectos.

Investigadores del Departamento de Servicios Internacionales de Mount Sinai (una red de centros médicos con sede en Nueva York) descubrieron que el ayuno reduce la inflamación crónica.

Si bien la inflamación aguda es un proceso inmune normal que ayuda a combatir las infecciones, la inflamación crónica es un estado a nivel celular que puede tener graves consecuencias para la salud, ya que provoca enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer, esclerosis múltiple y cuadros inflamatorios del intestino.

El experimento

Trabajando con células inmunes humanas y de ratón, la profesora de inmunología Miriam Merad y su grupo demostraron que el ayuno intermitente redujo la liberación en la sangre de otras células proinflamatorias llamadas "monocitos".

En experimentos posteriores vieron por qué. Al dejar las células principales sin alimento durante períodos controlados, los monocitos entraban en "modo de sueño" y eran menos inflamatorios que aquellos de las células que fueron alimentadas.

"Los monocitos son células inmunes altamente inflamatorias que pueden causar daño grave, y la población ha experimentado su aumento en la circulación sanguínea como consecuencia de los hábitos alimentarios que han adquirido en los últimos siglos", dijo Merad.

Stefan Jordan, científico dedicado al estudio de la nutrición y que participó en el programa, dijo que "nos sorprendió que un solo ayuno de 19 horas fuera suficiente para ver efectos antiinflamatorios".

Según explica, las células proinflamatorias no pueden salir de la médula ósea durante el ayuno, por lo tanto, la inflamación no ocurre.

Eliana Reyes, directora de la Asociación Chilena de Nutrición Clínica, Obesidad y Metabolismo y nutrióloga de la Clínica Universidad de los Andes, dice que los resultados son alentadores.

"Actualmente, mucha gente está probando esta dieta y este trabajo estaría avalando que esos ayunos producen un mecanismo natural de reducción de inflamación, algo que, efectivamente, se ha relacionado con muchas enfermedades", comenta.

¿Recomendable?

Pero, a pesar de los hallazgos positivos, también han aparecido trabajos que demuestran efectos adversos, como uno realizado por la Universidad de Sao Paulo (Brasil), el cual arrojó que ayunar día por medio afecta la acción de la hormona reguladora del azúcar, la insulina, y puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Ante la existencia de hallazgos contradictorios, la doctora Reyes dice que este patrón aún no se puede considerar como recomendable.

"A pesar de que sí se baja de peso, todavía estamos en fase de entender qué efectos podría tener para la salud", comenta la nutrióloga.

Su punto de vista es compartido por Ximena Martínez, nutricionista de la red de Salud UC Christus.

"La evidencia de que se pierde peso está, pero faltan más estudios masivos para entender si este período de ayuno es más beneficioso que una alimentación sana tradicional", dice Martínez.

Esta nueva investigación sería una primera evidencia, coinciden ambas especialistas, quienes llaman a tomar los resultados con cautela.

No para todos

Los diabéticos no deben realizar ningún modelo de ayuno, concuerdan las expertas entrevistadas. Esto, ya que los períodos sin comer pueden empeorar el descontrol glicémico. Tampoco se recomienda para quienes tienen antecedentes de trastornos alimentarios ni para las embarazadas

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba