Loader
Según estudios

Por qué a ciertas personas no les gusta la cerveza

El sabor amargo de la cerveza también depende de la cantidad de papilas gustativas en tu lengua, entre otras cosas

  • Por El Universal / GDA
  • 05 MAY. 2020 - 09:18 AM
Photo
Las personas que perciben menos la amargura de ciertas bebidas tienden a ingerir mayores cantidades de alcohol. (Unsplash / Kyryll Ushakov)
  • Compartir esta nota:

La cerveza, esa bebida alcohólica muy popular, que resulta ideal para los días de calor o simplemente cuando se tiene antojo de una bebida refrescante. Sin embargo, no todos disfrutan de su sabor amargo.

De acuerdo con un estudio publicado por la revista científica "Alcoholism: Clinical and Experimental Research", los genes son un factor determinante en nuestro gusto por la cerveza.

Los genes receptores conocidos como TAS2R son los encargados de determinar nuestra sensibilidad a lo amargo. Es decir, la capacidad de percibir el sabor amargo de ciertos alimentos es un rasgo heredado de nuestros padres, abuelos u otros antepasados, explica la Universidad Central de Cataluña.

De igual forma, la investigación concluyó que las personas que perciben menos la amargura de ciertas bebidas tienden a ingerir mayores cantidades de alcohol, lo cual sugiere un mayor riesgo de sufrir alcoholismo.

La evolución también está relacionada con el rechazo hacia la cerveza. Un estudio publicado en el diario "Chemosensory Perception" asegura que los seres humanos desarrollamos receptores de sabores amargos para protegernos e identificar productos venenosos o nocivos para nuestra salud.

Esto no quiere decir que tomar una cerveza sea dañino para nosotros, sino que existen diversas sustancias tóxicas que parecen tener un sabor amargo.

Por su parte, la doctora Virginia Utermohlen Lovelace, de la Universidad Cornell en Nueva York, añade que el sabor amargo de la cerveza también depende de la cantidad de papilas gustativas en tu lengua. Mientras más tengas, menos te gustará.

Si se desea darle otra oportunidad a la cerveza, la especialista señala que los alimentos dulces o salados desactivan los efectos de los receptores amargos y nos ayudan a percibir otros sabores más sutiles dentro de la misma bebida.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba