Loader
Nota los beneficios al dejar de comerlo

¿Qué le pasa a tu cuerpo si dejas de comer pan?

El pan es uno de los alimentos principales en nuestra dieta que puede provocarte ciertos problemas en la salud si se consume en exceso

  • Por El Universal / GDA
  • 06 ABR. 2019 - 07:00 AM
Photo
El comer pan o cualquier otro alimento hecho a base de harina promueve la acumulación de grasa. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

El pan es uno de los alimentos principales en nuestra dieta, pero te has preguntado, ¿qué le pasa a tu cuerpo si dejas de comerlo? Para preparar una pieza de pan se necesita levadura, harina de trigo, agua, manteca, azúcar y sal, en algunos casos también se usan saborizantes.

Y si bien el pan tiene nutrientes como granos de trigo, vitaminas y minerales, además de ser una rica fuente de vitamina B, en el caso del pan procesado, se encuentran aditivos y conservadores. Y ya sea hecho en casa o de fábrica, tiene carbohidratos: todos estos ingredientes juntos pueden provocarte ciertos problemas en la salud si se consumen en exceso. Por ello es mejor no comerlo diario para notar los siguientes beneficios:

  • Bajar grasa: El comer pan o cualquier otro alimento hecho a base de harina promueve la acumulación de grasa, en el abdomen principalmente. Al dejar de consumirlo diariamente y combinarlo con un poco de ejercicio, la energía acumulada en forma de grasa desaparecerá.
  • Reducir los triglicéridos: Los carbohidratos refinados del pan incrementan los triglicéridos. De acuerdo con un estudio publicado en 2014, el comer pan diariamente puede traer problemas cardíacos o diabetes. Es por ello que al consumirlo esporádicamente o sacarlo por completo de tu dieta, estos riesgos se reducen.
  • Eliminar los antojos: Los carbohidratos del pan -como los azúcares- pueden crear dependencia. Al eliminar el pan de la dieta, se eliminan los carbohidratos que no permiten una saciedad y que, por el contrario, generan una necesidad de seguir comiendo. El consumo en exceso de carbohidratos también puede provocar complicaciones como hiperactividad, síndrome premenstrual y enfermedades cardiovasculares, entre otros.
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba