Loader
Sigue los consejos

Tres maneras para comenzar a crear buenos hábitos de alimentación en tu “toddler”

Una vez el infante cumple sus seis meses de edad y comienza su alimentación complementaria, es responsabilidad de los padres o cuidadores, ofrecerle alimentos saludables y diversos

Photo
Es importante que los padres, tutores y cuidadores se pregunten si ellos son un buen ejemplo para sus niños, al momento de comer. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Los hábitos de alimentación de un bebé comienzan a partir de los primeros 1,000 días, desde el momento de la concepción hasta los 24 meses de edad, cuando ya están en la etapa que se les conoce como “toddlers” o andarines.

La licenciada Olga Sinigaglia, LND, MHSN, nutricionista pediátrica afirma que ese tiempo, esos primeros 1,000 días, son clave nutricionalmente, tanto para mamá como para bebé.

“Comenzando con los alimentos que mamá ingiere desde que está embarazada, podemos predeterminar parte de los gustos que bebé tendrá”, sostiene.

Una vez el infante cumple sus seis meses de edad y comienza su alimentación complementaria, es responsabilidad de los padres o cuidadores, ofrecerle alimentos saludables y diversos.

Sé consistente y creativo
Según la nutricionista pediátrica, cuando el bebé entre en su etapa de “toddler” es muy común escuchar a madres decir que ahora su niño no come lo que antes si comía.

“Esto puede ser muy normal de esa etapa, y lo mejor es que pasará. Para asegurarnos de que el ‘toddler’ vuelva a comer ese alimento que antes sí comía, pero que ahora rechaza, los padres, tutores o cuidadores, deben ofrecérselo en otros momentos no continuos”, explica y agrega que es muy posible que sí los consuma bajo otras formas o condiciones.

“Al momento de ofrecer y servir el plato de alimentación para cada una de las comidas y meriendas, debemos ser creativos. Los platos deben ser coloridos y debemos utilizar tanto frutas como vegetales, así podemos añadir sabores y texturas diferentes”, aconseja.

Inclúyelos en los preparativos
Otra actividad que pueden realizar los padres, tutores o cuidadores para introducir alimentos nuevos o alimentos que no gustaban antes, es incluir a los “toddlers” en la selección de alimentos cuando vayan al supermercado, de forma que estos se sientan partícipes y puedan tocar, ver y oler.

“Está demostrado que estas prácticas ayudan mucho ya que a los chiquitines les da más curiosidad por probar aquellos alimentos que ellos mismos seleccionaron. Mucho más les gustará que los incluyas en la preparación de los mismos. De forma segura, puedes brindarle un espacio en la cocina o comedor, donde puedan mezclar o cortar frutas (nada filoso) y vegetales para toda la familia. Pueden, también confeccionar platos cómicos, con figuras creadas con los mismo alimentos. Eso les encantará a sus niños”, enfatiza la nutricionista pediátrica.

Todas estas prácticas crean un ambiente de bienestar a la hora de comer, lo cual promueve el crecimiento y educación adecuada del “toddler” e igualmente, crea hábitos de alimentación saludables en ellos.

Da el ejemplo
Finalmente, Sinigaglia dice, que es importante que los padres, tutores y cuidadores se pregunten si ellos son un buen ejemplo para sus niños, al momento de comer.

“Es decir, si queremos que nuestros ‘toddlers’ coman vegetales; nosotros también debemos consumirlos por igual, ya que ellos aprenden mucho por modelaje”, puntualiza la experta en nutrición pediátrica.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba