Loader
Capacidad física

Corriendo maratones a partir de los 70 años

A pesar de su avanzada edad, Gene Dykes completó esta carrera en menos de tres horas. Científicos han estudiado su peculiar caso

  • Por El Comercio / GDA
  • 27 AGO. 2019 - 10:57 AM
Photo
Se descubrió que Dykes parece ser capaz de acercarse a su capacidad máxima de absorción de oxígeno (VO2) y mantenerla por más tiempo que otros. (Captura YouTube)
  • Compartir esta nota:

Gene Dykes corre aproximadamente seis días a la semana. "Corro aunque haya nieve, hielo, llueva o haga mucho calor". Lo sorprendente es que tiene 71 años. Ha participado -estima- en 300 carreras desde que retomó este deporte hace 14 años. Pero hay más. El año pasado completó la maratón de Jacksonville (EE.UU.) en dos horas, 54 minutos y 23 segundos, el mejor tiempo "extraoficial" para un septuagenario.

Todo eso llamó la atención de William B. Farquhar, investigador de la Universidad de Delaware (EE.UU.), quien, junto con otros colegas, analizó a Dykes para descubrir los secretos detrás de su excepcional capacidad física.

¿Superadulto mayor?

En sí, el equipo de Farquhar tenía como objetivo armar el perfil físico de este programador informático jubilado. Fue sometido a pruebas para medir su capacidad aeróbica máxima (rendimiento del corazón, vasos sanguíneos y pulmones frente a la actividad física), umbral de lactato (sustancia química que el cuerpo libera al hacer mucha actividad física y que causa cansancio), economía de carrera (consumo de oxígeno) y composición corporal.

"Creo que sin duda es único", dijo Farquhar en un comunicado oficial. "En comparación con un típico hombre de 70 años, sus números son increíblemente altos".

Se descubrió que Dykes parece ser capaz de acercarse a su capacidad máxima de absorción de oxígeno (VO2) y mantenerla por más tiempo que otros. La mayoría de personas llega hasta el 75%, 80%, 85% de ese máximo, pero este septuagenario ronda el 90% durante cada trayectoria.

Por otro lado, la revista The New England Journal of Medicine, donde se publicó este análisis, revela niveles óptimos de glucosa y colesterol (86 y 173 miligramos por decilitro, respectivamente), así como una tensión arterial adecuada (122/75). Además, se detectó que su umbral de lactato es muy alto; es decir, su capacidad máxima de almacenamiento de esta sustancia durante un período extendido sin acumular cantidades adicionales, lo cual podría generar mayor estrés en los músculos.

Ejercicio a edad avanzada

Sin lugar a dudas, el caso de Dykes es sorprendente, pero no es el único. Por ejemplo, el arequipeño Antonio Delgado, de más de 90 años, obtuvo el primer lugar en los 100 metros planos del Campeonato Mundial de Atletismo Máster en el 2015. Y es que el ser un adulto mayor no es un impedimento para ejercitarse.

"Cuando se habla de actividad física en adultos mayores, uno inmediatamente piensa solo en caminatas. Es un estereotipo negativo", dice a El Comercio Carlos Vela Barba, geriatra del Hospital de la Fuerza Aérea del Perú y del policlínico María Graña.

Según el especialista, los adultos mayores pueden realizar ejercicios aeróbicos, que están fundamentalmente dirigidos a la salud cardiovascular, como caminatas, correr, natación y bicicleta. Para evitar la sarcopenia, pérdida degenerativa de masa muscular, y caídas -uno de los problemas geriátricos más graves-, pueden llevar a cabo ejercicios con ligas de resistencia o pesas de dos a seis libras, siendo acompañados de un programa nutricional basado en alimentos ricos en proteínas, suplementos proteicos y vitamina D.

"Muchos estudios indican que hacer ejercicios de resistencia, por más tarde que sea, a los 70 u 80 años, sirve para recuperar fibras musculares tipo 2, que benefician la estabilidad y la fuerza muscular", sostiene Vela.

Por su lado, Julio Cachay, médico internista de la clínica Ricardo Palma, recalca que antes de empezar a hacer actividad física de forma regular es recomendable que el adulto mayor pase por una evaluación cardiovascular, ósea, muscular y de la función pulmonar.

"Está en nuestra naturaleza humana caminar, correr, saltar, moverse. Cuando ya no hacemos eso, por diversos factores, el deterioro de la persona es inmediato", subraya Cachay.

Para tener en cuenta

Perder la masa muscular es un proceso natural. Se ha determinado que a partir de los 40 años, cada década posterior uno pierde hasta un 10% de masa muscular.

Según el Dr. Carlos Vela Barba, la clave para una buena salud en el adulto mayor es que tenga siempre la supervisión de un familiar, que esté atento a cualquier tipo de cambio en el paciente y siga las indicaciones del especialista que lo trate.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba