Loader
Basta con caminar

Hacer ejercicio también pone en forma el cerebro

Basta ejercitarse una vez para notar beneficios, aunque mejoras en la concentración y la memoria a largo plazo se producen cuando el deporte se realiza de forma constante, incluso si es de baja intensidad

  • Por El Mercurio / GDA
  • 04 ABR. 2019 - 08:30 AM
Photo
El ejercicio aeróbico es generalmente el más beneficioso para el cerebro. (Matthew LeJune / Unsplash)
  • Compartir esta nota:

"¿Qué tal si les dijera que hay algo que pueden hacer en este instante que tendría un beneficio inmediato para su cerebro, incluyendo el estado de ánimo y la concentración? ¿Y si les dijera que esa misma actividad podría tener un efecto a largo plazo y proteger su cerebro de diferentes enfermedades, como la depresión, el alzhéimer o la demencia? ¿Lo harían?".

Con estas preguntas comenzó la charla TED en la que la doctora Wendy Suzuki, profesora de neurociencias y psicología de la U. de Nueva York, habla sobre los múltiples beneficios para el cerebro de una terapia gratuita: el ejercicio.

Suzuki fue parte del simposio "Imaginando los efectos inmediatos y de largo plazo del ejercicio en los humanos", organizado por la Sociedad de Neurociencias Cognitivas, una organización internacional que tuvo su reunión anual esta semana en San Francisco (EE.UU.).

Su acercamiento al tema comenzó de forma casual. Después de años trabajando en el laboratorio, de volverse una persona sedentaria y haber subido 11 kilos, decidió meterse al gimnasio. "Estaba haciendo distintos entrenamientos: eran un 80% de aeróbicos (clases de spinning, step y baile) y un 20% de clases con el peso corporal. Cuando comencé a entrenar en el gimnasio, el primer cambio que noté fue un inmediato gran aumento del ánimo. Me sentía más feliz, optimista y más enérgica", dijo a El Mercurio.

Y agregó: "Luego, con el tiempo, noté un cambio positivo en mi capacidad para escribir: con el ejercicio regular podía mantenerme enfocada de forma más profunda y prolongada, y mi memoria a largo plazo también mejoró. Me era más fácil recordar los detalles de los artículos que estaba revisando. Estas observaciones fueron las que me hicieron cambiar finalmente todo mi programa de investigación de uno centrado en la neurofisiología de la memoria, a uno centrado en la comprensión de cómo y por qué la actividad física mejora la función cerebral en las personas".

Basta con caminar

Según estudios previos, ahora se sabe que el ejercicio aeróbico es generalmente el más beneficioso para el cerebro. "La actividad física puede mejorar un rango de funciones cognitivas, incluyendo las ejecutivas, memoria de trabajo, codificación de los recuerdos y la separación de patrones, así como el estado de ánimo", dice Suzuki.

¿Pero qué hace exactamente la actividad física que logra poner al cerebro en forma? "El ejercicio tiene efectos positivos en la función cerebral por múltiples razones. Mejora el flujo sanguíneo y, en última instancia, estimula la formación de nuevos vasos sanguíneos en el cerebro que dan como resultado una mejor perfusión general en el cerebro, que es el principal usuario de oxígeno del cuerpo. También aumenta los niveles de una amplia gama de factores de crecimiento en el cerebro que estimulan la formación de nuevas sinapsis y, en el hipocampo, el nacimiento de nuevas células cerebrales, es decir, neurogénesis del hipocampo adulto. El ejercicio también cambia el metabolismo de la glucosa en el cerebro para obtener resultados positivos, y es probable que haya incluso más cambios cerebrales que sean tanto locales como globales, que contribuyan al fortalecimiento general del cerebro gracias a la actividad física regular".

El doctor Michael Yassa, profesor y director del Centro para la Neurobiología del Aprendizaje y la Memoria de la U. de California, Irvine, quien fue uno de los exponentes del simposio, explicó que en sus investigaciones ha detectado que incluso un ejercicio ligero aumenta las funciones de memoria del hipocampo.

"Un ejercicio muy suave en nuestros estudios se caracteriza por un peak de 30% de consumo de oxígeno. Esto es similar a caminar o a hacer ejercicios como taichi y yoga. Nuestras investigaciones sugieren que incluso en una corta duración (10 minutos) se ve una mejora, pero recomendamos de 30 a 45 minutos de ejercicio al día para beneficios en la salud cognitiva".

El ejercicio moderado también tiene beneficios, dice Yassa. Gracias a imágenes de resonancia magnética ha visto que hay mayor actividad en el hipocampo y mayor "conectividad funcional entre el hipocampo y otras regiones del cerebro que también son importantes para almacenar y recuperar memorias altamente precisas".

"No hemos probado la condición de (ejercicio de) alta intensidad, pero los datos de estudios en animales sugieren que los niveles leves y moderados funcionan mejor y que la mejora desaparece cuando aumenta la intensidad del ejercicio. Esto se debe probablemente a la producción de hormonas del estrés que pueden eliminar el beneficio, pero se necesita mayor investigación para comprender bien la relación dosis-respuesta".

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba