Loader
Beneficioso para la salud

Lo bueno y lo malo del running

Tan solo calzarse los tenis y salir a la calle, el parque o cualquier espacio abierto es lo que se necesita para poder hacer running

  • Por El País / GDA
  • 22 OCT. 2018 - 06:00 AM
Photo
Correr fortalece y regenera los músculos no solo de piernas, sino también de abdomen, espalda e incluso de los brazos. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Tan solo ponerse las tenis y salir a la calle, el parque o cualquier espacio abierto es lo que se necesita para poder hacer running. Sin embargo, no es tan sencillo como eso. Conocer las anomalías del cuerpo, tener una correcta forma de correr y un entrenamiento e indumentaria acorde ayudará a que el rendimiento de la persona mejore y así su bienestar.

Los beneficios del correr regularmente van desde controlar el peso y trabajar la musculatura hasta evitar una muerte prematura y reducir en gran proporción las probabilidades de una enfermedad cardiovascular.

Además, la práctica de ejercicio tiene consecuencias positivas en la salud mental, reduciendo el estrés y la ansiedad por la segregación de endorfinas. De esta forma, con la mente despejada y el cuerpo cansado, es más fácil tener un buen descanso. El riesgo de diabetes, colesterol, hipertensión y obesidad se reduce.

Los ejercicios de impacto son recomendables contra la osteoporosis; aumentan la densidad de los huesos con la ayuda de la ingesta de calcio y vitamina D. No hay mejor receta que este trabajo aeróbico y un complemento con una dieta correcta para reducir la grasa y luego mantener el peso indicado.

Por belleza, pero sobre todo por salud: fortalece y regenera los músculos no solo de piernas, sino también de abdomen, espalda e incluso de los brazos.

Es una forma eficaz de mejorar los sistemas cardiovascular y respiratorio para prevenir infartos y evitar los ahogos de una persona fuera de forma. La parte social de correr es de las menos reconocidas desde afuera, pero la más destacada por atletas en grupos. Transmitir experiencia, dar ánimo y formar un grupo de personas amigas es reconfortante.

¿Correr es malo para la salud? Claro que no, pero siempre que se tomen las medidas necesarias. Todo puede ser perjudicial para la salud si se hace en exceso, hasta el ejercicio; y más aun si se hace de mala forma. Por esta razón es recomendable hacer running con un entrenador y consultar con un médico deportólogo; el preparador físico podrá guiar a la persona de forma personalizada para evitar lesiones y situaciones más problemáticas para la salud, así como hacer que las sesiones sean aprovechadas de la mejor forma.

Un correcto calentamiento, así como el estiramiento antes y después es esencial para evitar lesiones. Asimismo, compensar el ejercicio de correr con otro tipo de actividad como yoga, pilates, musculación, natación o bicicleta ayudará a reducir el impacto sobre las articulaciones, aumentar la musculatura y mejorar la flexibilidad para reducir riesgo a lesiones.

El riesgo a un infarto del miocardio y muerte súbita se pueden desencadenar al correr. Un debido estudio médico permite ver anomalías en el corazón. Dolores por inflamación de la bolsa sinovial, tendinitis rotuliana o problemas más graves como rotura de ligamentos o menisco, entre las más usuales.

Una intensidad mayor a la posible puede llevar a una rotura fibrilar o a una fatiga. El descanso y el correcto estiramiento-calentamiento es clave. La zona lumbar es la que más impacto recibe de cada pisada, por lo que una buena musculatura ayuda a prevenir hernias de disco. Un calzado adecuado, así como una técnica correcta para correr reducen el riesgo.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba