Loader
Actividad física

Muévete más, siéntate menos

Las guías recomendadas sobre actividad física del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos han sido revisadas

  • Por Redacción de Por Dentro
  • 13 ENE. 2019 - 02:00 AM
Photo
Seguir estas nuevas guías consistentemente, puede generar beneficios a tu salud a largo plazo. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Las guías recomendadas sobre actividad física del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos han sido revisadas. Toma nota de los detalles más sobresalientes y comienza, ¡ahora!

Seguir estas nuevas guías consistentemente, puede generar beneficios a tu salud a largo plazo:

  • A los jóvenes, mejora su cognición, salud de los huesos, del corazón, estado físico y reduce el riesgo de depresión.
  • Para los adultos, previene ocho tipos de cáncer, riesgo de demencia, enfermedad del corazón, derrame, presión arterial alta, diabetes tipo 2, depresión; mejora la salud de los huesos, las funciones físicas y la calidad de vida.
  • Para los adultos mayores, baja el riesgo de caídas y lesiones por las caídas.
  • Para las embarazadas, reduce el riesgo de depresión posparto.
  • A todos los grupos, reduce el riesgo de sobrepeso y mantiene un peso saludable.

Preescolares

Activos todo el día

Actividad física: desde liviana a intensa

Período: mínimo de 3 horas diarias

6 a 17 años

Actividad física: moderada a vigorosa, especialmente aeróbica como caminar o correr;

y para fortalecer sus músculos y huesos, como jugar baloncesto o brincar la cuerda

Período: mínimo de 60 minutos diarios

Adultos

Actividad física: aeróbica moderada, como caminar rápido, cada semana. También necesitan ejercicios para la fortaleza muscular, como levantar pesas, por lo menos, dos días a la semana

Período: entre 150 a 300 minutos diarios

Ejercitarte tiene efectos inmediatos en la salud

Reduce la ansiedad, la presión arterial, mejora la calidad del sueño y la sensitividad a la insulina

En enfermedades crónicas

Ayuda a disminuir el dolor en los pacientes con osteoartritis, retrasa el desarrollo de hipertensión y diabetes tipo 2, reduce los síntomas de la ansiedad y depresión, y mejora la cognición de personas con demencia, esclerosis múltiple, TDAH y enfermedad de Parkinson

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba