Loader
Toma nota para el regreso a la escuela

10 tips para aprovechar lo que resta del verano y prepararse para el regreso a clases

Te ofrecemos varias recomendaciones de los expertos para que la transición del verano hacia el primer semestre escolar sea todo un éxito

Photo
El verano es un buen momento para repasar con tu hijo algunas de las destrezas básicas que necesitará en áreas como la lectura, las matemáticas y la escritura. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Ya nos encontramos en la cuenta regresiva para el regreso a clases. Por ello, te ofrecemos varias recomendaciones de los expertos para que la transición del verano hacia el primer semestre escolar del año académico 2019-2020 sea todo un éxito.

Abordar el miedo

La doctora Kevia Calderón, psicóloga clínica, señala que sentir un poco de temor o nerviosismo al inicio de clases es muy frecuente tanto en los niños como en los jóvenes, principalmente si se trata de una nueva escuela. Para ayudarlos a manejar la preocupación propia se esos primeros días, recomienda que, si se trata de una nueva escuela, lleves al menor a conocerla antes de que inicien las clases. También, en la medida de lo posible, aconseja que el menor asista al campamento de verano de la nueva escuela o participe de alguna actividad recreativa si la institución la ofrece para ayudarle a conocer a otros niños y jóvenes, y adelantar el proceso de establecer amistades y contactos en la nueva escuela.

Habla con tus hijos sobre la escuela y por qué les gusta

Para la terapeuta educativa profesional Milagros de Lourdes Vergara, de Te ayudo Coaching & Terapia Educativa, debemos identificar el estado de ánimo de nuestros hijos, desde los más chicos hasta los más grandes. “La idea es conocer cómo se sienten ellos en relación a lo que es ir a la escuela, qué les motiva y qué no, pues el aprendizaje empieza con la emoción”, dice Vergara.

Por su parte, la doctora Kevia Calderón aconseja que les hables sobre aquello que les preocupa en relación a la escuela. “Escúchalos con atención y respeto, evitando minimizar sus preocupaciones o ridiculizarlo por creer que son muy tontas. En vez, explica por qué sus temores quizás no son realistas, si fuera el caso. Ayuda en la identificación de posibles soluciones a los problemas que plantea el menor”, señala la psicóloga clínica.

Practica durante el verano

¿Sabías que, de acuerdo a la Asociación Nacional de Aprendizaje de Verano (NSLA, por sus siglas en inglés) durante el verano se pierden destrezas académicas y que esto puede tener grandes repercusiones, sobre todo para aquellos niños con menos recursos económicos? Harris Cooper, quien fue profesor de la Universidad de Misuri, en Columbia, e investiga el tema, señala que, en el mejor de los casos, ha observado que los niños mostraban poco o ningún crecimiento académico durante el verano y que, en el peor de los casos, los estudiantes perdían de uno a tres meses de aprendizaje. Añade que la pérdida era mayor en matemáticas que en lectura. Por ello, el verano es un buen momento para repasar con tu hijo algunas de las destrezas básicas que necesitará en áreas como la lectura, las matemáticas y la escritura.

Mira más allá de las vacunas

Milagros de Lourdes Vergara también señala que, como padres, no podemos estar atentos a lo que desconocemos. Por ello, es importante hacer observaciones puntuales sobre el desarrollo de los niños y jóvenes en cada etapa y no solo se le debe dar seguimiento a las vacunas y al cernimiento dental. Vergara enfatiza que igual importancia se le debe dar al cernimiento visual, del habla y ocupacional, ya que esto podrá ayudar a identificar dificultades de lenguaje o de lectoescritura, por ejemplo.

Una mochila segura

La Academia Americana de Pediatría recomienda elegir una mochila con bandas o correas amplias acolchonadas para los hombros y la espalda. Según la AAP, la manera correcta de organizar la mochila es usando todos sus compartimientos y empacando los artículos más pesados para llevar hacia el centro de la espalda. Las mochilas no deben pesar más de 10 a 20% del peso corporal de su niño. Revísala cada semana y saca los artículos que no necesitas para mantenerla ligera. Acomoda o reajusta la mochila para que la parte de abajo quede al nivel de la cintura del niño.

Requisitos de vacunación

El doctor Ángel Rivera, director del Programa de Vacunación del Departamento de Salud de Puerto Rico, exhorta a los padres, mediante una comunicación oficial, a asegurarse de que sus hijos tengan sus vacunas al día antes de comenzar el próximo semestre escolar. Para esto, pueden revisar la tarjeta de vacunas del menor o acceder al Registro Electrónico de Vacunación (PRIR). Por su parte, el doctor Rafael Rodríguez Mercado, secretario del Departamento de Salud,  ha mencionado, que, a diferencia de otros semestres escolares, los estudiantes deberán contar con una dosis de la vacuna contra el virus de papiloma humano (VPH) para los adolescentes de 11, 12, 13 y 14 años, y completar la serie según indicado en el Itinerario de Vacunación, para que se garantice la inmunidad necesaria contra ese virus.

Al matricular a sus hijos en cualquier institución educativa del país pública o privada, incluyendo desde los centros de cuidado hasta las universidades, también deberán presentar evidencia de las vacunas administradas.

Requisito de Certificado de Examen Oral

Los tutores legales deben presentar en la escuela un Certificado de Examen Oral, firmado por un odontólogo o dentista licenciado que evidencie que al menor se le ha practicado un examen oral en el período de seis meses antes del comienzo de clases en agosto 2019. Este requisito es para los grados de kínder, segundo, cuarto, sexto, octavo y décimo, pero no está demás que los niños y jóvenes asistan a sus citas recomendadas de salud oral dos veces al año.

¡Alístate con el chequeo auditivo!

Según Eugenio Gómez, audiólogo y director clínico de Precision Hearing and Balance Center, para cuidar la audición de los niños es importante tener en cuenta el tiempo de exposición que tienen los pequeños con aparatos tecnológicos, tales como los teléfonos móviles o celulares, equipos de música y audífonos. Comenta que el tiempo de exposición a estos sonidos altos es importante también, pues, si la persona está expuesta por bastante tiempo a diario tiene un riesgo de pérdida de audición inminente. Para evitarlo, recomienda bajar el volumen de los aparatos, incluso si está escuchando por los auriculares; alejarse de los sonidos altos; y utilizar siempre protectores de oídos como tapones u orejeras. También es importante realizar una evaluación auditiva para identificar cualquier pérdida tempranamente.

Saca tiempo para ti

Si bien el inicio de clases gira en torno a los niños, no se debe descuidar el bienestar físico y emocional de los padres. De acuerdo con Understood.org, una organización que agrupa a 15 entidades sin fines de lucro que se han unido para apoyar a los padres con hijos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención, por lo general, los padres y los cuidadores tienden a cuidar mejor a los otros que a sí mismos, pero es importante cuidarse para poder apoyar a los chicos. Por ello, recomienda hacer tiempo para compartir con amigos y familiares, así como sacar tiempo de ocio para recargar baterías, ya sea paseando, dando una caminata corta, durmiendo los suficiente o haciendo ejercicios. Compartir tus experiencias con otros padres puede ser una tarea valiosa para encontrar apoyo y obtener ideas de cómo mejorar en ciertas áreas.

Comer bien, para pensar bien

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) señalan, -¡y con razón!- que la alimentación es esencial para el crecimiento sano de niños y adolescentes. El alimento no solo brinda al cuerpo la energía necesaria para funcionar adecuadamente, sino que también ayuda a evitar sobrepeso, la obsedida y el desarrollo de enfermedades crónicas.

Por su parte, la licenciada Karilyn López Negrón, licenciada en nutrición y dietética, explica que “el desayuno debe ser divertido y saludable para tus niños puede hacer la diferencia entre un buen día a uno extraordinario”. Por ello, recomienda incluir frutas frescas en diferentes formas. “Las frutas ayudan a los pequeños a tener un buen crecimiento y desarrollo, además, de aportar una alta cantidad de vitaminas, minerales y fibra necesarios para una sana alimentación. La también educadora en diabetes y salud renal aconseja servir un desayuno balanceado que incluya algo de hidratos de carbono, proteína y fibra.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba