Loader
Relaciones

Clave la comunicación durante la separación de los hijos en la pandemia

La presencia del COVID-19 en nuestras vidas ha provocado un desligue o separación temporera entre padres y madres divorciados y sus hijos

Photo
Durante la pandemia, muchos padres y madres con custodia compartida han confrontado problemas para ver a sus hijos. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

En una de las muchas situaciones que han ocurrido durante la pandemia se ha conocido que muchos padres y madres con custodia compartida han confrontado problemas para ver a sus hijos. Se han dado casos en que los padres estuvieron varias semanas sin verlos o algunos que no los han podido hacer desde que comenzaron las medidas de prevención y de distanciamiento social.

Este desligue o separación temporera ha sido muy duro tanto para los padres o madres, como también para los niños y jóvenes.

Durante todo el tiempo, pero especialmente durante estos momentos tan inciertos, es importante que haya una buena comunicación entre los padres de esos niños. “La comunicación es vital para decidir qué va a ser lo mejor para los hijos en un momento como el que estamos viviendo”, indicó la doctora Eunice Alvarado Díaz, psicóloga clínica con práctica forense.

“Si ya había unos conflictos previos a la pandemia, cuando nos encontramos con esta situación que hay que tomar unas decisiones, pues se puede complicar todo. Es por eso que hay que hacer énfasis en que, en este momento, es importante que los padres puedan trabajar juntos y llegar a acuerdos, pensando en el bienestar de los hijos. Al final de día, eso es lo importante”.

¿Cómo han hecho algunos padres divorciados durante los pasados meses de pandemia? Aquí te presentamos el caso de dos “influencers” puertorriqueños que son un ejemplo de cómo se deben manejar las diferencias entre las exparejas para lograr mantenerse cerca de sus hijos durante todo este proceso.

Acuerdos por el bien del menor
Yimar Severino se enteró que la Gobernadora había decretado el confinamiento en marzo, días después de regresar de un viaje, por lo que todo la cogió por sorpresa y casi no tuvo tiempo para prepararse. Ella es la custodia de su hijo Ethan, de siete años, por lo que tuvo que acuartelarse en su casa para evitar contagiarse con el COVID-19.

“Debido a la pandemia, Ethan no pudo ver a su papá por un mes y medio. Todo esto fue muy fuerte para todos, porque el nene es bien apegado a ambos”, comentó Severino, quien está cargo de la plataforma #AprendeConMami. “Por suerte, el papá siempre se mantuvo conectado con Ethan a través de vídeo llamadas de FaceTime, que es la aplicación favorita del nene. De esta manera, a través de la vídeo llamada se entretenían con juegos de mesa, veían televisión y hacían otras actividades”.

Photo
Yimar Severino y su hijo Ethan. (Suministrada)

Luego de ese mes y medio, llegó el cumpleaños del niño, ocasión en la cual su papá pudo verlo por primera vez desde que comenzó el distanciamiento social. “Cuando el papá vino el día de su cumpleaños, para Ethan fue una emoción bien grande y parecía como si no lo hubiera visto hacía cinco meses”, apuntó Severino, quien ofrece en las redes sociales como Facebook e Instagram actividades educativas para niños que sirven como refuerzo de lo aprendido en clase.

“Se dio el caso que solamente vino su papá al cumpleaños y él preguntó dónde estaban sus amigos y familiares para cantarle el ‘Feliz cumpleaños’. Le explicamos que no podían venir, pero que pronto los iba a ver. Eso sí, le hicimos un vídeo donde todos sus amigos le cantaron y desearon felicidades”.

Actualmente, llegada cierta “normalidad” el padre recoge al niño y se queda con él un fin de semana sí y otro no, y en caso de que en la semana el menor quiera estar con su padre algún día, se ponen de acuerdo sin problemas. Cuando el niño está con su papá, Severino trata de mantenerse en contacto con él a través de llamadas telefónicas o FaceTime.

Para la “influencer”, la comunicación es clave en todo momento entre los padres divorciados. Sin embargo, en estos momentos es más importante aún. “No porque no tengamos una relación amorosa, significa que vamos a tener una mala relación. Realmente nosotros nos llevamos muy bien por el bienestar del niño”, añadió Severino. “Es importante y fundamental tener una buena comunicación para que el niño no se vea afectado. Y más en este tiempo que, aunque nosotros pensemos que al niño no le afecta, realmente no sabemos lo que hay dentro de su mente”

Ayuda a otros padres
Desde que se divorció hace más de 10 años, Víctor Arroyo tomó la decisión de que siempre iba a mantenerse involucrado en todo lo que tuviera que ver con la vida de sus hijas. En total, Arroyo calcula que comparte con sus tres hijas por lo regular unos 26 días al mes, por lo que entiende que sus hijas sienten que sus padres siempre están presentes en sus vidas, a pesar de estar divorciados. Fue por esa razón que una vez comenzó el toque de queda y la orden de mantenerse en los hogares, se le hizo sumamente difícil estar dos semanas consecutivas sin poder ver a sus hijas.

“Lo que hicimos durante esas primeras semanas fue que nos dividimos dos semanas con mamá y dos semanas con papá. De la misma forma, para mantenernos unidos, cada dos o tres días hacíamos una llamada telefónica, nos ‘texteábamos’ o teníamos una vídeo llamada”, comentó Arroyo, padre de tres niñas de 16, 12 y 9 años, y quien está activo en las redes social bajo la plataforma #DaddyJangueo. “Desde un principio, se les explicó el porqué de lo que hicimos y nos funcionó bien. La verdad es que se me hacía una eternidad verlas. Porque de verla todos los días, de momento dejar de verla 14 días, era fuerte”.

Photo
Víctor Arroyo junto a sus tres hijas Victoria, Mariana y Viviana. (Suministrada)

A pesar del tiempo que estuvo separado de sus hijas, Arroyo considera que su relación con sus hijas Victoria, Mariana y Viviana no se vio afectada en ningún momento. Sin embargo, sí cuenta que muchos seguidores de #DaddyJangueo en Facebook, Instagram y Twitter le han expresado que desde que comenzó la pandemia no han podido ver a sus hijos.

“Todos ellos han tenido problemas y muchas dificultades y es algo que no debería ocurrir. Es por eso que considero que tener una buena comunicación con el padre o la madre de tus hijos es esencial en tiempos como estos”, comentó el “influencer” que aparece y da consejos a padres divorciados todos los miércoles en ‘Pégate al Mediodía’ y todos los lunes en ‘Fidelity Nocturno’. 

"Aunque te lleves mal con esa persona, hay que hablar con ella. Si se da el caso de que por alguna orden de un tribunal no lo puedes hacer, entonces hay que tener contacto con una tercera persona, ya sea un abuelo, un tío o un hermano, entre otros, que te ayudarán a llevar a cabo el mensaje”.

Arroyo está consciente de que la presencia del COVID-19 ha sido negativa en general, pero también considera que son muchas las acciones buenas que se han dado a raíz de esto. “Le tengo que agradecer al coronavirus que pude compartir dos semanas corridas con mis hijas, donde hablamos, reímos y jugamos. Eso era algo que no hacía desde que ellas eran pequeñitas”, detalló Arroyo. “De todo, lo más que me disfruté fue el poder despedirme de ellas todas las noches con un beso antes de acostarse. Para mí, eso es una chulería”.

Consejos para padres que tienen contacto con sus hijos

La psicóloga Alvarado Díaz recopiló una serie de consejos y recomendaciones para aquellos padres que han podido compartir con sus hijos durante las pasadas semanas, basado en unas sugerencias dadas por la Academia Americana de Abogados Matrimoniales (American Academy of Matrimonial Lawyers) y la Asociación de Tribunales de Familia y Conciliación (Association of Family and Conciliation Courts):

  1. Los padres deben hablar con sus hijos sobre lo que está ocurriendo, sobre lo que es el COVID-19 y sobre cómo cuidarse.
  2. El padre que vaya a recoger a sus hijos, debe realizar varias preguntas de rutina antes de recogerlos. Es importante que en esta nueva realidad que estamos viviendo se puedan incluir estas preguntas, pero con la intención de mantener a los hijos seguros y a salvo. No como un obstáculo, ni como algo para evitar el que ese padre o madre se relacione con los hijos.
  3. Hay que ser honesto y poder comunicar si alguna respuesta a esas preguntas es sí. Es importante que puedan mantenerse en comunicación de manera que puedan hablar abiertamente si hubo algún tipo de exposición, si tiene algún tipo de temor porque le comenzaron unos síntomas y no sabe explicar a qué se deben los mismos.
  4. Practicar todas las medidas de protección y seguridad recomendadas para prevenir lo que son los contagios. No minimizar y mantener ese protocolo durante el tiempo que se esté dando la visita del menor en el hogar.
  5. Modificar el tipo de actividades que realizaba antes y convertirlas en unas donde puedan seguir compartiendo de una manera más segura, donde se eviten exposiciones innecesarias y que puedan convertirse en salidas irresponsables.
  6. Mantenerse informado y mantener la calma. Actualmente se recibe diariamente mucha información de lo que es el COVID y los números de los casos confirmados y las muertes, pero es crucial mantener la calma a medida que se recibe esa información, ya que eso será lo mismo que se le transmitirá a su hijo.
  7. Fomentar o crear un ambiente donde ese niño o adolescente se sienta cómodo hablando de sus sentimientos y preocupaciones. Se debe crear ese espacio para dialogar sobre las implicaciones del COVID-19 pero más a nivel emocional, porque, para los niños puede ser más difícil el hablar de esos sentimientos.
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba