Loader
7 consejos del experto en viajes de estudiantes

Cómo organizar el senior trip perfecto

Recomendaciones para padres y organizadores

Photo
Es importante organizar el viaje con tiempo suficiente para poder cuidar todos los detalles. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Alex Urdaneta, presidente de Viajes A+ Educational Tours, una compañía establecida en la isla hace 12 años y que se especializa en viajes estudiantiles, señala que la globalización y el impacto de la internet y del acceso de información ha sido muy beneficioso para los organizadores de este tipo de viajes. Y, aunque hay destinos que continúan siendo muy populares entre las clases de graduandas, como República Dominicana, Orlando y Cancún, se ha visto que, a través del tiempo, más grupos buscan otros destinos que ofrezcan otro tipo de experiencia. Esto también es posible gracias a que más clases graduandas usan a un profesional de turismo estudiantil para organizar sus viajes.

A continuación, Urdaneta ofrece sus recomendaciones:

  1. Aunque todos pueden organizar un viaje desde el núcleo de su colegio o escuela, confiar el desarrollo, el diseño y la coordinación del viaje a una agencia registrada en la isla y con el aval de la Compañía de Turismo de Puerto Rico evita que haya fraude y se malversen fondos, además brinda la flexibilidad de poder negociar tarifas y políticas de cancelación, de cambio de nombre y de fecha, entre otras.
  2. Si deciden usar los servicios de una agencia especializada, busca que sean miembros de asociaciones a nivel de Puerto Rico y Estados Unidos que reúnen a los profesionales del turismo estudiantil. De estas, hay tres principales: Student Youth and Travel Association (SYTA), American Bus Association (ABA) y National Tourism Association (NTA). Urdaneta señala que estas asociaciones exigen estándares de calidad, lo que brinda tranquilidad a los organizadores del viaje, a los padres y a los estudiantes.
  3. La selección del destino puede ser controvertible, porque, según Urdaneta, muchos jóvenes prefieren destinos populares como los resorts “todo incluido”, pero hay que tener mucho cuidado en la selección de los destinos. “Cuando se involucran viajes ‘todo incluido’, los papás tienen que conocer a qué se va a enfrentar y conocer ese destino. Es importante que el destino sea escogido de acuerdo a las necesidades del grupo” y que se tomen en cuenta aspectos como su situación social y política o si existen altercados con los países vecinos, explica el profesional de turismo estudiantil, quien se describe como testimonio de este tipo de experiencia, ya que, desde los 12 años viajó con su banda escolar a través de toda Latinoamérica.
  4. ¿Quiénes acompañará a los estudiantes? La recomendación es que sea un adulto / chaperón por cada 10 o 15 estudiantes.
  5. Hay que prepararse para ese destino. “Tenemos que disfrutar el viaje y recordar que, en la medida en que reconozcamos el destino y sabremos qué elementos involucra el itinerario, cuánto dinero adicional hay que llevar y cuáles son las inclusiones del viaje, entre otras”, dice el presidente de Viajes A+. Aunque, en el caso de que se escoja una agencia de viajes, esta se encarga de la logística, el pasajero debe estar educado sobre lo que va a encontrar en su viaje de graduandos.
  6. En cuanto a la seguridad, el programa de viaje tiene el objetivo de los estudiantes se diviertan y compartan en su último año de high school, pero se debe tener claro que debe existir cero tolerancia de drogas y alcohol. También debe haber un protocolo de manejo de crisis y emergencias. “El grupo tiene que establecer desde el principio cuáles son las normas y la disciplina de ese viaje. La no tolerancia a las drogas y al alcohol va a permitir que el viaje cumpla su objetivo de divertirse sanamente.
  7. Urdaneta recomienda que este tipo de viaje se organice con 12 meses de anticipación. En aquellos grupos que organizan sus viajes con año y medio (18 meses) o incluso dos años (24 meses) antes de su graduación el viaje se lleva a cabo más fácilmente porque permite que el estudiante tenga más tiempo para hacer sus actividades de recaudación de fondos. Esto dependerá del presupuesto que se haya escogido de acuerdo con el destino. “En la medida en la que el destino no amerite una inversión económica muy grande la organización puede ser de un año u ocho meses”.

“Viajar cambia y aunque no podemos olvidar el objetivo del viaje escolar, papa y mamá deben entender que esta es la última oportunidad que tienen estos chicos para estar juntos a esa edad. Definitivamente, el esfuerzo que han realizado los jóvenes debe ser recompensado de alguna manera. Este es el momento en el que los jóvenes pueden manejar su propio dinero y van a ser independientes, dándoles ese voto de confianza para asistir a su viaje de graduación con supervisores y chaperones, tendrán un recuerdo muy bonito”, finalizó diciendo Urdaneta.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba