Loader
Educación

Crecer intelectualmente aumenta tu valor

Una de las resoluciones para el 2019 podría ser empezar o continuar estudios universitarios. Ya sea un grado asociado o bachillerato, o hasta completar grados de maestría o doctorado

Photo
Una de las resoluciones para el 2019 podría ser empezar o continuar estudios universitarios. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

El inicio de un nuevo año siempre es el momento perfecto para hacer borrón y cuenta nueva en todo lo relacionado a metas y planes, tanto personales como profesionales. Las llamadas resoluciones de año nuevo no son solamente ideas que tiramos al aire, sino que podrían convertirse en grandes motivadores en nuestras vidas.

“Las resoluciones de año nuevo están revestidas de un valor único y son de gran importancia para todos nosotros, pero, muy en especial, para personas que han pasado por muchas adversidades durante el año que culmina”, indicó la psicóloga Margarita Francia Martínez.

Destacó que “es conveniente ir hacia atrás a evaluar de manera sensible y compasiva con nosotros mismos, nuestros aciertos y desaciertos en lo que a nuestras resoluciones pasadas se refiere. Es importante aprender de nuestra propia experiencia, mirando el por qué pudimos lograr algunas de nuestras metas y qué obstáculos interfirieron en el logro de otras”.

Una de las resoluciones para el 2019 podría ser empezar o continuar estudios universitarios. Ya sea un grado asociado o bachillerato, o hasta completar grados de maestría o doctorado, este es un buen momento para liberarse de esa carga que las personas llevan desde hace años y que no les permite iniciar lo que siempre ha sido una meta.

Es significativo que las personas tengan claro que nunca es tarde para comenzar a estudiar. Esto no solo les ayudará a crecer intelectualmente, sino que les ayudará a alcanzar nuevos retos profesionales y hasta les ayudará a conseguir un mejor trabajo donde puede ganar más dinero. La clave es mantenerse positivo, ante todo, y creer que lo puede lograr.

“Debemos concentrarnos en el momento presente y formularnos metas, proyectos, resoluciones de año nuevo que estén basadas en nuestras capacidades, en nuestra realidad circundante, que sean alcanzables y que sean lo suficientemente importantes para nosotros como para vencer los tropiezos que se pongan en nuestro camino”, añadió la doctora Francia Martínez.

“Invito a las personas a que hagan un breve repaso mental del 2018, aceptando lo positivo y viendo en las instancias dolorosas o negativas oportunidades de crecimiento, de aprendizaje. Si hacemos este ejercicio no hay necesidad de olvidar y renegar esas memorias, sino tomarlas como oportunidades que nos proveen el aprendizaje necesario para maximizar que nuestras nuevas resoluciones del 2019 sean unas muy bien pensadas y balanceadas con la energía e ilusión únicas que nos brinda un nuevo año, así como la madurez y crecimiento personal que nos brinda el haber vivido a plenitud el año que despedimos”, concluyó.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba