Loader
Consejos de los expertos

Equipa a tu hijo con confianza para el regreso a clases

Para cuando se acerca la fecha de retomar la vida escolar después de unas vacaciones de verano, los expertos en salud mental recomiendan a los padres ir preparando a los niños y adolescentes para el cambio

  • Por Cristina Del Mar Quiles
  • 11 JUL. 2019 - 11:29 AM
Photo
La escuela es un lugar de aprendizaje, pero también de retos académicos y sociales que requieren de ajustes, luego del verano. (Shutterstock).
  • Compartir esta nota:

La certeza de que cualquier evento que ocurra o preocupación que surja podrán expresarla a sus padres en confianza es la mejor defensa que pueden tener los niños y los adolescentes cuando se enfrenten a un nuevo semestre escolar.

Fuera de casa, la escuela es un lugar de aprendizaje, pero también de retos académicos y sociales a los cuales los estudiantes se enfrentan muchas veces por primera vez. Para cuando se acerca la fecha de retomar la vida escolar después de unas vacaciones de verano, los expertos en salud mental recomiendan a los padres ir preparando a los niños y adolescentes para el cambio.

A continuación, algunos consejos de la administradora de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Suzanne Roig Fuertes:

Retoma las rutinas

“Dos o tres semanas antes del inicio escolar, debemos retomar los patrones de sueño e ir promoviendo actividades que generen menos agotamiento y excitación en el niño para que se vaya adaptando”, recomendó Roig Fuertes.

Incorporar cada vez más la lectura a esos días de transición también es recomendable, señaló.

Organicen los materiales en equipo

Una de las tareas que más emocionan a los niños cuando se trata de regresar a clases es escoger los motivos de sus libretas y bulto, y estrenar algunos materiales.

De acuerdo con Roig Fuertes, darles la importancia a sus gustos en el proceso de llenar el bulto y forrar los libros es parte de fomentar el entusiasmo por el aprendizaje y las nuevas experiencias. Estas tareas pueden ser sumamente divertidas al tiempo que les da la oportunidad a padres y niños de conversar sobre las expectativas para el nuevo semestre.

Crea expectativas sanas

Los padres pueden aprovechar para celebrar que el niño comienza una nueva etapa en un nuevo grado. Además, de que se trata de reencontrarse con sus compañeros de clase.

Podemos ir introduciendo el concepto de cambio de una manera positiva. Si con la maestra del grado anterior tuvo dificultades, podemos decirle que esta es una nueva oportunidad. Si era una maestra a la que le tenía mucho cariño, hablemos de cómo podemos darle a la nueva maestra la oportunidad para ser otra persona que queremos en la vida”, sugirió la administradora.

Prepara para el cambio

La especialista en salud mental mencionó que la ansiedad del retorno o por la separación puede presentarse entre los niños más pequeños.

“Hay que manejarla con amor, hablándole al niño desde antes. No esperar al primer día de clases y ver la reacción al llegar a un salón que le es completamente desconocido con personas desconocidas”, recomendó Roig Fuertes.

Sugirió a los padres acompañar a los niños en el primer día de clases, llevándolos en la mañana y recogiéndolos en la tarde. 

“A veces, se hace difícil con las rutinas de trabajo, pero es importante que el niño sepa que no lo estamos abandonando, que lo estamos llevando a un lugar seguro y lo vamos a recoger”, enfatizó.

Añadió que, si hay hermanos mayores, es importante que los niños pequeños sepan que ellos también van a estar en la escuela y que son su ente de ayuda.

Comunicación con los adolescentes

En el caso de los adolescentes, Roig Fuertes recordó que estos experimentan el regreso a clases de manera distinta a los niños de escuela elemental. Usualmente, tienen más entusiasmo, principalmente, por el reencuentro con los amigos.

En esta etapa, los padres deben recordar que ya no están criando niños, pero tampoco son adultos.

“Hay que asignarles responsabilidades y permitirles crecer”, apuntó la administradora al establecer que el rol de los padres es más de supervisión, de dejar saber que están a disposición del joven, pero que permitirá que tome algunas decisiones.

También abordó la importancia de que los padres se mantengan conectados a las redes que utilizan sus hijos. Es la manera de identificar si están siendo atacados, burlados o si son ellos quienes están acosando.

Además, les permite conocer quiénes son los amigos y con quiénes se juntan.

Alerta a las señales

Según Roig Fuertes, cuando un niño o adolescente expresa que no quiere ir a la escuela y este ha sido un escenario que ha disfrutado anteriormente, podría estar dejando saber que algo está pasando.

“Tenemos que estar pendientes para poder intervenir de manera rápida y no estar reaccionando, sino accionando y que no se convierta en un problema mayor”, exhortó.

Busca ayuda

Los maestros pueden ser un gran recurso para identificar las dificultades que podrían estar enfrentando los niños y jóvenes en la escuela. Las instituciones académicas suelen contar con un trabajador social, que es un profesional de la conducta capacitado para proveer herramientas que puedan ayudar a padres y a estudiantes en la resolución de conflictos.

La administradora de ASSMCA también recordó que la Línea PAS, 1-800-981-0023, ofrece orientación y guía ante cualquier preocupación de salud mental cualquier día de la semana a cualquier hora.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba