Loader
Sigue los consejos

Guía para que tu mascota vaya al ‘baño’

Para evitar que los amigos peludos hagan sus necesidades en lugares indebidos y ocasionen daños e incomodidades es clave conocer más acerca de ellos

  • Por El Tiempo / GDA
  • 24 AGO. 2019 - 07:00 AM
Photo
(Pixabay)
  • Compartir esta nota:

Para evitar que los amigos peludos hagan sus necesidades en lugares indebidos y ocasionen daños e incomodidades es clave conocer más acerca de ellos y tener la paciencia y la disposición para educarlos. Eso es una labor que requiere tiempo y dedicación, pero, además, hay que tener sitios específicos, en el caso de los gatos, y sacarlos con regularidad, en el caso de los perros.

Si fracasas en tu intento, hay que tener varios factores en cuenta. Descarta que el perro o gato tenga algún problema físico u hormonal que esté generando este comportamiento. Dependiendo de la causa, podría ser necesario esterilizarlos o iniciar un tratamiento médico.

No obstante, muchas veces el problema es comportamental. En todo caso, no olvides que es importante realizar consultas periódicas con un veterinario. El manejo Óscar Ávila, veterinario de la Clínica de Pequeños Animales de Uniagraria, nos da algunos consejos claves.

Lo primero, no lo regañes o maltrates. Esto puede generar más ansiedad e, incluso, incrementar el problema. Sé firme, pero nunca uses la fuerza ni los gritos. Un simple no, con autoridad, en el momento en que esté haciendo sus necesidades en un lugar inadecuado es suficiente.

Recuerda que eres el líder de la manada. Canaliza positivamente su comportamiento: premia a tu perro con golosinas y caricias cuando haga sus necesidades en el lugar que tú consideras correcto (bien sea dentro de la casa o fuera de ella), así relacionarás de manera positiva ese espacio.

En el caso de los gatos, procura jugar con él cerca de la caja de arena un par de veces al día o mantener juguetes alrededor de la misma. No los premies mientras hacen sus necesidades, a los gatos no les gusta sentirse interrumpidos.

Limpia cuidadosamente los lugares que haya ensuciado: eliminar el olor ayuda a evitar que orine el mismo lugar una y otra vez. Evita dejarlo mucho tiempo solo: la orina puede ser una manera que el animal use para reclamar o expresar sensaciones negativas como el abandono, así que reducir las situaciones de estrés puede aportar a la solución de este inconveniente.

Para los perros es importante establecer una rutina: procura sacarlo más o menos a la misma hora en la mañana y en la tarde. De igual manera, dale su alimento en un horario establecido. Recuerda que el agua debe estar siempre disponible.

En el caso de los gatos, es importante mantener una estricta limpieza de su caja de arena. Además, esta debe estar ubicada en un lugar de fácil acceso, que sea tranquilo y seguro para ellos.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba