Loader
Comunicación

Hay que hablar sobre sexualidad en el hogar

Los padres son los llamados a educar a los hijos; la sexualidad es una de las materias obligadas

Photo
  • Compartir esta nota:

Los padres enfrentan grandes retos en la crianza de sus hijos.  Uno de estos es cómo los supervisan adecuadamente ante la exposición temprana a contenido sobre sexualidad, además de la cantidad de  figuras públicas, que abordan el tema, y con quienes los hijos llegan a identificarse, incluso, más que con sus propios padres. Así lo indica la psicóloga clínica Kevia Calderón, al recordar que el modelaje de las figuras significativas en la vida social tiene un impacto significativo en la formación de los niños y jóvenes.

“No pretendas que puedes mantener a tu hijo en una burbuja y que nada de esto va a llegar a ellos. Tenemos que educarnos para poder enfrentar el reto de guiar a nuestros hijos, educarlos y protegerlos para que tengan una vida saludable y adecuada, independientemente de la preferencia sexual”, aconseja la experta, quien señala que este se ha vuelto un tema recurrente de consulta.

“Los niños se pasan conectados a las redes sociales y, como son tan abiertos a su sexualidad, se dan tantas dinámicas a través de esos medios, que los expone a los depredadores sexuales. Por la inmadurez que tienen, porque no han tenido unas experiencias de vida, son más propensos a situaciones muy delicadas que pudieran provocar traumas”, indica.

La psicóloga clínica ofrece algunos consejos:

  1. Ten apertura y da la oportunidad para el diálogo. Si se cierran los canales de comunicación, se torna más difícil el manejo de la situación y, como consecuencia, se forma un joven más rebelde, que, incluso, se deprime y se escondenpara  manejar su situación porque lo que recibe en su hogar es desaprobación.
  2. Edúcate, aprende a ser paciente y respetuoso con la información que te está dando el menor.
  3. Cuida todo gesto o expresión que pueda transmitir un mensaje de desaprobación y de crítica, pues esto cerraría el canal de comunicación.
  4. No des respuestas de críticas o de desaprobación. En esta etapa es cuando necesita recibir mayor apoyo de sus padres y va a necesitar dirección, aún cuando no veas su estilo de vida como el más correcto o el más saludable.
  5. Trabaja con tus prejuicios y creencias, y parte desde qué es lo mejor para tu hijo. Él necesita ser escuchado y tú necesitas saber qué es lo que pasa por su mente y a qué cosas se está exponiendo.
  6. Supervisa muy de cerca, respetando la privacidad, porque también el niño tiene derecho a cierto nivel de privacidad, pero con la supervisión directa de los padres para el uso adecuado de las redes. De esta manera, lo protege.
  7. Sé cuidadoso en tus mensajes acerca del asunto de la identidad sexual. Ahí es donde traemos el trauma, la raíz y un sinnúmero de situaciones que, eventualmente, desencadenan en una problemática mayor.
  8. Aunque estés en desacuerdo, escucha de manera respetuosa y trabaja con tus propios prejuicios y creencias. Por ejemplo, cuando viene con un discurso, no solo de la sexualidad, sino de igualdad y equidad, a veces los padres traen de inmediato la desaprobación. No lo minimice y evita expresiones inapropiadas y dañinas, tales como: “¿Qué sabes tú? Si tú eres muy inmaduro”, “Tú estás muy chiquito, ¿de qué estás hablando?”.
  9. Es un error asumir que tienes que enderezar la sexualidad o preferencia sexual de tu hijo o hija.
  10. Trata el asunto de los gustos por otras personas, según su etapa, y orientarlos sin distinción de la preferencia sexual o de cuál sea la atracción de tu hijo o hija en ese momento.
  11. Ponle límites saludables y exhórtalo al análisis, a que se cuestione a sí mismo.
  12. Si sientes que realmente se te está haciendo difícil la situación, busca orientación y ayuda de un profesional que esté capacitado y trabaje con este tipo de situación.
  • Compartir esta nota:

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba