Loader
Sigue las recomendaciones

Jugar es aprender

Conoce los juguetes apropiados para cada edad

Photo
El juego permite que el niño experimente nuevas formas de solucionar problemas y aprender destrezas para su vida como adulto. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Se acerca la Navidad y muchos niños ya están preparando sus cartas para Santa Claus y para los Tres Reyes Magos, pidiéndoles  los juguetes que quieren que les traigan en esta temporada. Como padres, abuelos y tíos, debemos ayudar a Santa y a los Reyes a que les regalen a nuestros pequeños,  aquellos juguetes que vayan de acuerdo a su edad, que sean seguros  y que les ayuden en su desarrollo integral. 

Rosalie Negrón Dávila, terapeuta ocupacional explica que los juegos y los juguetes son importantes, ya que por medio de estos es que los niños van a desarrollar las habilidades y destrezas necesarias para su crecimiento físico, social y emocional.  

“Desde que el niño es bebé, se siente atraído por el juego. A través de este, aprende a conocer todo lo que ocurre a su alrededor y comienza a conocerse a sí mismo. Los padres o encargados deben exponer a los niños a diferentes juegos”, afirma. 

Además, dice la terapeuta ocupacional, el juego permite que el niño experimente nuevas formas de solucionar problemas y aprender destrezas para su vida como adulto. “La evidencia científica demuestra que los niños que participan y llevan a cabo juegos adecuado según su etapa de desarrollo, tienen un mejor desarrollo físico, mental, emocional y cognitivo. También experimentan mayores logros en el área académica y desarrollan hábitos saludables”, sostiene. 

Los beneficios del juego, son indiscutibles, promueven el crecimiento y desarrollo por medio del movimiento y la exploración. 
Señala Negrón Dávila que los juegos y juguetes de los niños, deben tener la finalidad de desarrollar destrezas, entre éstas: la coordinación motora, integración bilateral, percepción visual, destrezas visuales/oculomotoras esquema corporal. Además, se fomenta la planificación y solución de problemas, destrezas sociales, madurez emocional y destrezas del habla y lenguaje. “Todas las antes mencionadas son necesarias para la adquisición y desarrollo de habilidades escolares y de vida independiente”, recalca.  

“El desarrollo de los infantes y niños no es lineal, sino multidireccional y multidimensional. Para que un niño logre un desarrollo óptimo, se le debe exponer a una gran variedad de experiencias, ricas en estímulos sensoriales y de movimiento, que sean de interés para el niño y que fomente la interacción con sus pares y otras personas”,  expone.  

Advierte la experta que, si a un niño solo se le expone a estar jugando con juegos electrónicos, se limita su exposición a destrezas necesarias para su desarrollo. “De ahí la importancia de que el niño se exponga a juegos al aire libre y a juegos con sus pares, entre otros . No se debe limitar a estar frente a una computadora o con un celular en mano  todo el día”, agrega Negrón Dávila.

Así que, como padre o adulto, dígale a Santa y a los Reyes que, a  la hora de escoger un juguete debe considerar si este es divertido , seguro, si provee experiencias que estimulen los sentidos,  si provee oportunidad de movimiento, si facilita la solución de problemas y si provee para la interacción social al niño. 

Cuándo consultar a un terapeuta ocupacional
Por otro lado, Luz E. Vázquez Vázquez, también terapeuta ocupacional, plantea  que  si un  padre o tutor, observa que su hijo tiene alguna dificultad para realizar actividades cotidianas o educativas, no tiene las destrezas para su edad para manipular un juego,  debe recurrir a un terapeuta ocupacional. 

“Cuando recibimos al niño le hacemos una evaluación formal, para identificar las áreas que están en desventajas o rezago. De ahí se procede a trabajar sobre ellas, ya sea por medio de intervención directa con el niño o por consultoría, que es dar orientación a los padres y maestros sobre el manejo de las dificultades del niño”, detalla Vázquez.  

El terapeuta ocupacional analiza las actividades que realiza el niño, tomando en consideración su etapa en que se encuentra, para recomendar juguetes y juegos que fomenten su desarrollo.

Infantes andarines (0-3 años)
En esta etapa, recomienda la terapeuta ocupacional, se le deben dar a los niños juegos y actividades que promuevan destrezas manipulativas, seguimiento visual y coordinación ojo-mano (miro, alcanzo, sostengo y manipulo).

“Los juguetes deben ser coloridos, para que llamen la atención del niño de forma visual y que no contengan piezas pequeñas, como canicas o tapitas de botellas, que representen peligro de  atragantamiento para el menor”, advierte.

Entre los juguetes recomendados para esta etapa están: 

  • los que tienen luces y sonidos 
  • los que faciliten el juego vocal como emitir sonidos, cantar y hablar
  • los que fomente el movimiento en diferentes posiciones: boca arriba, boca abajo, de lado y sentado 
  • los que fomenten que el niño logre llevar los brazos a línea media 
  • juguetes para apretar, rasgar, tirar 
  • espejos (son especiales, no son de cristal)
  • libros de carpeta dura o de tela
  • maracas 
  • bloques de plástico, cartón duro o tela, de diversos tamaños y texturas 
  • bolas de texturas 
  • columpios/hamacas
  • juegos imaginativos (como marionetas y juegos de roles donde se pueda vestir de diferentes personajes y ayuden a desarrollar la imaginación del niño)
  • juegos manipulativos

Etapa Preescolar (3-5 años) 
“En esta etapa se debe exponer a los niños a juegos y actividades que promuevan destrezas de habilidad manual, coordinación ojo mano, integración visomotora, procesamiento perceptual visual (clasificar por categorías, memoria visual y figura/Fondo) y memoria auditiva. También, se busca promover la interacción entre pares y aprender conductas sociales”, manifiesta Negrón Dávila.

Algunos juguetes y juegos recomendados para los niños preescolares están: 

  • Marionetas
  • Carros, trenes y aviones
  • Juegos de imitación
  • Disfraces y vestuarios
  • Rompecabezas
  • Juegos manipulativos como “Mr. Potato”, plasticina y “Lego”
  • Manualidades. Juegos con diferentes texturas como pintura de mano, arena, barro, etc. 
  • Libros de colorear, de actividades y de trazado
  • Crayolas/marcadores/tizas 
  • Juegos de mesa- “Memory” y “Connect Four”
  • Juegos de patio: triciclos, bicicletas, patines 
  • y patinetas, columpios, hamacas, chorreras, trampolín, caja de arena 

Escolares (6-12 años)
“En esta etapa lo que queremos es promover en ellos, son destrezas de socialización, hábitos de trabajo y de solución de problemas, donde aprendan a analizar una situación en particular y puedan identificar alternativas para solucionarla o lograr algún propósito particular. También, se busca que logren madurez de las destrezas motoras finas y amplias, perceptuales, planeo motor (iniciar, completar tareas y esperar turnos)”, subraya la terapeuta ocupacional. 

Entre los juegos y juguetes recomendados están: 

  • Juegos colaborativos/grupales
  • Juegos de mesa 
  • Juegos de
  •  ensamblaje 
  • Manualidades 
  • Juegos de patio como baloncesto, pelota, bola, bicicleta, patineta y trampolín

Para información sobre este tema, visita el Colegio de Profesionales de Terapia Ocupacional de Puerto Rico (CPTOPR)  www.cptopr.org. 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba