Loader
La clave es poner el corazón

La fiesta corre por las venas de Verónica Cordero

Como payasa y experta en protocolo, la fémina ha hecho de la tecnología su mayor aliada para compartir su conocimiento

Photo
Verónica Cordero es la payasita Trencitas. (Suministrada)
  • Compartir esta nota:

A Verónica Cordero se le hace imposible ir a una fiesta y quedarse sentada de manera tranquila. Para ella, una buena reunión social debe estar llena de diversión y convertirse en uno de esos momentos que cuando los recuerdas años después te arranquen una buena sonrisa por lo bien que lo pasaste.

Y es que, entre las experiencias vividas desde niña como hija de una payasa, oficio que aprendió con el paso del tiempo, y sus conocimientos como experta en relaciones públicas y protocolo, áreas en las que se formó como profesional, Cordero sabe cómo hacer que los invitados se lleven un grato recuerdo de cada actividad.

Photo
Cordero sabe cómo hacer que los invitados se lleven un grato recuerdo de cada actividad. (Suministrada)

“Crecí en fiestas porque mi mamá era maestra, pero también era payasa, animaba fiestas y hacía bizcochos. Nos llevaba a mi hermano y a mí a las fiestas y de tanto acompañarla, nos interesamos al punto de que mi hermano y yo nos convertimos en payasos”, recuerda.

Cordero tenía solo cinco años cuando se convirtió en la payasa Trencitas, hija de la payasa Torombola y hermana del payaso Che Pepe. Recuerda cómo su mamá comenzó en el oficio de entretener, pintando su rostro con maquillaje para Halloween que vendían en la farmacia y cuyo resultado no era el más bonito, hasta que conoció a un payaso profesional que la guió y así tanto ella, como sus hijos, fueron mejorando su aspecto.

Algo que siempre estuvo claro desde el principio fue el talento de los tres para convertir la actividad más aburrida en una fiesta divertida, llena de juegos y risas.

La clave de una buena fiesta es ponerle el corazón, ser un buen anfitrión que ejecutes el protocolo, pero que también tengas un grupo de amigos en quién delegar y que puedas disfrutar. Siempre debes apostar por la animación para que la gente se lleve un recuerdo bonito”, comenta la mujer de 36 años.

Aunque la payasa Trencitas siempre ha estado presente en su vida, ha habido momentos en los que ha salido menos. Por ejemplo, luego de estudiar publicidad y relaciones públicas en Puerto Rico, Cordero se fue a España a hacer una maestría en protocolo y luego trabajó por un tiempo en la ciudad de Nueva York.

Con Agatha Ruiz de la Prada

En su estadía en España y Estados Unidos, se dedicó más a su trabajo para la firma de Agatha Ruiz de la Prada. Recuerda que conoció a la diseñadora española en una visita que esta hizo a la isla y el gusto de ambas por los colores vibrantes fue como un imán que las atrajo a ambas.

“Cuando me fui a España pude trabajar con ella. Allí aprendí la organización de eventos de moda, pude colaborar en su departamento de comunicaciones y luego hice la tesis de mi maestría sobre el protocolo en los desfiles de moda. Trabajé con ella en Nueva York y regresé a Puerto Rico, donde trabajé con una firma organizando actividades. En ese tiempo dejé a un lado mi trabajo de payasa”, comenta.

Cordero también trabajó como directora de eventos del grupo Atención Atención por siete años y fue la gerente a cargo de desarrollar el “Atención Atención Playground”, en San Patricio Plaza, en Guaynabo.

Trencitas se va a las redes

Durante ese tiempo se casó con un italiano y llegó a su vida su hijo Emiliano, pero la vida dio un giro en el 2017. Para esas fechas viajó con su familia a Italia para bautizar al niño con pasaje de regreso para el 21 de septiembre, día en que el huracán María azotó la isla.

La falta de comunicación con los familiares y la crisis que vivió Puerto Rico en esos meses llevaron a Cordero y a su esposo tomar la decisión de quedarse viviendo en la ciudad de Sarono, a las afueras de Milán.

Esta decisión representó que Cordero se quedara en casa, cuidando a su hijo, en ese entonces de seis meses de nacido.

Fue entonces cuando Cordero desempolvó su vestido de payasa y comenzó un proyecto que la ha acercado a toda una comunidad virtual de padres, no solo de Puerto Rico, sino de otros mercados hispanos, a través de un canal de YouTube y una página de Facebook llamada Mommy Party Expert.

A través de estas plataformas comparte contenido relacionado con la planificación de fiestas infantiles divertidas y exitosas.

Es lo que me ha permitido cuidar de mi nene y estar en casa. Me surgió la idea de abrir una comunidad virtual y comencé a buscar en YouTube de cómo hacer videos como payasita. Ahora grabo mis vídeos y los subo porque lo que quiero es enseñar la organización de eventos infantiles”, explica.

Aunque viajaba todos los años a Italia a visitar a la familia de su esposo, no fue hasta que le tocó a vivir allá que comenzó a comparar la manera en la que los italianos celebran las fiestas de manera más sosegada versus el bullicio de los boricuas.

“Para mí es bien difícil aquí en Italia y ver su formalidad en las fiestas. Lo veo de manera jocosa, pero a veces quiero animar las fiestas y miro alrededor a ver lo que puedo hacer. A través de mi vida, esté de payasa o no, soy la que busca que todos se integren. De mi mamá aprendí a crear memorias, a jugar en los cumpleaños hasta terminar cansados. Ojalá pueda transmitir eso, aunque esté lejos de mi isla y espero que se motiven”, menciona.

No obstante, ahora que lleva un año y medio en Italia, Cordero ha visto la necesidad de ampliar su proyecto con más vídeos en italiano y en inglés.

“El próximo paso -tanto para la payasita Trencitas como para Mommy Party Expert- es crear contenido en italiano y en inglés. Hay muchas áreas de oportunidad, sobre todo en el mercado de Italia porque las decoraciones y el tipo de celebración americano está teniendo mucho auge. En esta parte de Italia son más protocolares, pero cada vez se están dando más la tendencia de los Candy Bars y los animadores en las fiestas”, adelanta.

Para Cordero, estos proyectos la hacen sentirse cerca de su tierra y también le permiten mostrarle a Emiliano las tradiciones con las que creció. Por eso, siempre lo integra en las grabaciones de sus vídeos y se esfuerza porque su niñez esté llena de juegos y diversión.

“Acá en Italia llevo a Emiliano al parque y ya tengo varios seguidores cuando vamos a jugar. Los nenes me preguntan por qué no viniste ayer, porque llevo burbujas, chiringas y juguetes para crear en mi hijo memorias felices”, concluye.

Tips para una buena fiesta

A continuación, Cordero ofrece cinco consejos para que tu próxima actividad sea estupenda.

Planifica. Una vez establezcas presupuesto, el lugar, el  tema, la lista de invitados,  los suplidores y te pongas manos a la obra con las compras, te recomiendo que escribas una lista de expectativas. Luego piensa en un grupo de personas que te ayudarán a llevarlo a cabo. Si deseas puedes hacerlo en forma de “run -down” y detallar todas tus actividades por hora.

Decora. Una linda ambientación complementa la celebración, si añades creatividad será especial, pero si olvidas la música... la alegría tardará en llegar.

Diviértete en el proceso. A los boricuas nos gustan los embelecos, pero recuerda que la decoración no lo es todo. Céntrate en la alegría de tener a la familia y amigos en un solo lugar. 

Disfruta. Las fiestas son para celebrar la vida, los pequeños y grandes momentos. Si cuentas con familia y amigos que te ayuden podrás disfrutar y el estrés olvidar.

Recuerda y vive. Si quieres recordar ese gran día, seleccionando un fotógrafo o videógrafo o al menos no olvides crear un #hashtag para tener hermosos detalles de tu fiesta.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba