Loader
Sueño infantil

Los bebés duermen más cuando lo hacen en su propio dormitorio

Es importante establecer rutinas de sueño que favorezcan un buen dormir desde temprana edad.

  • Por El Mercurio / GDA
  • 07 JUN. 2017 - 2:42 PM
Photo
Compartir habitación puede resultar en respuestas innecesarias de los padres ante los despertares del lactante o a expectativas de este de recibir atención, generando menos sueño para el niño y los padres.
  • Compartir esta nota:

Sin embargo, en un artículo publicado en la revista Pediatrics, de la AAP, investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania señalan que prolongar la estadía del lactante en la misma pieza más allá de los seis meses puede tener "consecuencias potencialmente importantes", tanto para el niño como para la madre, al afectar la calidad del sueño y su duración.

Photo
Rango normal

Tras encuestar a 230 madres, los investigadores determinaron que los niños que dormían solos desde los cuatro meses o antes, lo hacían 40 minutos más que los que compartían habitación con sus padres, y 26 minutos más que los que habían pasado a su propia habitación después de los cuatro meses.

"Un sueño inadecuado afecta casi todos los ámbitos de la salud, incluyendo la regulación emocional, ánimo y conducta en infantes y niños. Esto y compartir la pieza, se asocia a sueño inadecuado más adelante en la niñez", dicen los autores, enfatizando que "compartir habitación puede resultar en respuestas innecesarias de los padres ante los despertares del lactante o a expectativas de este de recibir atención, generando menos sueño para el niño y los padres".

Agregan que su "hallazgo más problemático" es que los bebés que a los 4 meses dormían con sus padres tenían sobre cuatro veces más probabilidad de que estos los llevaran a su propia cama en la noche, una conducta que se asocia a mayor riesgo de muerte por aplastamiento o asfixia.

En un comentario en la misma revista, la pediatra Rachel Moon, de la Universidad de Virginia, argumenta que si bien "las diferencias en el tiempo de sueño son importantes, particularmente para padres exhaustos, el objetivo primario será siempre minimizar el riesgo de muerte súbita y otras muertes asociadas al sueño infantil".

Para el doctor Humberto Soriano, presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría, esos tiempos extra de sueño "no son significativos desde el punto de vista clínico y caen en un rango de variabilidad normal entre los niños", por lo que no justificarían cambiar la recomendación de tener al bebé en su cuna dentro de la misma habitación hasta los seis meses, facilitando de paso la lactancia.

Ambos pediatras consideran más relevante establecer rutinas de sueño que favorezcan un buen dormir. Esto, dicen, mejora el sueño de los padres y reduce la posibilidad de terminar llevando al bebé a la propia cama.

Preparar la cama

La doctora Moon califica como "preocupante" el que la madre se duerma con el bebé en su cama, por lo que llama a los padres a prepararse "proactivamente" ante esa posibilidad, sacando de esta "almohadas, frazadas y ropa de cama suave". Soriano agrega que "el mayor riesgo de muerte súbita ocurre al acostar al bebé boca abajo. Por eso, es importante que duerma mirando hacia arriba, sin colchas sueltas ni almohadas blandas".

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba