Loader
No dejes que afecte tu relación

Cuando compartir la cama con tu mascota causa problemas de pareja

Conoce qué debes hacer si no te sientes a gusto compartiendo la cama con tu pareja y tu perro

Photo
Tanto la pareja como la mascota son importantes, por lo cual se deben establecer límites y acuerdos. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Luisa y Jorge llevan pocos meses de matrimonio, no tiene hijos y ya comparte su cama con un extraño que tiene cuatro patas y fue rescatado por la pareja a pocas semanas de haberse casado. Desde el inicio, ambos acordaron que el perro se mantendría lejos de los muebles y, sobre todo, de la cama. Pero, la emoción de ver crecer al cachorro ha hecho que Luisa rompa las reglas establecidas y lo deje dormir con ellos.

Al principio a Jorge no le molestaba, pero ha llegado el punto de que ha despertado a media noche al filo de la cama, lo que ha provocado incomodidad en la pareja y no es para menos, pues son las horas de sueño las que regeneran las células, permiten que la mente descanse y que el cuerpo se relaje.

La psicóloga clínica Jennifer Fuentes señala que se trata de una situación que resulta más común de lo que se cree.

“Partiendo de la premisa que una pareja se compone de dos integrantes sería más beneficioso que la cama sea compartida única y exclusivamente por ambos humanos. No obstante, de haber alguna discrepancia en la manera de pensar sería beneficioso lograr una negociación efectiva. Tanto la pareja como la mascota son importantes, por lo cual se deben establecer límites y acuerdos para la convivencia saludable”, señaló Fuentes.

Si decides ponerle punto final a la situación, debes dialogarlo con tu pareja. Lo ideal es que esta conversación en la que expreses tu incomodidad se desarrolle en un momento en el que ambos estén calmados y no en medio de una discusión, pues se trata de llegar a un acuerdo, no de ocasionar un problema mayor.

Deben establecer límites y acuerdos para la relocalización de la mascota en una cama aparte al lado del dueño con lo cual tiene apego. Si desean, también se deben estipular horarios y momentos en los cuales la mascota pueda estar en la cama y horarios en las cuales el animal se habitúe a dormir solo en el área designada.

“Si el apego hacia la mascota afecta directamente la relación de pareja, pudiese ser necesario buscar ayuda profesional”, añadió Fuentes.

Una vez se toma la decisión en pareja, se debe tomar acción. Lo más prudente es que se le coloque un leash corto a la hora de dormir y una cama especial para él del lado de la cama en el que duermen sus dueños, recomendó el entrenador de perros Yoaciel Cristóbal, propietario de Pawmily.

Si el perro muestra mucha ansiedad, se puede comenzar a poner una jaula de ese mismo lado.

“Se mantiene con el leash hasta que cree el hábito. Según la repetición del ser humano, la consistencia y la seriedad, esa rutina puede tomar entre tres y siete días. Ambas personas deben estar en la misma posición de autoridad, porque de no ser así se crea confusión en el animal”, sugirió el experto.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba