Loader
Trucos caseros

Quita la oxidación de las superficies

La humedad en las superficies metálicas, el uso continuo y la falta de cuidados producen la oxidación que afecta a muchos objetos, que en muchas ocasiones terminan en la basura

  • Por El Universal / GDA
  • 04 JUN. 2020 - 09:30 AM
Photo
Algunos botes de metal u otros objetos metálicos dejan manchas de óxido en el piso que parecen imposibles de quitar. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

La humedad en las superficies metálicas, el uso continuo y la falta de cuidados producen la oxidación que afecta a muchos objetos, que en muchas ocasiones terminan en la basura.

Pero hay que pensar que no es necesario desechar los objetos. Existen trucos que facilitan su limpieza y lo mejor es que podemos hacerlo con productos caseros.

Óxido en tela

Aunque suene raro, la tela puede mancharse con óxido, pero cuanto más rápido se elimine, menos oportunidad tendrá de extenderse.

Ingredientes caseros seguros de utilizar y bastante efectivos: detergente para platos más agua tibia. En un vaso con agua tibia agrega una cucharada de detergente para platos, pero asegúrate que éste no tenga cloro. Aplica sobre el área manchada y deja actuar durante 5 minutos. Enjuaga con agua fría.

Óxido en el piso

Algunos potes o envases de metal u otros objetos metálicos dejan manchas de óxido en el piso que parecen imposibles de quitar. Mezcla 3 cucharadas de vinagre blanco, más 3 cucharadas de jugo de limón, más 1 cucharada de detergente para trastes. Frota la solución en la mancha y deja actuar toda la noche. Por la mañana, limpia con agua tibia mientras frotas con un cepillo. Así recuperan la apariencia natural.

Si el piso es de cerámica o porcelanato, puedes hacer una pasta con dos cucharadas de bicarbonato de sodio y una cucharada de agua. Frota la mancha con la pasta y talla con un cepillo de dientes que ya no necesites. Déjalo reposar por 15 minutos y después realiza tu rutina normal de limpieza.

Óxido en objetos de metal

Para todos los demás objetos oxidados en casa, vierte una capa gruesa de salsa de tomate en el objeto y déjala actuar por 24 horas. Limpia con agua tibia mientras frotas con una esponja. Recuerda secar muy bien.

 

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba