Loader
Consejos prácticos

Remedios caseros y naturales para combatir pulgas y garrapatas en tus mascotas

Con el calor comienzan los problemas para muchos animales, pero es posible controlarlos, especialmente si los métodos carecen de efectos secundarios

  • Por El Universal / GDA
  • 09 NOV. 2019 - 07:00 AM
Photo
Los revolcones sobre pasto o tierra exponen a tus mascotas a las pulgas y las garrapatas. (Mylene2401 / Pixabay)
  • Compartir esta nota:

El clima cálido alegra el ambiente, pero, para quienes tienen mascotas también alza una alerta pues el alza en las temperaturas incrementa la presencia de pulgas y garrapatas.

Para la mayoría de las personas, la solución es sencilla: compras tu antipulgas, se lo aplicas a tu mascota y punto. Por lo general, las pastillas, pipetas o collares que comúnmente se usan tienen buenos resultados. Sin embargo, hay quienes prefieren la ruta natural y proponen métodos alternativos que podrían ser tan efectivos como los convencionales, solo que con menos efectos colaterales.

La doctora Karen Shaw Becker de Healthy Pets es una médico veterinaria proactiva en bienestar integral de los animales. Ella ha diseñado una lista de recomendaciones y recetas naturales para ayudar a prevenir y tratar la picadura de pulgas y garrapatas.

Así como la gran mayoría de personas que apuestan por la ruta natural, Shaw Becker también considera que el mejor aliado de nuestra salud es una dieta balanceada, fresca, natural y adecuada para cada especie. Eso ayudará a que tenga un sistema inmunológico óptimo y la batalla contra pulgas y garrapatas no es la excepción.

Otra serie de recomendaciones es eliminar factores que puedan afectar el sistema inmune de tu mascota como mala calidad del agua, vacunas innecesarias, camas que contengan elementos químicos tóxicos como limpiadores o PBDE (retardantes de llama), así como también productos químicos para el jardín o la presencia de campos electromagnéticos generados por dispositivos eléctricos en el hogar.

En cuanto a alternativas seguras y no tóxicas para perros en el control de pulgas y garrapatas libres de efectos secundarios, Shaw Becker recomienda lo siguiente:

- Aceite de cedro para mascotas.

- Tierra de diatomeas natural (también conocida como tierra blanca) de grado alimenticio, tópica.

- Un cuarto de cucharadita de ajo fresco recién picado por cada 15 libras de peso corporal.

- El baño y cepillado regular es fundamental. Ello permite revisar todo el cuerpo para verificar la actividad del parásito. Si tu perro pasa mucho tiempo en exteriores, debes de prestar mayor atención.

- Los peines para pulgas y garrapatas para exfoliar naturalmente la piel de tu mascota son muy buenos pues ayuda eliminar o exponer los insectos.

- Asegúrate de que tu casa no atraiga a estos insectos.

Una receta casera que sirve como disuasivo de insectos es mezclar 1 taza de agua pura con media taza de vinagre de sidra de manzana orgánico sin filtrar y 10 gotas de aceite de neem. También se puede agregar 5 gotas de aceite de limón, hierba de limón, eucalipto o geranio.

Rociar la mezcla sobre el cuerpo de tu perro antes de cada paseo. Aplicarlo cada 4 horas, pues es el tiempo aproximado en el que los aceites se disipan.

- El aceite de hierba gatera también se puede usar como un disuasivo de insectos. Ha demostrado ser tan efectivo como la dietiltoluamida (DEET), el aerosol para mosquitos y garrapatas que usan los humanos y que, además, tiene una serie de efectos secundarios tóxicos.

- Puedes conservar tus disuasivo de plagas caseros en el refrigerador.

Las pulgas

Las pulgas se alimentan de la sangre y su picadura puede provocar irritación y alergias en la piel, siendo la picazón el principal síntoma. Es muy común en los perros. Las pulgas también pueden transmitir tenias (parásitos) y pueden causar anemia. Su población empieza a multiplicarse en temperaturas entre 64°F y 79°F, así como también humedad entre 75% y 85%.

Las garrapatas

La garrapata es un ácaro que al picar a un humano o animal puede transmitir enfermedades muy serias, y hasta mortales, como erliquia, tularemia, anaplasmosis, babesiosis, enfermedad de Lyme, entre otras.

Se recomienda realizar análisis de sangre preventivos al menos dos veces al año.

*Este artículo fue realizado con información publicada por la Dra. Karen Shaw Becker en la página mascotas.mercola.com.

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba