Loader
Situación actual de los perros

Un cambio por nuestros realengos

El país se beneficiaría del trabajo en conjunto de las organizaciones que trabajan para atender a los animales en las calles

Photo
Marjoline Schoe, Elcke Van Dermeer y Yuri Den Haring, del Animal Ambulance Service Utrecht, hablaron sobre cómo Holanda atendió el tema de los perros abandonados.
  • Compartir esta nota:

En Holanda, cada persona que decide tener un perro de mascota tiene que asumir varias responsabilidades. Una de ellas es colocarle al animal un dispositivo (microchip) en el que se encuentra su nombre y dirección. A través de este mecanismo las autoridades o las organizaciones que trabajan para proteger los derechos de los canes pueden tomar acción si se pierden o los abandonan.

Medidas como esta han logrado que Holanda sea un país libre de un problema de salud pública que os en las calles. No fue un logro fácil y tomó muchos años, pero al cabo de varias décadas el país europeo logró establecer también otras leyes e iniciativas a beneficio de los animales. Fue en el 1800 que Holanda enfrentó una grave crisis de salud pública a causa de una epidemia de rabia. Muchas personas se contagiaron y echaron sus perros a la calle, lo cual empeoró la situación.  

Jorge Mercado, director del Movimiento Social Pro Bienestar Animal, indicó que para 1975, particularmente gracias al interés de la reina Sofía de Holanda, el país empezó a tomar acciones contundentes para proteger a los animales, ofrecerles un trato digno y enfrentar de manera sensible la sobrepoblación de perros. 

“Las organizaciones de bienestar animal, la empresa privada y el gobierno establecieron estrategias. Se unieron y establecieron que era importante hacer esterilizaciones masivas, no solo a los perros con guardianes sino a los que estaban en las calles”, indicó Mercado, organizador del conversatorio “El caso de Holanda: un país compasivo con sus animales”, celebrado en Ponce el 22 de mayo y en Guaynabo el 25 de mayo. 

En la actividad participaron Elcke Van Dermeer y Marjoline Schoe, miembros de la Junta de Directores del Animal Ambulance Service Utrecht. También estuvo Yuri Den Haring, exvoluntario de la organización. 

El grupo conversó con el público acerca de cómo el país maneja la situación de los perros y los animales en general, ya que actualmente en Holanda el reto mayor es manejar a las especies exóticas y a los gatos. 

Además del registro de mascotas que se mantiene gracias a la información en los dispositivos que se le colocan a los perros, Holanda estableció el servicio de ambulancia para los animales, que manejan 91 organizaciones autosuficientes. Entre las funciones de estas ambulancias está transportar animales a recibir asistencia veterinaria y recoger a los animales perdidos o abandonados a refugios. Durante los primeros 14 días el estado asume el costo de atender a los animales. Luego de ese periodo, si el dueño no puede ser localizado, se traslada  a otra instalación donde se convierte en un candidato para adopción. 

La cuestión del abandono de perros se controló con una legislación que le impuso consecuencias a las personas que abandonaran a sus perros, planes educativos y esterilización”, explicó Mercado. 

Actualmente, para atender el problema de los gatos en las calles, el país trabaja con una estrategia de tres pasos: atrapar, esterilizar y soltar. 
Al igual que en Puerto Rico, se prohíbe la venta de animales domésticos en las tiendas. 

Vandermeer y Schoe opinaron que Puerto Rico se beneficiaría del trabajo en conjunto de las organizaciones que trabajan para atender a los animales en las calles. 

Mercado, por su parte, destacó que el Departamento de Salud, a través de la Oficina Estatal para el Control de Animales, el Movimiento Social Pro Bienestar Animal y el Colegio de Veterinarios están trabajando en la creación de una página de internet que contendrá información y cifras sobre los animales, por ejemplo, cifras de perros adoptados, abandonados, sacrificados y más.

Además, en conjunto con el Departamento de Educación, la organización realiza el adiestramiento “Respeto a toda forma de vida” en las escuelas. Hasta la fecha, se han beneficiado del mismo más de 1,000 maestros y 150 estudiantes que servirán de mentores para sus pares.

Medidas importantes 

  • Colocar un microchip a todos los perros con la información personal de sus dueños. 
  • Esterilización a todos los perros, con o sin dueño.
  • Orientación a la ciudadanía sobre el trato sensible a los animales.
  • Multas por el abandono de animales. 
  • Un sistema de ambulancias se encarga de recoger los perros para trasladar a los perros a los albergues o de vuelta a sus dueños. 
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba