Loader
Retrasa y prevén las complicaciones

15 estrategias efectivas para evitar las complicaciones de la diabetes

Sigue las recomendaciones prácticas para que optimices tu plan de cuidado

Photo
Aproximadamente, 550,000 personas en la isla viven con diabetes, mientras que otras 500,000 desconocen que tienen la enfermedad. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

De acuerdo a la versión más reciente del Atlas Mundial de la Diabetes, publicado por la Fundación Internacional de Diabetes, la prevalencia de esta enfermedad en adultos entre las edades de 20 a 79 años en la isla se colocó en 15.4, mientras que la proyección para el 2045 estima que aumentará a 18.5. Por su parte, la Asociación Puertorriqueña de Diabetes (APD) establece que, aproximadamente, 550,000 personas en la isla viven con diabetes, mientras que otras 500,000 desconocen que tienen la enfermedad.

Si bien se ha avanzado mucho en cuanto al manejo de la condición en los últimos años y las tasas de muchas de las complicaciones graves de la enfermedad han disminuido, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) han señalado que, debido a que las complicaciones de la diabetes comparten los mismos factores de riesgo, el cuadro de la enfermedad puede empeorar.

Sobre este particular, los CDC explican que, por ejemplo, algunas personas con diabetes también tienen hipertensión, lo cual, a su vez, empeora las enfermedades de los ojos y de los riñones. De otra parte, explican que la diabetes tiende a disminuir el colesterol bueno (LAD) y a elevar los triglicéridos y el colesterol malo (LBD), lo que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca y aumentar el riesgo de tener un accidente cerebrovascular, mientras que fumar duplica el riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca. Es evidente que se desencadena una peligrosa cascada que puede afectar gravemente la salud.

“Si vives con diabetes, manejarla bien, incluye el diseño de un plan de alimentación saludable, las visitas a todos sus médicos, la práctica regular de ejercicio, la administración diaria de insulina o medicamentos orales y el manejo de emociones”, señala la educadora en diabetes en adiestramiento Adia C. Aponte, quien, desde la APD destaca que “solo a través del autocontrol y el buen manejo de la condición se consigue prevenir o retrasar las complicaciones típicas de la diabetes”. Estas incluyen: problemas en los riñones (diálisis), enfermedades cardíacas, disfunción sexual o problemas en los pies (amputaciones), en los ojos (retinopatía, ceguera) o en la boca.

El primer paso

El doctor Jorge de Jesús, endocrinólogo, indica que el primer paso, luego del diagnóstico de la diabetes, es realizar cambios en los estilos de vida que comienzan con ajustes en la dieta y añadir la actividad física en tu rutina diaria.

“Los ejercicios y la alimentación son importantes”, advierte el endocrinólogo, quien agrega que debes “ajustarte la cintura”. Esto significa que esta no debe medir más de 35 pulgadas en la mujer y 40 en el hombre, pues la grasa abdominal o visceral “es tóxica, es veneno que va directo al corazón”.

Esencial el control de la glucosa

Debido a que la diabetes dura toda la vida, es importante manejarla adecuadamente. No hacerlo puede ocasionar daños al organismo que incluyen, según los CDC:

  • Enfermedad de los vasos sanguíneos mayores que causa enfermedades del corazón, derrame cerebral o gangrena.
  • Problemas con los nervios de las piernas, los brazos, las manos o de los órganos internos u Enfermedad de las encías.

Por su parte, Aponte añade que el surgimiento de nuevas investigaciones, tecnologías y tratamientos pueden mejorar la salud y el bienestar de las personas que viven con diabetes, por lo que tomar las debidas precauciones puede ayudar a retrasar y hasta prevenir las complicaciones de la diabetes.

15 recomendaciones

  1. De acuerdo con Aponte, la educación ofrecida mediante iniciativas de promoción en salud permite a las personas participar de talleres e intervenciones educativas del autocontrol de la condición para facilitar el conocimiento, las habilidades y la capacidad necesarias para el cuidado de su salud. Esta educación puede darse en entornos grupales, individuales o utilizando la tecnología.
  2. Poner énfasis en la psicología de la salud. “Esta adopta un enfoque biopsicosocial que plantea las necesidades de tratamientos personalizados e interdisciplinarios, y entiende la salud como el producto no solo de los procesos biológicos, sino también de los psicológicos, de los de comportamiento y de los procesos sociales, y cómo estos influyen en los individuos cuando toman decisiones para su salud”, explica Aponte.
  3. Según el del Programa Nacional de Educación sobre la Diabetes (PNED, adscrito a los CDC, se debe cumplir con un plan de alimentación en el que controles las calorías, los carbohidratos y las grasas. Limita, también, el sodio para controlar la presión arterial y las proteínas para proteger a los riñones. Si no has consultado con un dietista en los últimos dos años, necesitas una evaluación de su plan de alimentación. Puedes mejorar tus niveles de glucosa en la sangre y de presión arterial perdiendo de 10 a 20 libras, si tienes sobrepeso.
  4. Toda meta se logra más fácilmente si cuentas con un grupo de apoyo. “Buscar el apoyo de otros es necesario y también ayuda a alcanzar el control y el bienestar”, recomienda Aponte, quien agrega que es necesario identificar a familiares que le ayuden en el control de la diabetes, así como visitar y participar en grupos de apoyo con personas que vivan con diabetes.
  5. Toma tus medicamentos según fueron recetados. El PNED aconseja asegurarte de que el médico está enterado de todos los medicamentos que tomas, incluyendo las vitaminas y los suplementos nutricionales. Llévalos todos a cada consulta o preparar una lista con sus nombres y dosis.
  6. Visita al médico por lo menos dos veces al año. Si tienes problemas para mantener tus niveles de glucosa en la sangre bajo control, necesitarás consultas más frecuentes. Además, también debe acudir periódicamente al consultorio del dentista y al podiatra, recomienda el PNED. Aponte añade que la consulta médica integral e interdisciplinario permite un manejo más amplio y efectivo de la condición.
  7. Acude al oftalmólogo cada dos años, si tu riesgo de sufrir retinopatía (enfermedad de la vista entre diabéticos) es bajo. Si el riesgo de padecer retinopatía es alto, hazte examinar los ojos cada año.
  8. Mantener controlada la presión arterial y el colesterol es una medida que hay que considerar con el fin de evitar las complicaciones de la diabetes, replica Aponte, quien afirma que controlar la presión arterial alta puede prevenir o demorar la disfunción renal.
  9. Revísate los pies a diario para ver si tiene lesiones, manchas rojas o cualquier otro cambio. Si no puedes verte los pies, pídele a otra persona que te los examine o hazlo con la ayuda de un espejo. El daño a los nervios producido por la diabetes puede impedir que sientas el dolor, advierte el PNED. Una lesión sin tratar puede llevar a una infección y aumentar el riesgo de una amputación. En cada consulta con el médico, quítate las medias y los zapatos para que el médico te examine los pies, aunque no te lo pida.
  10. No fumes. El cigarrillo reduce el flujo de oxígeno a los tejidos y retrasa el proceso de sanación. Además, aumenta el riesgo de un ataque cardiaco, de un derrame cerebral o de alguna enfermedad de los pulmones. El uso del alcohol también debe ser limitado o excluido.
  11. Mídete el nivel de glucosa en la sangre a menudo. La vigilancia del nivel de glucosa muestra cómo los alimentos, los medicamentos, el ejercicio y el estrés te afectan. Lleva un control y busca tendencias o patrones. Si tienes dudas, consulta con tu médico endocrinólogo o con un educador en diabetes.
  12. En este aspecto, Aponte recalca que los sistemas de monitoreo de glucosa, como el sistema flash de monitoreo de glucosa no invasivo, permiten monitorear la glucosa utilizando un sensor, un lector y una aplicación de teléfono inteligente. El sensor se coloca en la parte posterior del brazo y el lector se acerca al sensor para recibir el resultado. Este tipo de sistema de una lectura continua en tiempo real y el historial de las últimas 8 horas de glucosa, lo que ayuda a identificar las tendencias bajas o altas de la glucosa, brindando información importante para el manejo de la diabetes y facilitando la toma de decisiones en los tratamientos de manejo.
  13. El uso y la aceptación de la tecnología para el control y el manejo asertivo de la diabetes es esencial. “La telemedicina como servicio de atención médica a distancia está probando ser muy efectiva y las aplicaciones digitales, en los teléfonos inteligentes, para el autocontrol de la diabetes cada vez son más solicitadas para registrar y recibir resultados glucémicos, anotar las actividades diarias para tener un control más exacto de la condición, ayudar a la adherencia al tratamiento, escribir notas sobre síntomas, anotar episodios de hipo e hiperglucemia, escribir alimentos consumidos, realizar y monitorear los ejercicios, consultar páginas virtuales con estrategias de manejo y facilitar el seguimiento de las recomendaciones médicas”, destaca Aponte.
  14. Haz ejercicio con el permiso del médico. Si no has hecho ejercicio en mucho tiempo, pídele al médico que te haga un examen físico completo antes de empezar. El ejercicio hecho con regularidad es excelente para controlar el peso y la glucosa en la sangre, dice el PNED. También reduce el riesgo de las enfermedades del corazón y de un derrame cerebral.
  15. Aprende a manejar el estrés. Buenos métodos de reducir el estrés son: respirar profundamente, hacer ejercicio, conversar con un amigo, mandarse hacer un masaje o leer un buen libro. Aponte recomienda prácticas como la meditación, el yoga, el tai chi u otras modalidades Del mismo modo, el doctor De Jesús señala que las condiciones mentales, también pasan factura. “El paciente diabético deprimido se nos muere más, pues es un paciente que tiende a cuidarse menos por olvidos o porque no le importa”, subraya.
  • Compartir esta nota:
Volver Arriba