Loader
Sigue las indicaciones

8 recomendaciones para evitar contagios durante la emergencia

Los consejos para no adquirir enfermedades infecciosas en situaciones de emergencia son las mismas que se deben seguir siempre

  • Por Redacción de Por Dentro
  • 19 ENE. 2020 - 06:55 AM
Photo
Lavarse las manos con agua limpia y jabón es la mejor manera de eliminar los gérmenes que pueden enfermarte a ti y a los demás. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Los desastres naturales pueden causar grandes daños al ambiente, la propiedad, la fauna silvestre y la salud humana. De acuerdo con los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), estos eventos pueden incluir huracanes, terremotos, tsunamis, inundaciones, tornados, derrumbes, incendios forestales, erupciones volcánicas y temperaturas extremas, debido a los cuales grandes porciones de la población pudieran ser relocalizadas en refugios, mientras se estabiliza la emergencia.

Es un hecho que, bajo estas circunstancias, las personas están a riesgo de contraer enfermedades contagiosas que pueden ser comunes en esos casos como: enfermedades diarreicas, infecciones respiratorias, leptospirosis, dengue, hepatitis viral, sarna y conjuntivitis, entre otras. Por ello, te ofrecemos varios consejos generales para evitarlas. Recuerda que, si tienes alguna lesión, te sientes enfermo o tienes mucho estrés y ansiedad, busques ayuda.

Lávate las manos 
Lavarse las manos con agua limpia y jabón es la mejor manera de eliminar los gérmenes que pueden enfermarte a ti y a los demás. Lávate las manos antes de preparar o comer alimentos, después de usar el baño, cambiar pañales o después de haber participado en actividades de limpieza. Si no tienes agua limpia ni jabón, usa un hand sanitizer con por lo menos un 60% de alcohol. Lava las manos de los niños con frecuencia (siempre antes de cada comida). De esta manera, evitarás las diarreas y los dolores estomacales que pueden surgir por períodos cortos, así como los catarros o las enfermedades respiratorias que ocurren, en ocasiones, después de un desastre natural.

Evita el contacto cercano con gente enferma 
Evita el contacto directo con personas que estén enfermas. Si estás enfermo, mantén la distancia con otras personas para evitar que también se enfermen.

Cúbrete la nariz y la boca al toser o estornudar
Cúbrete la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar para evitar que quienes se encuentren cerca de ti se enfermen. La influenza y otras enfermedades respiratorias graves, como el virus respiratorio sincitial (RSV), la tos ferina y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), se diseminan al toser, estornudar o al no lavarse bien las manos.

Evita tocarte los ojos, la nariz o la boca 
Los gérmenes a menudo se diseminan cuando una persona toca algo que está contaminado con gérmenes y luego se toca los ojos, la nariz o la boca.

Practica otros buenos hábitos de salud
Limpia y desinfecta las superficies de contacto, especialmente cuando alguien está enfermo. Recuerda lavar, también, las latas de alimentos antes de abrirlas. Duerme bien, mantente activo físicamente, controla tu estrés, bebe mucho líquido y come alimentos nutritivos.

Asegúrate de tener tus vacunas al día 
El Departamento de Salud de Puerto Rico recomienda revisar el registro de vacunas de la familia y asegurarse de que esté al día, incluyendo la vacuna del tétanos. Debido a que cada temporada de influenza es diferente y la infección por el virus de la influenza puede afectar a las personas de diferentes maneras, es importante que consideres la vacuna anual contra la influenza, pues es la mejor forma de protegerse contra esta enfermedad. No solo reduce el riesgo de enfermedad por influenza, sino también hospitalizaciones e incluso el riesgo de muertes relacionadas.
Si tienes mascotas, verifica que también tengan su placa de certificación de la vacuna antirrábica, documentos de vacunación e identificación en todo momento.

Evita las picadas de mosquitos 
Aunque, en la mayoría de los casos, los mosquitos serán una molestia, no transmitirán enfermedades. Sin embargo, en situaciones en las que tantas personas están reunidas en un mismo lugar, el contagio de enfermedades como dengue o chikunguya puede ser posible, sobre todo, si se tiene agua almacenada sin tomar las debidas precauciones, como cubrirla con tela de malla, por ejemplo.

De ser posible, protégete contra los mosquitos, usando mosquiteros. Usa pantalones largos, medias y camisas de manga larga y usa repelentes con DEET o picaridina. Evita usar DEET cerca de niños pequeños.

Prevén y trata las heridas 
Lava de inmediato todas las heridas y cortaduras con agua limpia y jabón. Mantén las heridas cubiertas con vendajes limpios y secos, que sean del tamaño adecuado para cubrirlas y contener las secreciones que se produzcan. Cambia los vendajes según sea necesario y cuando tengan secreciones a la vista. El personal de salud puede indicar si requieres tratamiento adicional (como la vacuna antitetánica). Si una herida se pone roja, se inflama o tiene secreciones, busca atención médica de inmediato.

  • Compartir esta nota:

Comentarios

    Dejar comentario
    Volver Arriba