Loader
Programa que salva vidas

A 10 años del trasplante

Conoce detalles del este programa del Centro Cardiovascular de Puerto Rico y el Caribe

Photo
Gisselle Figueroa, a la derecha, encontró el momento perfecto para contar cómo tomó la decisión de donar el corazón de su hijo. (vanessa.serra@gfrmedia.com)
  • Compartir esta nota:

El proceso de donación siempre es anónimo, pero en este caso ambas familias sentían el deseo de conocerse y lo lograron al año y medio de la donación, luego de que una amistad en común los pusiera en contacto.  

No obstante,  el encuentro de esta semana tenía un significado muy especial. Se cumplían diez años del trasplante de Tania, fecha en la que oficialmente fue dada de alta, por lo que de ahora en adelante no tiene que someterse a ciertos estudios, como la biopsia anual para evaluar el estado del corazón.

Mientras que para la madre de Antonio, Gisselle, quien hasta ahora no había querido compartir públicamente el dolor que atravesó por la pérdida de su hijo, este era el momento perfecto para contar cómo tomó la decisión de donar el  corazón de su hijo y por la oportunidad de exhortar a las personas a que se eduquen sobre la importancia de ser donantes de órganos.

El programa de trasplante de Centro Cardiovascular de Puerto Rico y el Caribe comenzó en 1999 y al presente se han realizado 161 trasplante de corazón, de esos, ocho han sido pediátricos, señala José Ramón Figueroa, director asociado de asuntos clínicos de enfermería y administrador del programa de trasplante de la institución.

Sin embargo, explica que el Hospital no tiene un programa de trasplante pediátrico. “Los hemos realizados en casos de emergencia cuando el paciente no puede viajar a los Estados Unidos debido al avance de su condición cardiaca, lo que no lo le permite viajar”. Al momento, según el ejecutivo, solo hay un paciente adulto en la lista espera para un trasplante de corazón. 

“Pero eso puede cambiar semanalmente porque mientras van concluyendo los procesos de evaluación, se toma la decisión ante un comité donde se presenta el caso”, indica Figueroa, tras resaltar que las donaciones se hacen a través de la Fundación Lifelink de Puerto Rico,  una organización sin fines de lucro dedicada a la recuperación de órganos y tejidos para trasplante. 

Es importante resaltar que la donación de órganos se hace cuando una persona tiene muerte cerebral. Si es por muerte cardiaca, la persona puede donar tejidos debido a que hay un periodo de 24 horas para el proceso de recuperación. La donación de tejidos puede beneficiar hasta 52 personas, mientras los órganos pueden salvar hasta ocho personas. 

El proceso para que una persona se convierta en donante es sencillo y hasta los menores de edad se pueden inscribir junto a sus padres. Una manera de registrarte como donante de órganos y tejidos es al renovar la licencia de conducir en un Cesco. La otra es través de la página donevidapuertorico.org. También lo puedes hacer telefónicamente en el 787-277-0900.

El Centro Cardiovascular de Puerto Rico y el Caribe

  • Comenzó en 1999 y al día de hoy se han realizado 161 trasplante de corazón; de esos, ocho han sido pediátricos.
  • La donación de órganos se hace cuando una persona tiene muerte cerebral.
  • Si es por muerte cardiaca, la persona puede donar tejidos debido a que hay un periodo de 24 horas para el proceso de recuperación. 
  • La donación de tejidos puede beneficiar hasta 52 personas; mientras los órganos pueden salvar hasta ocho personas.   

  • Compartir esta nota:
Volver Arriba